Los médicos pudieron despertar a Paula Argañaraz, la estudiante atropellada

La joven ya sabe que tuvo un accidente y pudo abrir una mano cuando se lo pidieron sus familiares. Su hermana fue a declarar.

13 Jun 2017
2

AQUÍ LA ARROLLARON. La estudiante quedó inconsciente al ser embestida por un Honda Fit en Yerba Buena. la gaceta / foto de José Nuno

Ocho días después de que la arrollara un auto en la avenida Aconquija, Paula Argañaraz abrió los ojos. Los médicos comenzaron a bajar la cantidad de sedantes que la mantenía en coma inducido y la joven no sólo despertó, sino que además pudo abrir y cerrar una mano cuando se lo pidió su familia. Según indicó Laura, su hermana, este es un gran paso para la evolución del cuadro.

“Ella apenas abre los ojitos porque continúa sedada. Además, nos explicaron que a uno lo tiene muy golpeado. Sin embargo, lo importante es que nos da respuestas. El médico nos dijo que le hablemos, que ella nos escuchaba. Le pedíamos que abriera la mano y lo hacía. Eso es muy bueno”, se alegró la hermana de la estudiante de medicina, de 20 años, que fue arrollada por auto que conducía un adolescente de 16, que está alojado en el Instituto Roca.

Por el momento, Paula no puede hablar porque sigue conectada a un respirador artificial y su alimentación es a través de una sonda. Sin embargo, ya sabe lo que le ocurrió, y en sus momentos de mayor lucidez sigue con los ojos a las personas que van a visitarla al sanatorio céntrico donde se encuentra internada.

“La doctora nos explicó que, cuando se empezó a despertar, tuvieron que tranquilizarla, porque lo primero que hizo fue querer sacarse todo. Le dijeron que se quede tranquila, que tuvo un accidente, y que ella conoce las reglas médicas, por lo que tiene que colaborar”, añadió Laura. Ahora los especialistas irán bajando cada vez más los sedantes para ver cómo reacciona, pero todos en el entorno son optimistas por lo que vieron ayer.

La entrevistada fue quien viralizó el caso a través de su Facebook. Por eso ayer, al declarar ante el fiscal Diego López Ávila, le dijo todo lo que sabía a partir de lo que habían ido contando varios testigos que vieron el auto que arrolló a Paula.

“Sin muchas de estas personas, quizás no se hubiese sabido nada del caso. Les tengo que agradecer a todos ellos y cada uno de los que pusieron su granito de arena”, agregó.

Comentarios