San Martín fue el mejor, sin dudas

El "Santo" volvió a ganarle a Unión Aconquija y consiguió el ascenso a la B Nacional.

MOMENTO CLAVE. Unión Aconquija había pasado al frente y todo era nerviosismo en San Martín. Hasta que Gonzalo Rodríguez empató con este tiro y todo se encarriló. la gaceta / foto de franco vera (enviado especial) MOMENTO CLAVE. Unión Aconquija había pasado al frente y todo era nerviosismo en San Martín. Hasta que Gonzalo Rodríguez empató con este tiro y todo se encarriló. la gaceta / foto de franco vera (enviado especial)
San Martín volvió a la B Nacional y lo hizo con la autoridad que ejercen los equipos que tienen entidad propia. Los “Santos” le ganaron nuevamente a Unión Aconquija, de Las Estancias, y luego de cinco temporadas recuperaron la plaza en la segunda categoría en el fútbol argentino. El marcador final, 3 a 2 a favor de los tucumanos, es un fiel reflejo de lo que pasó en los 90 minutos. El equipo de La Ciudadela volvió a mostrar una clara superioridad ante un rival que había sido el mejor en la fase clasificatoria pero esta vez sucumbió ante conjunto que fue inteligente para golear en los momentos cruciales de la final.

Los aplausos del público local, cuando los jugadores tucumanos abandonaron el campo de juego, demuestran que el ascenso lo consiguió el conjunto que en esta parte de la temporada estableció una clara superioridad sobre sus rivales.

Desde el minuto uno San Martín salió a ser protagonista de las acciones. Presionó en todo el campo de juego y trató de jugar el partido lejos del arco de César Taborda.

Ninguno de los dos habían hecho méritos para establecer una ventaja cuando llegó el primer grito. Ramón Lentini mostró su oficio de goleador al aprovechar una indecisión de los centrales locales y desatar el festejo de hinchas “Santos” que se ubicaron detrás el arco sur, pese a la prohibición.

Unión Aconquija no bajó los brazos. José Pereyra y Wilson Moreno empezaron a complicar a Esteban Goicoechea. Presisamente, el lateral comentió una dudosa falta a Pereyra. El que no dudó fue el árbitro Ejarque, que cobró la pena máxima. Lucas Farías no falló y estableció el 1-1. Fue un golpe que al visitante le costó superar. Sergio Viturro perdió el protagonismo y San Martín se quedó sin el hombre encargado de manejar la pelota.

Las emociones llegaron en la parte final. Taborda falló por única vez en el encuentro, dejó escapar una pelota fácil para retener y Farias aprovechó el “regalito” para poner el 2-1 que forzaba una definición por penales. Pero reaccionó a tiempo. Dos minutos más tarde, Gonzalo Rodríguez ractificó que atraviesa el mejor momento de su carrera y estableció el 2-2. Con una contra perfecta, el pibe de Aguilares dejó desairado a los centrales locales y puso la pelota lejos del alcance de Medina. Fue un mazazo para los locales, que nunca pudieron recuperarse.

El golpe de nocaut llegó por la vía de otro contragolpe que Gonzalo Rodríguez y Lentini manejaron a la perfección. El misionero definió con precisión. El trabajo ya estaba hecho. Sólo quedaba esperar que corra el reloj para festejar..

El local desnudó sus limitaciones para inquietar a Taborda, mientras que San Martín, en cada contra, dejaba la sensación de poder estirar la ventaja.

La consagración es el premio al equipo que a partir de la llegada de Diego Cagna consolidó su juego y no dejó dudas sobre sus merecimientos. El ascenso quedó en manos del mejor. San Martín le hizo el mejor regalo para sus hinchas. Vuelve a la B Nacional, un lugar que nunca debió haber abandonado.

Comentarios