Las murgas llevaron el carnaval a La Bombilla

Las murgas llevaron el colorido del carnaval a La Bombilla

"Los Tocafondo", nacidos en ese barrio, cumplieron10 años. Unos 600 vecinos participaron del festejo que contó con murgas de otras provincias.

16 Sep 2016

Durante la siesta del domingo 14 de agosto en el barrio Juan XIII, más conocido como "La Bombilla", se vivía la ansiedad que precede a una fiesta. La primera y única murga del vecindario cumplía 10 años y se preparaba para un gran festejo barrial. "Hoy lo festejamos con mucho orgullo y mucha pasión", cuenta David Romero, integrante de "Los Tocafondo".

En la esquina de Thames e Italia todo estaba preparado para una inminente lluvia de colores. Los niños correteaban con dibujos en sus caritas, unos jóvenes armaban la escenografía y las luces de un escenario montado en la calle y una adolescente pintaba un mural en una de las paredes de la cuadra.

La espera duró hasta que el sonido de un bombo irrumpió en la escena. "Los Tocafondo" salieron a escena anunciando que había llegado la hora del festejo y, a modo de invitación, dieron una vuelta a la manzana animando a los vecinos con un "barullo" multicolor. "Más allá de que siempre nos gustó la murga, la vemos como una herramienta social. Brindarle al barrio, a la sociedad, un lugar más de contención. Un lugar totalmente gratuito, donde los chicos puedan expresarse, bailar y sentirse parte de algo", expresó Laura Herrera de "Rompiendo Esquemas".

Al sonido del bombo se sumaban silbatos y redoblantes, mientras la marcha fogosa levantaba el polvo en las calles de tierra. Los vecinos aplaudían y sacaban fotos con sus celulares. Finalmente la caravana regresó a Thames e Italia para dar inicio oficial a la celebración que empiezó con la conducción del payaso "Chuza Peluca". "Lo que nosotros hacemos acá es un trabajo social. Trabajamos en eventos, hacemos rifas, vendemos comida. Todo lo que hacemos es para hacer crecer esta murga y mantenerla", destacó Martín Santillán, integrante de "Los Tacafondo".

La murga local recibió la visita de otros combos murgueros que vienieron de varias provincias para participar del festejo. "Los Incomparables de Lomas", "Ilustres del Carnaval" y  "Murgueros del Oeste", todas de Santiago del Estero; "Rompiendo Esquemas", de Salta, y"Pechando el Camión" y "Los Tumbalata", de Tucumán. En la escuela Niño Jesús de Praga les convidaron un plato de guiso y acompañado de unas gaseosas.

"Es un trabajo de inclusión, donde nos contenemos mutuamente. No sólo es ir a bailar, sino que es tener una familia. Nuestro lema es somos familia, somos carnaval", dijo Belén Herrera de "Rompiendo Esquemas".

Los vecinos se asomaban por las ventanas, otros colocaban sillas en las veredas para ver el show y los más valientes directamente invadían las calles mezclándose con los murgueros. Los cantantes de cada murga alentaban a las personas a participar y a sumarse a la colorida romería que convirtió dos cuadras del barrio en una pista carnavalera. "Lo que tiene de bueno es que a través de nuestra murga, nuestras canciones y nuestro baile podemos decir que aquí también hay mucha gente buena. No todos se drogan y roban", sostuvo Romero.

El cierre llegó de la mano de "Los Tocafondo". Orgullosos de sus diez años, los cumpleañeros se prepararon para un último recorrido. Los 50 integrantes de la murga recorrieron la calle con sus trajes rojos, amarillos y morados que flameaban al ritmo de diez zurdos, ocho bombos con platillos, dos redoblantes y dos repiques. "Lo que nosotros hacemos acá es trabajo social. Trabajamos en eventos, hacemos rifas, vendemos comida. Todo lo que hacemos nosotros es para hacer crecer esta murga y mantenerla", contó Santillán.

El cierre fue feliz y estruendoso. A las 21, la jornada murguera ya había finalizado. Pero los bombos parecían aún palpitar en el corazón de los presentes.

Comentarios