El crudo relato del hombre que fotografió a Omran en Alepo

"Pensé en mi hija de siete años, podría ser ella", sostuvo Ruslan.

19 Ago 2016
1

REUTERS

El hombre que tomó la foto de Omran Daqneesh contó cómo vivió la dramática situación ocurrida hace unos días en la ciudad siria de Alepo. Mahmoud Ruslan dijo que no pudo contener las lágrimas y pensó en su hija, de siete años.
"Omran me afectó mucho porque estaba en silencio. No lloraba. No dijo una sola palabra. Estaba en shock. Pensé en mi hija de siete años, podría ser ella. Podría ser cualquier niño de Aleppo o de Siria", relató el reportero de guerra en declaraciones publicadas por el diario The Telegraph.
Ruslan aseguró que el lugar donde vivía el pequeño quedó reducido a pedazos de cemento: "lo primero que vi fueron tres cuerpos tendidos en el suelo, que de a poco eran cargados en una ambulancia. Eran los vecinos de la familia Omran".
Además, comentó que vio "que todo el mundo tomó esa foto y habla de ella". "Eso está muy bien, porque si la gente ve estas cosas, tal vez la guerra termine. Quizás, Omran y mi hija, Amal, puedan vivir una vida normal, como todos los niños del mundo", añadió.
"Espero que todas las fotos de los niños y de los bombardeos en Siria se conviertan en virales, de modo que todo el mundo sepa qué significa vivir aquí", concluyó Ruslan.
versión rusa
El Ejército ruso desmintió hoy haber lanzado un ataque aéreo en la noche del miércoles sobre un barrio de la ciudad siria de Alepo controlado por rebeldes, durante el cual quedó destruida la casa de un niño de cinco años, Omran, que fue rescatado y cuya imagen ha dado la vuelta al mundo. 
"Hemos subrayado varias veces que los aviones de la Fuerza Aérea rusa en Siria no atacan objetivos en zonas habitadas", afirmó el portavoz del Ministerio de Defensa en Moscú, Igor Konashenkov. 

SIRIA.- El hombre que tomó la foto de Omran Daqneesh contó cómo vivió la dramática situación ocurrida hace unos días en la ciudad siria de Alepo. Mahmoud Ruslan dijo que no pudo contener las lágrimas y pensó en su hija, de siete años.

"Omran me afectó mucho porque estaba en silencio. No lloraba. No dijo una sola palabra. Estaba en shock. Pensé en mi hija de siete años, podría ser ella. Podría ser cualquier niño de Aleppo o de Siria", relató el reportero de guerra en declaraciones publicadas por el diario The Telegraph.

Ruslan aseguró que el lugar donde vivía el pequeño quedó reducido a pedazos de cemento: "lo primero que vi fueron tres cuerpos tendidos en el suelo, que de a poco eran cargados en una ambulancia. Eran los vecinos de la familia Omran".

Además, comentó que vio "que todo el mundo tomó esa foto y habla de ella". "Eso está muy bien, porque si la gente ve estas cosas, tal vez la guerra termine. Quizás, Omran y mi hija, Amal, puedan vivir una vida normal, como todos los niños del mundo", añadió.

Espero que todas las fotos de los niños y de los bombardeos en Siria se conviertan en virales, de modo que todo el mundo sepa qué significa vivir aquí", concluyó Ruslan.

Versión rusa

El Ejército ruso desmintió hoy haber lanzado un ataque aéreo en la noche del miércoles sobre un barrio de la ciudad siria de Alepo controlado por rebeldes, durante el cual quedó destruida la casa de de Omran.

"Hemos subrayado varias veces que los aviones de la Fuerza Aérea rusa en Siria no atacan objetivos en zonas habitadas", afirmó el portavoz del Ministerio de Defensa en Moscú, Igor Konashenkov

Temas

Siria
Comentarios