Donde hay un chico adicto, hubo falta de diálogo

Lo afirmó le rabino Abraham Skorka, amigo del papa Francisco.

RABINO ABRAHAM SKORKA.   RABINO ABRAHAM SKORKA.
15 Agosto 2016
“Muchos chicos se drogan porque tienen una gran angustia, que es una de las tantas consecuencias de la falta de diálogo en nuestra sociedad”. El rabino Abraham Skorka está convencido de que “el diálogo es la llave que abre el corazón de todos, y que derriba las barreras interpersonales para que los conflictos no terminen en violencia”.

Skorka recuerda que esta idea del diálogo como llave para abrir los corazones era compartida con gran convicción con su amigo católico, el entonces cardenal Jorge Bergoglio, hoy papa Francisco. “Hicimos varios programas de televisión juntos para mostrar a través del diálogo interreligioso un paradigma que puede aplicarse a todos los hermanos argentinos”, contó.

Como ejemplo del poder del diálogo el rabino cuenta la relación entre Egipto e Israel. Se odiaban. “Hubo varias guerras. En el marco de un proceso, el ex presidente Anwuar el Sadat fue a Jerusalem cuando todavía no había un acuerdo de paz. Se paró en el Parlamento de Israel y dijo “hasta aquí hemos tratado los conflictos con guerras, ahora los resolveremos con la palabra. Ni una guerra más. Y nunca más hubo guerras”, recordó. Skorka insiste: sin diálogo no hay relación de paz posible.

Comentarios