Un jurado que se propone trascender lo subjetivo para ser lo más justo posible - LA GACETA Tucumán

Un jurado que se propone trascender lo subjetivo para ser lo más justo posible

Luciano Delprato, Carlos Werlen y Ana Seoane darán a conocer hoy las obras ganadoras del certamen. “Somos un mal necesario”, admiten.

07 Dic 2016
2

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA. Luciano Delprato, Ana Seoane y Carlos Werlen son el jurado de la 32° Fiesta Provincial de Teatro, que finaliza hoy. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO.-

› ana seoane
La presencia femenina en el jurado, Ana Seoane, es periodista, egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA (integra el equipo de investigación del Instituto de Artes del Espectáculo) y docente en el Instituto Universitario Nacional de Arte y en la Escuela Metropolitana de Arte Dramático (en escenografía).
 
› carlos werlen
Se define como un teatrista del interior del interior. Carlos Werlen comenzó en la pequeña localidad chaqueña de La Tigra, desde donde se desarrolló como prolífico director teatral, docente, animador de grupos de teatro y principal motor del elogiado “Encuentro Internacional de Monólogos”.
 
› luciano delprato
Tucumán es lugar de visita habitual en este año para el cordobés Luciano Delprato. Estuvo con dos obras en la Fiesta Nacional de mayo (“Bufón” como director, con la cual regresó a la provincia, y “La verdad de los pies”, como escenógrafo e iluminador). Es actor, director, dramaturgo y fundador de la Organización Q.

› Ana Seoane
La presencia femenina en el jurado, Ana Seoane, es periodista, egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA (integra el equipo de investigación del Instituto de Artes del Espectáculo) y docente en el Instituto Universitario Nacional de Arte y en la Escuela Metropolitana de Arte Dramático (en escenografía).

 › Carlos Werlen
Se define como un teatrista del interior del interior. Carlos Werlen comenzó en la pequeña localidad chaqueña de La Tigra, desde donde se desarrolló como prolífico director teatral, docente, animador de grupos de teatro y principal motor del elogiado “Encuentro Internacional de Monólogos”. 

› Luciano Delprato
Tucumán es lugar de visita habitual en este año para el cordobés Luciano Delprato. Estuvo con dos obras en la Fiesta Nacional de mayo (“Bufón” como director, con la cual regresó a la provincia, y “La verdad de los pies”, como escenógrafo e iluminador). Es actor, director, dramaturgo y fundador de la Organización Q.


Hace 12 años que la porteña Ana Seoane no estaba en Tucumán para ver teatro. Tanto en aquel momento como ahora, la misión era la misma: ser jurado de la Fiesta Provincial de Teatro, organizada por el Instituto Nacional de Teatro, con la responsabilidad de decidir las dos obras que representarán a la provincia en Mendoza, en 2017, y a otras para las giras regionales.

Comparte esa carga con dos teatristas del interior: el chaqueño Carlos Werlen y el cordobés Luciano Delprato. El trío terminará de ver hoy las obras en competencia (ver “Dos últimas”) y pasada la medianoche dará su dictamen en La Sodería (Juan Posse 1.141), donde se realizará el festejo de cierre del encuentro.

“Hay algo que se mantiene con mucha pasión en todo este tiempo, que es el nivel actoral de los tucumanos, que es excelente -destaca Seoane-. También se da en lo musical, porque creo que el artista de acá tiene una gran sensibilidad hacia la música. Estoy feliz de poder ver esta producción, porque las cosas de Tucumán que llegan a Buenos Aires es lo muy seleccionado y a veces no es representativo de todo lo que pasa en la provincia”.

La especialista considera que esa continuidad tiene que ver con la existencia de la Licenciatura de Teatro en la UNT: “se nota la formación en el escenario en lo corporal y vocal, aunque antes los grandes actores eran vocacionales y autodidactas”.

El elogio a las actuaciones es compartido por los otros dos jurados. “Hemos visto una entrega verdadera de todos los que subieron al escenario”, puntualiza Werlen, mientras que Delprato habla de “un empoderamiento actoral, una convicción y una potencia sostenidos por años de tradición teatral provincial”. Otro punto que destacan es el apoyo del público a las obras en el certamen, expresado en las salas llenas en cada función de los 15 elencos en competencia.

El trío calificó su labor como “un mal necesario, porque tienen que ganar algunos, no hacerlo todos”, sintetiza Delprato. “Tenemos la desgracia de ejercer este rol, con criterios que siempre son resbaladizos, precarios e imperfectos. El propósito es trascender lo subjetivo para alcanzar el veredicto más justo posible, sin poder ser nunca objetivos”, agrega.

Al momento de definir los puntos de evaluación, el jurado cordobés sostiene que “hay una base de eficiencia técnica en las distintas áreas que conforman la polifonía teatral que no puede ser eludida”. Según Seoane, en la definición se priorizará “la articulación de los distintos lenguajes escénicos, si bien además se los analiza por separado”.

“Me pregunto hasta dónde uno tiene la verdad al juzgar. Como espectador, espero que el espectáculo que veo me transforme, me deje algo, que esa vida puesta en el escenario me diga algo. Para ello, estar en contacto con los pares es fundamental para intercambiar experiencias y aprender más. Pero no es la innovación por la innovación misma”, plantea Werlen. En ese aspecto, Delprato suma que se tiene en cuenta “el vínculo que tiene una obra con su contexto, su aporte al teatro tucumano, su relación con la identidad en constitución de la teatralidad en la región y el riesgo que corrió el grupo, algo que es bastante común en Tucumán”.

La responsabilidad de llegar al veredicto se potencia al ser la primera vez que los tres comparten un tribunal, lo que los obliga a coordinar opiniones y a compartir las lecturas individuales que cada uno tuvo sobre las puestas.

Planteos interesantes

Seoane destacó el trabajo hecho sobre los diseños escenográficos y de vestuario. “Me parecen interesantes los planteos que se hicieron, con muy buenas resoluciones”, dice. Delprato acota que “con la gran crisis económica de 2001, el teatro se empequeñeció fuertemente, el centro de la teatralidad independiente fue la puesta con una silla y una lámpara; en los últimos 10 años, reverdeció el desarrollo de la parte visual y plástica, y ahora estamos en un momento bisagra, porque parece que vienen años medio oscuros”.

La región del Noreste argentino aparece relegada en cuanto a espacios institucionales de formación. Werlen se queja de que en ninguna de las cuatro provincias que la integran (Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones), haya una carrera universitaria de teatro. “La actividad se sustenta con lo que cada uno quiera aprender para profesionalizarse y con los talleres de capacitación que se dicten. La mayor falta es en dirección, porque casi todos quieren actuar”, precisa.

Dos últimas 

Cierran “Passport” y “Amar amando” 

El jurado presenciará hoy las dos últimas obras en competencia en la Fiesta Provincial de Teatro. A las 19, estará en Sala Ross (Laprida 135) para ver “Passport”, actuada por Luciana Córdoba, Jimena Nieva y Matías Vega, y dirigida por Marcos Zerda. A las 22, irán a La Colorida (Mendoza 2.955) por “Amar amando o los ojos de la mosca”, con Cristian Benjamín Valdez, Lucas Ferrán Gómez, Ruth María Elisa Plaate, Maximiliano Sierra, Samuel Cortez, Alejandra Monteros y Elba Naigeboren, con dirección de César Romero. Por aparte, a las 22 y a las 23, en El Árbol de Galeano (Virgen de La Merced 435) estará “Amiaire”.

Comentarios