Se jubiló Thomas Griesa, el juez que fue una pesadilla para Cristina Kirchner

Fue el magistrado que no aceptó ninguna oferta del anterior gobierno para renegociar la deuda.

09 Jun 2017
1

ARCHIVO

El juez Thomas Griesa fue una pesadilla para la administración de Cristina Kirchner. Y finalmente se jubiló a pocos meses de cumplir 88 años. 

Pero cumplió con su palabra, ya que había anticipado que se iba a retirar cuando termine el litigio de la Argentina. Ahora los casos pendientes quedarán en manos de Loretta Preska, destaca la agencia Reuters, la misma jueza que entiende en la causa que presentó el fondo Burford Capital contra la Argentina por la expropiación de YPF. 

Griesa, que estuvo cerca de 15 años a cargo de las demandas de los holdouts contra la Argentina, transfirió muchos de esos juicios a otros magistrados de la corte federal de Manhattan. En el Ministerio de Finanzas señalaron que "no cambia en nada" la situación de la Argentina en los juicios que todavía siguen abiertos por el default. El 98% de las causas que la Argentina tenía en el tribunal de Nueva York por el default ya están resueltas. 

Sólo en 2016, el país pagó más de U$S 9.300 millones a fondos buitre para poder salir de la cesación de pagos. A partir de ahora Preska, jueza de 68 años, será la encargada. A diferencia de Griesa que llegó a la Corte de Nueva York en la década del '70, ella lo hizo gracias a George W. Bush, en 1992 y tiene un antecedente con nuestro país. 

Falló el año pasado en contra de Argentina en la causa de Petersen, por considerar que no estaban dadas las condiciones para que el fondo Burford -que ya había sido denunciado penalmente por la procuradora del Tesoro de la gestión kirchnernista, Angelina Abbona- pudiera litigar en la Argentina.

Comentarios