Se pagó U$S 9.300 millones a los “holdouts”

Griesa levantó la cautelar que impedía la cancelación de deuda y el Gobierno podrá pagarles a los acreedores que aceptaron los canjes Prat-Gay, ministro de Hacienda, afirmó que al dejar atrás la cesación de pagos, la Argentina accederá a préstamos internacionales para financiar obras

23 Abr 2016
1

POSTURA. Prat-Gay defendió los acuerdos con los “holdouts” y afirmó que facilitarán la llegada de inversiones. dyn

BUENOS AIRES.- La Argentina pagó ayer U$S 9.300 millones a los holdouts y dejó atrás la cesación de pagos que comenzó en 2002. Esta posibilidad le permitirá al país solicitar créditos a tasas más razonables en el mercado financiero internacional. La salida formal de la cesación de pagos se concretó luego de que el juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, levantara la medida cautelar que trababa el pago de la Argentina a los bonistas.

Así, el Poder Ejecutivo saldó los acuerdos judiciales con los “fondos buitres”, el grupo de acreedores formado por el 7% de los tenedores de títulos de deuda argentinos que habían rechazado los canjes de 2005 y 2010.

“Este es el final de un camino muy largo, de un recorrido que nunca debía haber existido, de una mala negociación del Gobierno anterior que resultó costosa, no sólo en términos financieros, sino también en términos económicos”, manifestó el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, en declaraciones radiales, según consignó la agencia Télam.

El funcionario explicó Griesa dejó sin efecto las cautelares que impedían el pago a los holdouts, luego de que la Argentina derogará la Ley Cerrojo y de Pago Soberano, y de que alcanzara un acuerdo con los bonistas que no aceptaron los canjes y que obtuvieron un fallo favorable en la Justicia de Nueva York.

Desde las 7 de la mañana de ayer, el Gobierno nacional comenzó a transferir sus pagos a los holdouts, operatoria que, en total, sumó U$S 9.300 millones. Prat-Gay explicó que a partir de ahora, la Argentina se volverá al mercado internacional de crédito. “Desde el punto de vista de los inversores externos, hasta que el país no arreglara el problema del default, no podía recibir inversiones”, subrayó el ministro.

Además, el funcionario destacó que las calificadoras de riesgo crediticio mejoraron la calificación del país, por lo cual la Nación, las Provincias y las empresas privadas pueden tomar préstamos a menor tasa. “La Argentina necesita mucho crédito para invertir en infraestructura para volver a crecer. Además, podrán desarrollarse las pequeñas y medianas empresas, que generan empleo genuinos”, destacó Prat Gay. “Este no es el fin de camino, sino el inició. Hemos despejado el terreno para que ahora comiencen las inversiones”, agregó.

De los U$S 9.300 millones depositados por la Argentina, U$S 6.200 millones serán pagados directamente a quienes cerraron un acuerdo con el Gobierno antes del 29 de febrero. Otros U$S 3.100 millones se destinarán a un fideicomiso en el Banco de Nueva York (BONY), para pagar a los que cerraron acuerdos posteriores.

Para afrontar los pagos a los holdouts, la Argentina colocó deuda por U$S 16.500 millones a un interés promedio del 7,2%. Del monto total de la emisión, una parte se destinará para pagarles a los “fondos buitres”. El resto se utilizará para financiar obras de infraestructura, consignó la agencia DPA. El objetivo del Gobierno es reactivar la economía, que atraviesa una complicada situación por la alta inflación que podría llegar al 40% este año, según estadísticas privadas. A su vez, la economía enfrenta más de 100.000 despidos, según datos de los gremios en los últimos cuatro meses.

PUNTO DE VISTA

Hay que esperar por los beneficios

Mara Laudonia - Economista y autora del libro "Los buitres de la deuda" - Agencia Télam

Salir del default habilita al país pagarle a los bonistas que aceptaron los canjes de 2005 y de 2010, que desde hace dos años no ven un centavo de la Argentina, y que acumularon para cobrar la friolera de U$S 3.000 millones. Los “fondos buitre” eran un 7% de los U$S 81.800 millones que habían entrado en default en 2001. A partir de ahora, quedará sólo el 1% de ese total, que tiene derecho en seguir la batalla judicial o bien plegarse al acuerdo que la Argentina ofreció en febrero. El pago de U$S 9.300 millones involucra un tercio de las reservas del Banco Central. Que el pago haya sido en efectivo agilizó el desenlace de las negociaciones con los holdouts. Ahora bien: si esto fue caro o barato para la Argentina, o si traerá beneficios, se sabrá en los próximos meses, si llegan inversiones y si mejoran las tasas de los créditos que tome el país. Lo que era seguro es que no acordar, hubiese sido más caro.

“Me dio un placer enorme levantar las medidas cautelares”, afirmó Griesa

El juez norteamericano Thomas Griesa destacó ayer que la Argentina haya pagado la deuda a los holdouts. Mediante un comunicado, el mediador del conflicto judicial entre la Argentina y los “fondos buitre”, Daniel Pollack, manifestó un mensaje que le transmitió el magistrado. “El juez Griesa me pidió que haga público el hecho de que le dio un enorme placer ejercer su discreción y levantar la cautelar como resultado del cambio dramático de circunstancias en la Argentina, después de la elección del presidente (Mauricio) Macri”, indicó. Por su parte, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew, también destacó que el país haya salido del default. “La emisión exitosa de la Argentina y el acuerdo final con la mayoría de los acreedores holdout es un testimonio del cambio político”, señaló mediante en un comunicado. (Télam)

Las reservas del Banco Central finalizaron la semana en U$S 36.000 millones

Las reservas internacionales del Banco Central registraron ayer el ingreso, por la colocación de deuda soberana de la Argentina, de U$S 7.047 millones. Así, las reservas finalizaron en U$S 35.845 millones, un aumento de U$S 6.662 millones respecto de la jornada anterior. La variación de las divisas frente al dólar, los títulos externos y otros instrumentos financieros que conforman parte de las reservas arrojaron un monto negativo de U$S 72 millones.

En tanto, el dólar cerró la semana, en el mercado de cambios, a $ 14,62 para la venta, según el promedio de bancos. Con intervenciones, el Banco Central mantuvo el precio de la divisa por arriba de los $ 14. El Banco Nación fue uno de los protagonistas con sostenidas compras. Para la semana próxima, el Gobierno espera que lo remplacen los importadores. (Télam)

Comentarios