El IPLA clausuró tres locales y secuestró 144 litros de cerveza

En los Valles y en San Pedro de Colalao reforzarán los controles para evitar inconvenientes por el consumo y la venta del alcohol. Las multas.

15 Ene 2017
1

LA GACETA/FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

El consumo de alcohol en las zonas de veraneo generó revuelo en todo el país durante la semana. En la Costa Argentina los controles se refuerzan cada vez más. Hasta el punto de que ahora los policías revisan los bolsos de las personas y secuestran bebidas alcohólicas, medida que hizo estallar la polémica.

En Tucumán, si bien todavía no se generaron problemas de esa magnitud, el Instituto Provincial de Lucha contra el Alcoholismo (IPLA) tuvo que reforzar los operativos en la zona de El Mollar porque la segunda y la tercera semana suelen ser las más complicadas porque aumenta el consumo de alcohol.

El titular del IPLA, Daniel Sosa Piñero, señaló que desde el 2 de enero se instalaron dos puntos fijos para controlar las zonas de El Mollar y San Pedro de Colalao. Hasta ahora, según detalló, sólo clausuraron tres locales de Tafí de Valle porque estaban vendiendo alcohol fuera del horario permitido (ser puede hasta las 23 horas). Además, comentó que secuestraron 144 litros de cerveza a un vendedor ambulante que se había instalado en la zona de la playita, en El Mollar, a la vera del dique La Angostura.

La presencia de comerciantes ilegales es lo que más preocupa al IPLA. “Los ambulantes son muy perjudiciales en la movida nocturna de los jóvenes”, aseveró el funcionario. Por otro lado, dijo que los controles están enfocados en poner en regla a todos los locales que venden alcohol.

Los refuerzos incluyen mucha presencia policial, fuerza con la que el IPLA trabaja conjuntamente. Sosa Piñero marcó que las zonas más monitoreadas fueron las de bares y ferias, donde se junta muchísima gente en las distintas villas turísticas.

El funcionario informó que no hubo peleas o desmanes como consecuencia del consumo de alcohol, tal como ocurrió la Costa los primeros días del año.

Negocios, abstenerse

Las multas pueden llegar a ser muy grandes para los negocios que incumplan con la prohibición de vender alcohol a menores o hacerlo después de las 23. El costo de las sanciones va en función del monto de la habilitación que entrega el IPLA. Los precios rondan entre los $ 650 y los $ 7.000. Existen 14 categorías distintas.

“La primera vez, la multa es cinco veces el monto de la habilitación. En el caso de ventas a menores es 10 veces”, señala el titular del IPLA. Lo que sí están cumpliendo los boliches es la obligación de cerrar a las 6 de la mañana, concluyó.

Comentarios