“Abrazo simbólico” y quejas en Monteros

La Red de Mujeres Solidarias, que lidera Rojkés, cuestiona una decisión del intendente Serra.

INTERNA DEL PJ. Rojkés participó del acto de su organización en Monteros. la gaceta / foto de rodolfo casen INTERNA DEL PJ. Rojkés participó del acto de su organización en Monteros. la gaceta / foto de rodolfo casen
27 Junio 2016
Un abrazo solidario alrededor del inmueble que utilizan las Mujeres Solidarias de Monteros se realizó ayer a la tarde en calle Avellaneda al 100 de esa ciudad. La manifestación, que contó con la participación de representaciones de distintas comunas y municipios del interior, fue organizado con el fin de evitar que el municipio local desaloje las distintas dependencias que dispone la asociación civil.

Esto, a partir de la decisión del intendente Francisco Serra de rescindir el contrato de comodato por la propiedad. A través de este documento, el ex intendente Alberto Olea (secretario de Asuntos Sociales y Comunitarios del Ministerio del Interior) cedió el inmueble que forma parte del patrimonio municipal a la Red de Mujeres Solidarias de esa ciudad, entidad que preside su esposa María del Carmen Carrillo. Serra aseguró que la medida de Olea es de “nulidad absoluta” en razón de que fue refrendado a menos de 10 días de cesar en su mandato y un día antes del juramento y asunción del nuevo Concejo Deliberante. El actual jefe municipal aclaró además que jamás se proyectó el cierre de ese espacio, sino la recuperación del local para construir el Paseo del Bicentenario.

En el inmueble de la Red de Mujeres funciona el Servicio de Asistencia a las Víctimas de la Violencia, una biblioteca, un paseo de la lectura y una sala de juego infantiles. “Aquí hay un equipo interdisciplinario que orienta o asesora a las distintas personas, víctimas de algún tipo de violencia. Son muchas las personas beneficiadas con este servicio. Sería lamentable que nos dejen sin espacio”, dijeron las abogadas Leonor García y Eleonor Pacheco, del Servicio de Asistencia.

La concentración de ayer se inició con un acto en el que Carrillo exhortó al intendente Serra a abandonar las diferencias políticas y hacer prevalecer el interés de que se mantengan en el predio en disputa los beneficios que brinda la Red de Mujeres. “No vamos a permitir un atropello como este que se pretende perpetrar por cuestiones ajenas al bien común”, agregó. Carrillo (Frente para la Victoria) fue rival de Serra (Acción Regional) en los comicios de 2015.

Comentarios