Alemanes y franceses rechazan a Al Assad

Ambos países quieren al presidente sirio fuera del poder para luchar contra el ISIS.

30 Noviembre 2015
BERLÍN.- Alemania, en total sintonía con Francia, descartó ayer cualquier colaboración militar con Damasco (Siria) mientras se mantenga en el poder el presidente, Bashar al Assad.

“Ahora no habrá colaboraciones con Al Assad ni con tropas sirias bajo sus órdenes”, dijo en Berlín un portavoz del Ministerio de Defensa.

Antes, la ministra de esa cartera, Ursula von der Leyen, había dicho a la televisión pública alemana ZDF que no habrá un futuro político de Siria con Al Assad en el poder, pero que hay una parte de sus tropas “que se pueden aceptar”. Su portavoz, Jens Flosdorff, aclaró que se trata de evitar la descomposición total de Siria como Estado, informó la agencia DPA.

Francia, por su parte, sólo puede imaginar una colaboración con representantes del Gobierno sirio si Al Assad abandona el poder, según afirmó el canciller galo Laurent Fabius, cambiando así la postura que había esgrimido hace sólo una semana. “Mientras Al Assad continúe en el poder como comandante en jefe del Ejército no es posible imaginar una coalición militar contra la milicia terrorista del ISIS”, afirmó el ministro.

En tanto, el portavoz de Exteriores, Martin Schäfer afirmó que es un buen síntoma que las tropas de Al Assad estén combatiendo ahora contra las milicias del Estado Islámico (ISIS), porque esto allanará el camino hacia un Gobierno de transición.

“Pero esto no significa que se vaya a intercambiar información o se vaya a colaborar de alguna manera” con el gobierno, advirtió Schäfer.

Alemania mandará a Siria aviones de combate tipo Tornado para misiones de reconocimiento y un buque de guerra de apoyo, así como 1.200 soldados para luchar contra ISIS en la guerra civil.

Las declaraciones de la pasada semana de Fabius, en las que abría la puerta a una posible coalición que incluyera a las fuerzas sirias en la lucha contra Estado Islámico, desencadenaron un debate internacional. Francia, que tras los atentados en París tracciona la creación de una amplia coalición internacional para derrotar a ISIS en Siria e Irak, ahora parece haber sido permeable a las presiones de sus aliados occidentales, cambió su parecer y vuelve a solicitar el alejamiento de Al Assad. (Télam)

Tamaño texto
Comentarios