Noche entre risas, besos y críticas - LA GACETA Tucumán

Noche entre risas, besos y críticas

El enfrentamiento entre Trump y la industria cinematográfica se hizo presente.

10 Ene 2017
4

LA CARGA POLÍTICA.- Desde el comienzo mismo de la ceremonia, el anunciado enfrentamiento entre Donald Trump y la industria cinematográfica estuvo presente en las bromas y los discursos. En la apertura, el presentador Jimmy Fallon anunció: “estos son los Globos de Oro, uno de los pocos sitios en Estados Unidos donde todavía se honra al voto popular”, en abierta referencia a que Hillary Clinton obtuvo tres millones de sufragios más que el republicano electo presidente de EEUU. Luego agregó que “hasta Florence Foster Jenkins (una desafinada artista) se hubiera negado a cantar en la ceremonia de asunción de Trump”. Después fue el turno del británico Hugh Laurie, triunfador como actor de reparto en la miniserie televisiva “The night manager”. “No quiero ponerme melancólico, pero es por escuchar las palabras ‘Hollywood’, ‘extranjera’ y ‘prensa’ en la misma frase. Para algunos republicanos, incluso la palabra asociación debe de sonar sospechosa. Acepto este premio en nombre de todos los millonarios psicópatas del mundo”, afirmó. Y las manos enrojecieron al final para aplaudir el mensaje de Meryl Streep, que se desarrolla en la sección Internacional del cuerpo central de esta edición de LA GACETA.

LAS SORPRESAS DE VIOLA DAVIS.- Viola Davis (foto arriba a la izquierda) sorprendió tanto con su espectacular vestido amarillo (color tabú en el teatro, por la superstición de que trae mala suerte) como por su discurso, que fue uno de los más aplaudidos. La actriz ganadora del premio por su papel de reparto en la película “Fences”, recordó que su padre Dan (un cuidador de caballos) había aprendido a leer a los 15 años y que su familia era muy pobre. Luego volvió a subir al escenario para presentar el premio Cecil B. DeMille a la trayectoria para Streep.

EL BESO INESPERADO.- Ryan Reynolds y Andrew Garfield se besaron en la boca en el momento en que Ryan Golsling subía al escenario a recoger la estatuilla a mejor actor de comedia o musical, por “La La Land”. La esposa de Reynolds, la actriz Blake Lively, explotó a carcajadas y aplaudió el ósculo.

DOS PREMIOS SIN PRECEDENTES.- Tras ocho nominaciones para tener un solo Globo de Oro hace 22 años, Julia Louis-Dreyfuss se toma con humor estas galas. En la noche del domingo volvió a ver cómo otra actriz subía al escenario para recibir la estatuilla por el trabajo femenino en comedia televisiva: se la llevó Tracee Ellis Ross, la hija de Diana Ross galardonada por su labor en “Blackish”, la primera negra que lo recibió en los últimos 35 años. La protagonista de “Veep” apareció lo mismo en pantalla, cuando reemplazó en su tarima al Dj encargado de poner música (foto abajo a la derecha). Otro premio a un artista de color recayó en Donald Glover, triunfador por partida doble: con su comedia “Atlanta” y al mejor actor.

LEJOS DEL OSCAR.- “Elle” fue elegida la mejor película de habla no inglesa por los críticos extranjeros de Hollywood. El filme de producción francesa, dirigido por el holandés Paul Verhoeven, quedó fuera de la pelea por los Oscar en diciembre, cuando sorpresivamente no apareció en el primer corte selectivo, en el que quedaron los nueve semifinalistas. Quizás corra con mayor suerte su protagonista, la elegantísica gala Isabelle Huppert, muy elogiada por el director al recibir su premio, y quien ganó como mejor actriz dramática. Ambos posaron con sus estatuillas al final (foto abajo a la izquierda).

MALOS RECUERDOS.- El momento de premiar a las películas animadas suele ser uno de los más livianos en las ceremonias, pero Kristen Wiig y Steve Carell (foto arriba a la derecha) lo transformaron brillantemente en un instante oscuro, en el paso más gracioso de toda noche. El actor dijo que nunca se iba a olvidar de “Fantasía”, porque al salir su madre le pidió el divorcio a su padre y no lo vio nunca más; y la actriz señaló que la habían llevado a ver “Bambi” el mismo día que habían sacrificado a sus tres perros. Las risas explotaron en la sala, mientras ellos se consolaban abrazados. La ganadora fue “Zootopia”.

CONSAGRADOs EN la PANTALLA CHICA.- Billy Bob Thornton ganó el premio al mejor actor de drama de TV por “Goliath”, al tiempo que “The night manager” se llevó tres estatuillas: aparte de la que recibió Laurie, ganaron también Tom Hiddleston como mejor actor protagónico y Olivia Colman como actriz de reparto. “The Crown” fue elegida mejor serie dramática por encima de “Stranger things”, “This is us”, “Westworld” y “Juego de tronos”; y la protagonista de esta producción de Netflix, Claire Foy, resultó la mejor actriz. “El pueblo vs. O.J. Simpson” ganó como mejor miniserie, con Sarah Paulson consagrada como actriz protagónica en este rubro.

HISTORIAS HUMANAS.- La tendencia a retratar dramas familiares se impuso entre las películas. Casey Affleck se alzó con el premio a actor dramático por “Manchester by the sea”, por su papel de un hombre que vuelve a su pueblo natal para hacerse cargo de su joven sobrino; mientras que “Moonlight”, la historia de un joven que asume su homosexualidad en medio de la guerra entre las mafias del narcotráfico en Miami en los 80, se impuso en la categoría drama.

Temas

Golden Globe
Comentarios