El padre de Paula Argañaraz dijo que los próximos días serán fundamentales para la salud de la joven - LA GACETA Tucumán

El padre de Paula Argañaraz dijo que los próximos días serán fundamentales para la salud de la joven

“No me importa quién fue la persona que la atropelló, quiero que se haga Justicia”

08 Jun 2017
1

“En estos días me identifiqué mucho con el padre de Daiana Garnica, cuando dijo que no le servía que el sospechoso estuviera detenido si no podía saber nada de su hija. Yo quiero que se haga justicia, pero lo más importante ahora es que ella abra los ojitos, pueda salir y hacer una vida normal”, explicó a LA GACETA Mario Argañaraz, padre de Paula, la joven de 20 años que fue arrollada el domingo a la madrugada en la avenida Aconquija.

Ante las diferentes versiones que corrían en la causa -sobre si el auto era manejado por María Berta Poliche o por su hijo menor de edad- el hombre señaló que eso no le importa. “Quiero que se haga justicia, para que todos comprendamos que tenemos responsabilidades. Si alguien comete un error, debe someterse a lo que dice el Código Penal. Yo por lo pronto, tengo confianza. Si no creemos, dejamos de ser un Estado. Hablé con el fiscal Diego López Ávila y me dejó muy satisfecho. Y aclaro: yo no estoy buscando la plata de nadie. Si les corresponde pagar algo, que lo hagan a una asociación de beneficencia, yo sólo quiero justicia”, agregó.

Esa noche

Según comentó su padre, Paula Argañaraz, de 20 años, había ido a un cumpleaños a la casa de una amiga y luego el grupo decidió ir a bailar. Sin embargo, ella decidió volver a su casa; llamó a su novio, y le dijo que se encontraran en la avenida Aconquija. Cuando ella estaba por cruzar, un Honda Fit la arrolló. “Me enteré como a las 5 de la madrugada y salimos corriendo al hospital Padilla. Los médicos nos dijeron que fue una desgracia con suerte; es que ellos ven todos los días a gente con la cabeza reventada, mientras que mi hija está en un estado crítico, pero estable. Eso nos permite ser optimistas”, contó.

La muchacha cayó al pavimento y quedó sin conocimiento. Se quebró una mano, la clavícula y la cadera. Además, en los estudios apareció una acumulación de líquido en el cerebro y un hematoma en uno de los pulmones. Los médicos prefieren mantenerla sedada. Según le explicaron a la familia, habría que esperar 72 horas para conocer la evolución del cuadro.

“Del domingo hasta ahora, mi vida ha cambiado mucho. He podido reflexionar en que a veces, estamos metidos en una vorágine que nos aleja de los demás; y sin embargo, la causa no estaría así sin la ayuda de conocidos y desconocidos que hicieron que se visualice el hecho. No seríamos nada sin ellos. Debe haber muchos casos en que nadie se entera de nada. Lo esencial es que no vuelva a pasarle a nadie más, porque también he comprendido que nadie está exento de esto. Yo jamás hubiera imaginado que ocurriría algo así. Y mi hija es una persona que respeta mucho las leyes de tránsito”, aclaró.

Luego, Argañaraz enumeró más características de su hija: contó que estudia medicina en tercer año, que se suele levantar a las 6 para estudiar, que toma mate y escucha música mientras lee los apuntes y que le encanta bailar. “Es divertida, respetuosa, amiguera, muy querida. Cambiaría con gusto mi vida por la de ella. Si fuera posible, le pediría a Dios reemplazarla y que ella esté bien”. Por esa personalidad, aseguró, sus compañeras del colegio y la facultad se reunieron para hacerle una misa, que se realizará hoy.

Sin respuestas

Si bien el entrevistado planteó que no sabe cómo podría retribuir toda la ayuda que recibió, principalmente en las redes sociales, hay algo que aún no consigue comprender: “Si un vecino me ve llegar con el auto destrozado, con el parabrisas hecho añicos; y después se entera por las noticias que pasó un hecho de esta naturaleza... ¿no va a hacer nada? ¿No lo va a denunciar ante la Justicia? ¿Nadie vio ese automóvil, más que las personas que llamaron?”


el encuentro 
“nos pusimos a disposición de la familia de la muchacha”, dijo el abogado defensor
Arnaldo Ahumada, representante legal de la odontóloga y su hijo, informó que tuvo un encuentro con el padre de la muchacha atropellada, Paula Argañaraz. “Tuve la oportunidad de hablar con el abogado de ellos, Roberto Domínguez, y él me presentó al padre de la joven. Me puse a disposición de la chica. Hacía un día que me quería encontrar con él, pero por la virulencia que hay en las redes sociales teníamos temor de hacerlo. Sin embargo, nos encontramos con un señor muy educado, y obviamente muy acongojado”, explicó. En cuanto a la situación de las redes, añadió: “Queremos ver las cámaras para saber qué pasó realmente. Todo el mundo dice que es lo que hubiera hecho en ese momento, pero la verdad es que no estaban en ese lugar”.
El encuentro 
“Nos pusimos a disposición de la familia de la muchacha”, dijo el abogado defensor

Arnaldo Ahumada, representante legal de la odontóloga y su hijo, informó que tuvo un encuentro con el padre de la muchacha atropellada, Paula Argañaraz. “Tuve la oportunidad de hablar con el abogado de ellos, Roberto Domínguez, y él me presentó al padre de la joven. Me puse a disposición de la chica. Hacía un día que me quería encontrar con él, pero por la virulencia que hay en las redes sociales teníamos temor de hacerlo. Sin embargo, nos encontramos con un señor muy educado, y obviamente muy acongojado”, explicó. En cuanto a la situación de las redes, añadió: “Queremos ver las cámaras para saber qué pasó realmente. Todo el mundo dice qué es lo que hubiera hecho en ese momento, pero la verdad es que no estaban en ese lugar”.


Comentarios