“No hay dudas de la participación de Lagomarsino” - LA GACETA Tucumán

“No hay dudas de la participación de Lagomarsino”

La ex esposa de Nisman analizó el caso a dos años del hecho.

16 Ene 2017
1

BUENOS AIRES.- La ex esposa de Alberto Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, dijo que espera que la junta de expertos convocada para analizar la muerte del fiscal dictamine que se trató de un asesinato. Además, opinó que la conducta del gobierno kirchnerista fue “más propio de una dictadura que de una república”.

“Que Alberto Nisman fue víctima de un asesinato es un hecho de la realidad científicamente probado en el expediente por esta querella”, afirmó la magistrada en una entrevista publicada por el diario Perfil. También aseguró no tener “dudas de la participación de Diego Lagomarsino”.

La magistrada sostuvo: “La respuesta al porqué de este hecho criminal entiendo que debe buscarse en la historia del trabajo y el desempeño funcional de Alberto Nisman y su impacto político e institucional tanto a nivel nacional como en el orden geopolítico mundial”.

Arroyo Salgado expresó que tiene esperanza de que se dictamine con valentía, independencia y rigor científico. “Que se sostenga la verdad: que Alberto Nisman fue víctima de un homicidio”.

La ex esposa del fiscal federal que investigaba el atentado a la AMIA manifestó que espera que los que integran la junta “cumplan con el trabajo encomendado por el juez (Julián) Ercolini y el fiscal (Eduardo) Taiano”.

En ese sentido, destacó que ese trabajo debe realizarse “con estricto apego a su leal saber y entender en la ciencia, como a los elementos de prueba de la escena del crimen, del cuerpo de Alberto Nisman y demás constancias del expediente, lo que inevitablemente conduce a la afirmación de que este hecho se trató de un asesinato”.

Por otra parte, calificó como “triste y vergonzoso el papel que tuvo el gobierno de Cristina Kirchner los días previos y posteriores a la muerte de Nisman”. El cuerpo sin vida del fiscal fue hallado el 18 de enero de 2015 en su departamento de las torres Le Parc de Puerto Madero.

“En los días que discurrieron entre la denuncia y el momento de su muerte, el papel del gobierno anterior fue más propio de una dictadura que de una república”, advirtió Arroyo Salgado.

Desde su óptica se “avasalló por completo la división de poderes, se movieron todos los alfiles del Ejecutivo y del Legislativo, a los que se sumaron otros colegas del mismo Poder Judicial, para atacar de forma deliberada e indebida el trabajo y la persona de Nisman”.

Manifestó que luego de su muerte, “el papel del gobierno de Cristina Kirchner fue más triste y vergonzoso aún, pues, además de seguir atacando cobardemente el trabajo y la memoria de Nisman, sabiendo que él no se podía defender, motorizó una campaña de desprestigio público y mediático”.

“Lo que particularmente recuerdo son las sucesivas declaraciones de la entonces presidenta, de Aníbal Fernández, Daniel Scioli, Diego Bossio, Diana Conti, Carlos Kunkel y Sergio Berni, entre otros”, dijo la ex esposa de Nisman.

Asimismo, destacó que no sólo Nisman, sino también su familia, y en especial sus hijas, “nos convertimos de repente en víctimas de todo el aparato del poder vigente”.

El miércoles se cumplen dos años de la muerte y se ha organizado un acto con múltiples oradores en la puerta de la AMIA. Los organizadores aseguraron que se tratará de un acto sin partidismos. (Especial).

Comentarios