Con las caminatas de la UNT podés aprender la historia allí donde ocurrió

Los guionistas de cada paseo y los guías salieron de las aulas de las facultades de Filosofía y Artes. Cuatro circuitos. Salidas para escuelas

28 Jun 2016

Sonrientes y abrigados (y nerviosos, como suele pasar cuando se empieza un proyecto, especialmente si está hecho a pulmón), los responsables de las “Caminatas Históricas” esperaban su primer grupo. Ellos son los hermanos Carlos y María Marta Segura, profesor y estudiante de Historia, respectivamente; Rosario Robles, también estudiante de Historia, y Agustina Vargas, de Artes. Mariana Carlés, coordinadora de Políticas Comunicacionales de la Facultad de Filosofía, y Santiago Rex Bliss, profesor de diferentes áreas de la Historia, tanto en Filosofía como en Artes, “los viejos” de este equipo, junto con la profesora Silvina Aráoz, de Artes, coordinaron el proyecto y capacitaron a los participantes.

La propuesta: paseos de una hora -más o menos- por lugares emblemáticos de la ciudad para aprender in situ historia tucumana, y comprender por qué vivimos en una Ciudad Histórica. Los recorridos son cuatro: el clásico, por el microcentro; el Belgraniano; otro bautizado Cultura y bicentenario, y uno más, sobre Movimentos Sociales. El proyecto es mantener las actividades hasta el 30 de julio... y si se puede, continuar.

El primer día los caminantes fueron reuniéndose en la Casa Belgraniana (Bernabé Aráoz 681): no eran caminantes cualesquiera: eran las autoridades de las dos facultades de la UNT que se pusieron al hombro el proyecto que Carlés había presentado a la comisión universitaria por los festejos del Bicentenario.

Armar, contar y vivir

Los hermanos Segura y Yasmín Petros (que ese día no pudo ser de la partida) armaron el guión, con asesoramiento de Bliss. El desafío -contaron- era salir de los claustros e invitar a la comunidad a vivir la historia. “Nos encontramos con la necesidad de ‘poner en cuestión’ la historia académica; replantearnos muchas -confesó Carlos-. Nos obligó, por ejemplo a un cambio de lenguajes, porque el ciudadano, que es el destinatario de nuestro trabajo, es un interlocutor diverso: adultos y chicos; gente de aquí y otra que viene de afuera, y que quizás ignora todo, o casi todo de nuestra historia... No podemos dar nada por sentado. También nos llevó a preguntarnos de dónde venimos y cómo llegamos hasta aquí, porque lo que ocurrió es solo una de las posibilidades que se abrían en ese momento. La historia también es lo que no fue”, dijo María Marta.

Los lugares y los hechos

Las caminatas permiten además situar la historia en sus escenarios. Y conocer también lo que vino después. “Historia es otro modo de decir la acción de los ciudadanos en esos escenarios, que se transforman así en espacio histórico amplio. A lo largo del tiempo el usuario modificó el ambiente, que a su vez cobijó mas historias”, explicó Bliss y ejemplificó con lo que hoy es la plaza Belgrano: “aquí no solo se desarrolló la Batalla de Tucumán. Era un descampado que funcionó como una especie de ‘estadio’ donde se llevaban adelante enfrentamientos bélicos, que fueron frecuentes en la primera mitad del siglo XIX. Aquí se combatió cinco o seis veces”, contó.

Las voces que narran

Rosario y Agustina son dos de los ocho guías que ya están trabajando. “Se inscribieron130 interesados para recibir la capacitación, que se llevó a cabo en la Facultad de Filosofía”, informó, orgullosa de los resultados, Carlés, y contó que el grupo de guías está creciendo, en sabiduría y en entusiasmo, para que tucumanos y extranjeros puedan recorrer la ciudad mientras viven su historia.


n Son gratuitas.
n Sábados a las 10.  
n En vacaciones, sábados y miércoles a las 10.
n Para escuelas: miércoles a las 10 y a las 15.
n Más info www.filo.unt.edu.ar o area.comunicació[email protected]
Cuándo, cómo
> Son gratuitas.
> Sábados a las 10.  
> En vacaciones, sábados y miércoles a las 10.
> Para escuelas: miércoles a las 10 y a las 15.
> Más info www.filo.unt.edu.ar o area.comunicació[email protected]
Comentarios