Malena Guinzburg denunció haber sufrido violencia de género

La humorista se animó a confesarlo después de un año. Se trata del mismo hombre del que habló Carolina Aguirre.

TESTIMONIO. Malena Ginzburg, humorista. FOTO TOMADA DE ENTORNO INTELIGENTE. TESTIMONIO. Malena Ginzburg, humorista. FOTO TOMADA DE ENTORNO INTELIGENTE.
28 Noviembre 2016

Malena Guinzburg publicó en su cuenta en Facebook que después de un año se animó a denunciar que fue víctima de violencia de género.

"Esta semana, por primera vez en mi vida me animé a llamar a la línea 144. La línea de ayuda y contención a las mujeres que sufren o sufrieron violencia de género", comienza el escrito de la hija de Jorge Guinzburg, según reprodujo Infobae..

Según su relato, el supuesto agresor, Mariano Feuer, fue la misma persona que denunció la guionista, escritora y bloguera Carolina Aguirre, quien escribió una columna en La Nación Revista la semana pasada y tuvo demasiada repercusión.

"Nos habremos visto 4 o 5 veces. Enseguida supe que era un psicópata. Pero lo sabía por comentarios de gente que lo conocía. Conmigo era encantador. Me hacía sentir especial, me decía que me amaba, que con las otras no sentía lo mismo que conmigo", relató la humorista.

En ese sentido, contó qué fue lo que sucedió. Aclaró que no le pegó, ni la amenazó, pero que fue muy violento físicamente: "no le importó que yo llorara y le pidiera de todas las maneras posibles que parara. Ni que intentara frenarlo como sea. En un momento me di por vencida y dejé de luchar, quieta. Sólo pude esperar a que terminara, sabía que tarde o temprano me iba a soltar", siguió contando Malena.

Además expresó que cuando le pidió explicaciones, el hombre le dijo que no la quería hacer sufrir, que no había entendido. "Después se contradijo diciendo 'bueno, un poco me di cuenta, pero me dejé llevar. Pensé que era parte de un juego'", detalló .

Malena aseguró que no lo volvió a ver después de ese hecho y explicó por qué tardó tanto tiempo en denunciarlo: "nos da vergüenza contar que alguien abusó de nosotras. Como si tuviésemos la culpa. Muchas veces se estigmatiza a la víctima". Pero finalmente tomó la decisión: "cuando veo que somos un montón de mujeres a las que les pasó algo así y no nos animamos a hablar, siento que tengo que hacerlo, que es una responsabilidad". Y concluyó: "ojalá todas nos animemos a hablar. Y ojalá nos crean".


Comentarios