Recordaron al fiscal Nisman y abuchearon al kirchnerismo

“Murió por denunciar a Cristina Kirchner”, arremetió el fiscal Moldes durante el acto. La jueza Arroyo Salgado criticó a Lagormarsino, dueño del arma que mató al titular de la UFI-AMIA. “Me la pidió para proteger a sus hijas”, replicó.

RECLAMO POR JUSTICIA. Ciudadanos concurrieron al acto en Plaza de Mayo, para exigir que se dilucide qué pasó con el titular de la UFI-Amia. TÉLAM
RECLAMO POR JUSTICIA. Ciudadanos concurrieron al acto en Plaza de Mayo, para exigir que se dilucide qué pasó con el titular de la UFI-Amia. TÉLAM
19 Enero 2017
Nuevos cruces entre familiares y el único imputado en la causa, y renovadas críticas hacia el kirchnerismo monopolizaron la atención en los homenajes al fallecido fiscal Alberto Nisman, de cuya muerte -aún sin esclarecerse- se cumplieron ayer dos años. 
A primera hora del día, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Nisman, volvió a cuestionar al técnico informático Diego Lagomarsino, único imputado. “Hay elementos en el expediente que lo sitúan (a Lagomarsino) como responsable con participación en el hecho”, dijo, en alusión a que el colaborador en la Unidad Fiscal AMIA que comandaba Nisman fue quien le prestó el arma, de la que salió la bala que lo mató. “Arroyo Salgado se olvida que Nisman me pidió un arma para proteger a sus hijas, que lo entienda de una vez”, replicó Lagomarsino.
Durante el día se sucedieron actos para recordar al fiscal. Cuatro días antes de ser hallado sin vida, Nisman había denunciado penalmente a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al canciller Héctor Timerman y a otros dirigentes por presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA, a raíz del Memorándum de Entendimiento con Irán. El hallazgo del cuerpo del fiscal, junto a un arma de la que partió el disparo que le causó la muerte, se produjo un día antes de que se presentara ante Diputados para dar detalles de la denuncia. Aún la Justicia -primero el fuero penal ordinario y ahora el fuero federal- no logró determinar si se trató de un suicidio o de un homicidio. 
Ayer, durante el acto central realizado en la Playa de Mayo, los oradores ratificaron la idea de que Nisman fue asesinado. El primero en hablar fue el fiscal Germán Moldes. “La Corte, al pronunciarse sobre esta cuestión, dijo claramente que la muerte de Nisman estaba directamente relacionada con su trabajo como funcionario. Es decir, que Nisman murió por denunciar a Cristina Kirchner”, remarcó. Y reforzó: “Nisman murió por denunciar a Timerman y a los cinco grandes del buen humor que le hacen coro”, amplió, en alusión a otros funcionarios denunciados. Moldes también cuestionó a su colega, Viviana Fein, la primera investigadora del caso; y al ex secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien estuvo presente en el departamento de Puerto Madero esa noche.
Luis Czyzewski, familiar de una de las víctimas del atentado a la AMIA y otro de los oradores, pidió “respuestas de los poderes públicos”. “Tiene que haber una sensación interna de que la impunidad no le gana a la verdad; por eso, a 23 años del hecho, tenemos que seguir peleando”, indicó Czyzewski. (Especial)
Nuevos cruces entre familiares y el único imputado en la causa, y renovadas críticas hacia el kirchnerismo monopolizaron la atención en los homenajes al fallecido fiscal Alberto Nisman, de cuya muerte -aún sin esclarecerse- se cumplieron ayer dos años. 

A primera hora del día, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Nisman, volvió a cuestionar al técnico informático Diego Lagomarsino, único imputado. “Hay elementos en el expediente que lo sitúan (a Lagomarsino) como responsable con participación en el hecho”, dijo, en alusión a que el colaborador en la Unidad Fiscal AMIA que comandaba Nisman fue quien le prestó el arma, de la que salió la bala que lo mató. “Arroyo Salgado se olvida que Nisman me pidió un arma para proteger a sus hijas, que lo entienda de una vez”, replicó Lagomarsino.

Durante el día se sucedieron actos para recordar al fiscal. Cuatro días antes de ser hallado sin vida, Nisman había denunciado penalmente a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al canciller Héctor Timerman y a otros dirigentes por presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA, a raíz del Memorándum de Entendimiento con Irán. El hallazgo del cuerpo del fiscal, junto a un arma de la que partió el disparo que le causó la muerte, se produjo un día antes de que se presentara ante Diputados para dar detalles de la denuncia. Aún la Justicia -primero el fuero penal ordinario y ahora el fuero federal- no logró determinar si se trató de un suicidio o de un homicidio. 

Ayer, durante el acto central realizado en la Playa de Mayo, los oradores ratificaron la idea de que Nisman fue asesinado. El primero en hablar fue el fiscal Germán Moldes. “La Corte, al pronunciarse sobre esta cuestión, dijo claramente que la muerte de Nisman estaba directamente relacionada con su trabajo como funcionario. Es decir, que Nisman murió por denunciar a Cristina Kirchner”, remarcó. Y reforzó: “Nisman murió por denunciar a Timerman y a los cinco grandes del buen humor que le hacen coro”, amplió, en alusión a otros funcionarios denunciados. Moldes también cuestionó a su colega, Viviana Fein, la primera investigadora del caso; y al ex secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien estuvo presente en el departamento de Puerto Madero esa noche.

Luis Czyzewski, familiar de una de las víctimas del atentado a la AMIA y otro de los oradores, pidió “respuestas de los poderes públicos”. “Tiene que haber una sensación interna de que la impunidad no le gana a la verdad; por eso, a 23 años del hecho, tenemos que seguir peleando”, indicó Czyzewski. (Especial)

Comentarios