Gustavo Cerati: dos años de la partida del ídolo

En un nuevo aniversario del fallecimiento del cantante compartimos sus canciones más famosas y te contamos la historia detrás de cada una de ellas.

04 Sep 2016
1

GUSTAVO CERATI. El cantante falleció en 2014, a los 55 años. FOTO TOMADA DE PARABUENOSAIRES.COM

Hoy se cumplen dos años del fallecimiento de Gustavo Cerati y lo queremos recordar de la mejor manera. Te hacemos una lista de algunas de sus canciones –de solista y con Soda Stereo- y te contamos la historia detrás de ellas.




- Trátame Suavemente:

Disco: Soda Stereo (1984)

Autor: Daniel Melero

“La compuse mirando un discurso de Leopoldo Galtieri. Escribí la letra sobre un diario que tenía noticias de actualidad. Es una mezcla de canción de amor y de ver a Galtieri hablando en pleno estado de violencia”, explicó Melero en el libro “Ahora, antes y después”.

Se lanzó durante la última dictadura argentina –mientras presidía el nombrado dictador- como un cúmulo de situaciones pasionales imaginarias y reales. En la letra se encuentran ocultas las sensaciones que se vivieron en aquella época: miedo, soledad, silencio, dolor, desesperación.



- Juegos de Seducción:

Disco: Nada Personal (1985) – Soda Stereo.

Autor: Gustavo Cerati

La compuso para su primera novia, “Tashi”. La conoció en uno de los primeros recitales de la banda, cuando ella tenía sólo 15 años –nueve menos que él-. Se inspiró en las cosas que hacían juntos, las enseñanzas por parte de los dos. El nombre se refiere a la forma de entretenerse que tenían: “teníamos muchos juegos. Él era el mayordomo y yo la señora bien. Él tenía que hacer lo que yo le pidiera. Empezaron desde un jugo de naranja y terminaron en lo que te puedas imaginar”, contó Tashi en una entrevista radial.



- Ciudad de la Furia:

Disco: Doble Vida (1988) – Soda Stereo.

Autor: Gustavo Cerati

El cantante la compuso en su adolescencia cuando una chica lo abandonó. Fucionó sus sentimientos con un personaje que le gustaba en esa época, llamado Argos –un hombre alado-. Terminó de componerla en el ’88 en un contexto social marcado por el caos y la paranoia producidos por la hiperinflación y las crisis políticas. “La hice cuando una chica me dejó. Yo tenía 17 años. La grabé en un cassette y se la mandé como para que llorara, sufriera y volviera”, dijo Gustavo.



- Té para tres:

Disco: Canción Animal (1990) – Soda Stereo.

Autor: Gustavo Cerati

Este tema fue escrito por Gustavo para recordar una reunión familiar junto a su madre, Lilian Clark y su padre, Juan José. En ese encuentro tuvo que enfrentar la noticia de la enfermedad de su padre. Un cáncer terminal que le costaría la vida años después. La letra retrata como vivió el cantante esa difícil situación.

“Estábamos tomando el té. Estábamos los tres, Gustavo, mi marido y yo. Teníamos en la mano el último análisis que iba a confirmar o no la enfermedad y en qué estado estaba. La verdad que los resultados eran muy negativos”, confesó su madre.



- Zona de Promesas:

Disco: Zona de Promesas (1993) – Soda Stereo.

Autor: Gustavo Cerati

Habla de la esperanza, de meterse de lleno en la vida y probar de hacer cosas grandes. “Es una canción que salió disparada con mucha carga de emoción. Debe ser la única en la que cito a mi madre”, expresó Cerati.



- Adiós:

Disco: Ahí Vamos (2006) – Solista.

Autor: Gustavo Cerati

“Probablemente sea uno de los temas emocionalmente más profundos, digamos, es un tema que tiene esa belleza emocional para mí, ¿no? Algo descarnado”, manifestó en una entrevista Gustavo. Y continuó: “está muy relacionado con muchas cosas que hice en muchos momentos. Es una de las primeras canciones así, redondas, que hice para el disco y habla del final de una relación pero con un sentido evolutivo”.

“Separarse de la especie por algo superior. No es soberbia, es amor” dice una parte de la canción y el cantante la explicó: “comprender que a veces hay que decir adiós para crecer”. 




- Deja Vú:

Disco: Fuerza Natural (2009) – Solista.

Autor: Gustavo Cerati

Como dice el título, la canción habla sobre esas situaciones que, por algún motivo, sentimos que ya las vivimos (deja vú). Gustavo intentó encontrar una explicación racional para entender por qué esto ocurre y terminó escribiendo este tema: “hay algo que está como escrito en el aire y tiene algo de misterioso pero también es muy cotidiano. Este tema lleva precisamente su nombre y es una canción autorreferencial”.

Comentarios