“No podemos aceptar que exista violencia política”

Bullrich, tras el tiroteo a una sede kirchnerista.

REUNIÓN. La ministra Bullrich recibió a dirigentes de Nuevo Encuentro. foto del twitter @torrillate REUNIÓN. La ministra Bullrich recibió a dirigentes de Nuevo Encuentro. foto del twitter @torrillate
07 Marzo 2016
BUENOS AIRES.- La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, recibió ayer al titular de la agrupación kirchnerista Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella. El objetivo de la reunión fue el ataque perpetrado el sábado durante la inauguración de un local partidario en el barrio porteño de Villa Crespo.

“De ninguna manera podemos aceptar que exista violencia política en el país. Tirotear un local político es inadmisible, irracional y asesino; queremos paz y unir a los argentinos”, manifestó la funcionaria nacional tras el encuentro, del que participaron el secretario de Seguridad Interior de la Nación, Gerardo Milman; y los legisladores porteños del Frente para la Victoria (FpV) Carlos Tomada (presidente del bloque kirchnerista en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires), José Cruz Campagnoli y Andrea Conde.

Bullrich también se comprometió en investigar el ataque, en el que dos militantes de Nuevo Encuentro sufrieron heridas de bala. “Trabajaremos fuertemente para que se esclarezcan los acontecimientos y se identifiquen a los agresores”, sostuvo.

“Que se tirotee a mansalva a un grupo de personas en un local donde había muchas personas, muchos chicos, es algo muy grave. Creo que ahí podría haber habido una tragedia”, agregó la ministra en declaraciones radiales.

“Violencia política”

Luego de la reunión, Sabbatella afirmó que Bullrich le expresó con claridad su compromiso para esclarecer el ataque. “Se está generando un clima de violencia política, un clima de revancha”, manifestó el ex titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca).

“Planteamos que se está generando un clima de violencia política, un clima de revancha que lo vemos en la alta esfera del Gobierno cuando se estigmatiza a los militantes, como ñoquis, como vagos, como ‘la grasa militante que hay que extirpar’”, agregó el dirigente kirchnerista, haciendo referencia a declaraciones realizadas en enero por el ministro de Economía de la Nación, Alfonso Prat-Gay. “La violencia verbal puede derramar en violencia institucional o política”, advirtió Sabbatella.

El sábado, cerca de la medianoche, dos militantes de Nuevo Encuentro recibieron balazos durante un acto en la sede partidaria de Padilla y Gurruchaga, en Capital Federal. Ambas mujeres se encuentran fuera de peligro. (Télam)

Comentarios