Alarma en la zona oeste: llega la temporada de tormentas y el Canal Sur aún no está arreglado

El acueducto fue destruido hace más de un año y medio, pero las reparaciones podrían terminar recién dentro de un mes ¿Qué puede pasar si cae una lluvia fuerte?

24 Oct 2016
1

CANAL SUR. Una mujer y una niña caminan por la calle; una cubierta tapa un pozo en la vereda del canal. LA GACETA/ JORGE OLMOS SGROSSO

La época de lluvias está comenzando (de hecho, esta mañana Tucumán amaneció bajo alerta meteorológico) y, aunque parezca mentira, el Canal Sur, que fue destrozado por las inundaciones ocurridas hace más de un año y medio, aún no está reparado. Esta situación preocupa a los vecinos, que temen que ocurra una tragedia si llega a llover fuerte. Las autoridades provinciales aseguran que los trabajos concluirán pronto.

Pasó más de un año y medio desde las tormentas que dejaron media provincia bajo el agua. En aquel trágico marzo de 2015, miles de personas perdieron sus bienes a causa de las crecientes de ríos y canales. Las obras de reparación del Canal Sur, uno de los más afectados en aquel entonces, comenzaron recién hace dos meses. Según el Gobierno, la demora se produjo por falta de recursos económicos. Ahora bien, los vecinos y los transeúuntes habituales de esa zona se preguntan ¿cuándo van a terminar? ¿Serán efectivos los arreglos? ¿Qué pasará si llueve fuerte esta noche, por ejemplo?.

A pesar de que los obreros llevan 60 días trabando, se ven avances modestos. Los operarios aseguran que están haciendo lo posible para finalizar antes de que comience a caer agua: “pensamos en traer más gente para terminar más rápido, antes de que empiecen las lluvias”, explicó Sebastián Rojas, uno de los trabajadores que esta mañana se desempeñaba en la zona del canal que se encuentra entre las calles Mate de Luna y San Martín.

Montañas de tierra y basura dejó en el lecho del canal la lluvia que cayó hace dos semanas. Según los obreros, el agua –que casi alcanza el metro de alto- se llevó parte de la cuneta. Por ese motivo temen que, si se producen nuevas lluvias los próximos días, el agua destruya lo que vienen haciendo.

“Las reparaciones están siendo hechas para mantenerlo de pie; no son obras que solucionen el problema estructural del canal. (En una inundación) cualquier parte del canal puede sufrir”, había dicho cuando comenzaron los trabajos de reparación el subsecretario de Obras Públicas de la Provincia, Fernando Baratelli.

De acuerdo con lo que informaron hoy en la Secretaría de Obras Públicas, los trabajos pueden demorar un mes más. “Todavía queda rellenar las paredes, colocar el hormigón, hacer el cordón cuneta y, una vez terminado eso, recién se pueden poner las barandas”, explicaron. Tanto obreros como funcionarios estiman que estas obras estarán terminadas en noviembre, si es que no hay ningún imprevisto temporal.
Comentarios