Murió Pancho Silva, el hombre detrás de la leyenda de Patricio Rey

Se trata del reconocido artista plástico que vivía hace muchos años en Cafayate y en los 70 encarnó “la fuerza” de Los Redondos.

10 May 2017
1

Héctor Francisco “Pancho” Silvia Ventura era el hombre detrás de la leyenda de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y falleció a los 65 años en Cafayate, donde trabajaba como artista plástico desde hacía varios años.

Fuentes cercanas al artista confirmaron que el deceso fue el sábado y que sus restos fueron cremados. El hombre sufría de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, que desencadenó la muerte.

El nombre de Silva figura en las primeras páginas de la historia de los Redondos. Ricardo Cohen, más conocido como Rocambole y quien firmó las ilustraciones de todos los discos de la banda, fue quien reveló en febrero de este año que Patricio Rey existía y que su figura estaba inspirada en Pancho Silva.

Patricio Rey existe y vive en Cafayate


“Él siempre estuvo pensando y dando las directivas que nosotros después hacíamos. Él vive ahí, en Cafayate. Se llama Pancho Silva. Está vivo. Vende sus artesanías en la plaza, como lo hizo toda la vida”, indicó el artista, dejando al descubierto un misterio que permaneció oculto por más de 30 años.

En 1984, y como siempre enigmático, el Indio Solari se había referido al “monarca” de los Redondos: "Patricio Rey es una persona, existe. Yo estoy convencido de que existe. Más de una vez se ha dirigido a mí, como se ha dirigido a otros amigos o a gente que conozco".

¿Quién era Pancho Silva?

Nació un 17 de julio de 1951. Silva, al igual que los integrantes de los Redondos, venía de La Plata y pertenecía a la Cofradía de la Flor Solar. Estudió en la facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Plata.

El ex guitarrista de Patricio Rey y Los Redondos de Ricota, Skay Beilinson, en una entrevista con la revista Rock Salta lo definió como un hombre de “una locura preciosa” y un "artesano de la hostia".

“En realidad Patricio Rey ya existía. Lo que pasa es que siempre decíamos que Patricio Rey era una entidad, una idea fuerza que por ahí encarnaba en cualquier personaje, por lo general los más locos. Y Pancho Silva en aquel momento, ahora hace mucho que no lo vemos, estaba realmente loco, loco, loco. Una locura preciosa. Se fue a vivir allá: macrobiótico empedernido, un artista, un artesano de la hostia, de los mejores. Y tenía una locura muy particular, entonces a veces yo decía 'lo encontré a Patricio Rey en Salta, vengan a verlo'”.

Últimamente exponía sus obras, especialmente acuarelas, en galerías de arte, bodegas y hoteles de Cafayate. 


Comentarios