Nueve meses de gestión macrista: todo un parto

Para que se haga la luz, hay que esperar hasta 2017, afirman desde la Casa Rosada.

11 Sep 2016
1

DYN

Nueve meses de gestión macrista: todo un parto
La gestión del presidente, mauricio macri, recibió una situación económica embarazosa el 10 de diciembre del año pasado. Desde entonces, el nuevo gobierno trata de encarrillar la actividad, con correcciones para normalizar el proceso. Sin embargo, surgen complicaciones, que -hasta ahora- impiden un alumbramiento para la reactivación, con dolores para el bolsillo de los agentes económicos. Para que se haga la luz, hay que esperar hasta 2017, afirman desde la casa rosada. 
1- La devaluación del peso
La suba del dólar, en relación al peso, fue la primera medida que adoptó el Gobierno de Cambiemos en el primer mes de gestación del nuevo modelo económico.
En diciembre de 2015, el dólar pasó de costar, en el mercado cambiario, $ 9.80 a $ 14, lo cual reflejó una devaluación monetaria cercana al 40%.
2- La apertura del CEPO
En paralelo, el equipo económico dispuso la apertura del cepo cambiario, aquel conjunto de restricciones que estableció el kirchnerismo para acceder a dólares. De este modo, los agentes económicos, tanto personas físicas como empresas, pueden comprar divisas sin autorización a la AFIP.
3- La quita de retenciones
A fines de 2015, el Gobierno anunció la quita total de los derechos de exportación para todos los cultivos agrícolas, excepto para la soja, a la cual se le redujo en un 5% la alícuota. La medida alentó las exportaciones del agro un 40% interanual en el primer trimestre, según la Sociedad Rural Argentina.
4- El acuerdo con los holdouts
Otro paso en el período de gestación económica fue el acuerdo con los fondos buitre, que el Congreso aprobó a mediados de marzo. La derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano autorizó al Gobierno la emisión de deuda por un monto de U$S 12.500 millones para pagar a acreedores.
5- Reducción de subsidios
En los primeros meses de este año el Ministerio de Energía anunció la quita de subvenciones del Estado a las tarifas de los servicios públicos de luz y de gas. El propósito del Gobierno nacional fue recortar el déficit fiscal que registran las cuentas públicas, y generar un ahorro fiscal de unos U$S 4.000 millones.
6- Efectos del “TARIFAzo”
Precisamente la quita de subsidios a las tarifas de luz y de gas provocó fuertes reajustes en las boletas. Usuarios de distintas provincias recibieron facturas con incrementos dispares, superiores al 500%.  La medida derivó en amparos judiciales. La Corte frenó los aumentos y obligó al Gobierno a llamar a audiencias públicas.
7- “shock” de la inflación
La devaluación y la suba de tarifas impactaron en la inflación del segundo semestre. Los datos de abril indicaron que los precios de la canasta básica total, que incluye los servicios esenciales, crecieron casi el 7%, el registro más elevado en 14 años, según los relevamientos de las consultoras privadas.
8- Correcciones monetaria
 El Banco Central (BCRA) desplegó una política monetaria para reducir la cantidad de dinero que circula por la economía. Según datos oficiales, bajó el ritmo de emisión de billetes y la base monetaria pasó de crecer del 30% al 20% anual en julio, en sintonía con el leve descenso que la tasa inflacionaria registró en agosto.
9- Una gran mesa de diálogo  
En estos nueve meses de “trabajo de parto” para que nazca una economía nueva, el Gobierno tiene una materia pendiente: organizar y concretar una mesa de diálogo social y económico, que incluya a los sindicatos y a los empresarios. Un encuentro amplio servirá para fijar metas y expectativas. 

La gestión del presidente, Mauricio Macri, recibió una situación económica embarazosa el 10 de diciembre del año pasado. Desde entonces, el nuevo gobierno trata de encarrillar la actividad, con correcciones para normalizar el proceso. Sin embargo, surgen complicaciones, que -hasta ahora- impiden un alumbramiento para la reactivación, con dolores para el bolsillo de los agentes económicos. Para que se haga la luz, hay que esperar hasta 2017, afirman desde la Casa Rosada. 

1- La devaluación del peso
La suba del dólar, en relación al peso, fue la primera medida que adoptó el Gobierno de Cambiemos en el primer mes de gestación del nuevo modelo económico.
En diciembre de 2015, el dólar pasó de costar, en el mercado cambiario, $ 9.80 a $ 14, lo cual reflejó una devaluación monetaria cercana al 40%.

2- La apertura del CEPO
En paralelo, el equipo económico dispuso la apertura del cepo cambiario, aquel conjunto de restricciones que estableció el kirchnerismo para acceder a dólares. De este modo, los agentes económicos, tanto personas físicas como empresas, pueden comprar divisas sin autorización a la AFIP.

3- La quita de retenciones
A fines de 2015, el Gobierno anunció la quita total de los derechos de exportación para todos los cultivos agrícolas, excepto para la soja, a la cual se le redujo en un 5% la alícuota. La medida alentó las exportaciones del agro un 40% interanual en el primer trimestre, según la Sociedad Rural Argentina.


4- El acuerdo con los holdouts
Otro paso en el período de gestación económica fue el acuerdo con los fondos buitre, que el Congreso aprobó a mediados de marzo. La derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano autorizó al Gobierno la emisión de deuda por un monto de U$S 12.500 millones para pagar a acreedores.


5- Reducción de subsidios
En los primeros meses de este año el Ministerio de Energía anunció la quita de subvenciones del Estado a las tarifas de los servicios públicos de luz y de gas. El propósito del Gobierno nacional fue recortar el déficit fiscal que registran las cuentas públicas, y generar un ahorro fiscal de unos U$S 4.000 millones.


6- Efectos del “tarifazo”
Precisamente la quita de subsidios a las tarifas de luz y de gas provocó fuertes reajustes en las boletas. Usuarios de distintas provincias recibieron facturas con incrementos dispares, superiores al 500%.  La medida derivó en amparos judiciales. La Corte frenó los aumentos y obligó al Gobierno a llamar a audiencias públicas.


7- “shock” de la inflación
La devaluación y la suba de tarifas impactaron en la inflación del segundo semestre. Los datos de abril indicaron que los precios de la canasta básica total, que incluye los servicios esenciales, crecieron casi el 7%, el registro más elevado en 14 años, según los relevamientos de las consultoras privadas.


8- Correcciones monetaria
 El Banco Central (BCRA) desplegó una política monetaria para reducir la cantidad de dinero que circula por la economía. Según datos oficiales, bajó el ritmo de emisión de billetes y la base monetaria pasó de crecer del 30% al 20% anual en julio, en sintonía con el leve descenso que la tasa inflacionaria registró en agosto.


9- Una gran mesa de diálogo  
En estos nueve meses de “trabajo de parto” para que nazca una economía nueva, el Gobierno tiene una materia pendiente: organizar y concretar una mesa de diálogo social y económico, que incluya a los sindicatos y a los empresarios. Un encuentro amplio servirá para fijar metas y expectativas. 

Comentarios