Gómez Centurión fue víctima de las mafias, insiste su defensa

Cuestionan que por una llamada anónima se haya separado del cargo al funcionario El abogado del ex funcionario macrista dijo que no se chequeó la veracidad de la denuncia sobre el cobro de coimas

SIN CAUSA. El abogado de Gómez Centurión afirmó que no hay pruebas para acusar a su defendido. telam SIN CAUSA. El abogado de Gómez Centurión afirmó que no hay pruebas para acusar a su defendido. telam
05 Septiembre 2016
BUENOS AIRES.- Hugo Wortman Jofre, uno de los abogados defensores del desplazado jefe de la Aduana Juan José Gómez Centurión, dijo que haberlo separado del cargo por un anónimo y un audio de terceros es un mensaje para las mafias y reclamó que el Ministerio de Seguridad tenga un mínimo de corroboración administrativa para establecer en estos casos si la denuncia es válida o no.

“Lo único real es que la denuncia es de un anónimo que tiene unas grabaciones de conversaciones de terceras personas donde se ha injertado un audio de una conversación ambiente de Gómez Centurión que no guarda ninguna relación con lo que venían hablando los otros interlocutores”, explicó el letrado sobre las pruebas presentadas en contra del funcionario macrista, sospechado por cobrar coimas como director general de la Aduana.

Jofre también cuestionó la decisión del fiscal federal Guillermo Marijuan de imputar a Gómez Centurión por esta causa al decir que esa deficiencia probatoria no permite sustentar ninguna imputación.

En diálogo con radio Splendid, el abogado defensor sostuvo: “la idea de que se separen a los funcionarios sospechados es buena, pero tiene que haber un mínimo de seguridad en la imputación que se le endilga”.

Y, agregó: “separarlo por un anónimo y un audio de terceras personas es un mensaje para las mafias en el sentido de que es muy fácil deshacerse de un funcionario honesto con esta falta de prueba”.

Jofre contó que el anónimo califica una cantidad de delitos, habla de contrabandos, de supuestos pagos de dinero, de una cantidad de información pero no está corroborada en nada con la prueba.

Por eso, consideró que va a ser dificultoso para el fiscal Marijuan poder calificar cuál es el delito que le está achacando el denunciante porque si el delito es lo que dice el anónimo -según el abogado- esa fuente menciona casi todo el Código Penal.

“No todos los anónimos deben ser judicializados”, advirtió el abogado al cuestionar la decisión de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de presentar una denuncia penal contra Gómez Centurión después de que llegaran a su cartera las grabaciones.

Al respecto, Jofre reclamó que en el Ministerio de Seguridad, tiene que haber un mínimo de corroboración administrativa para determinar si lo que dice el anónimo está sustentado en prueba válida. (DyN)

Tamaño texto
Comentarios