Oficialistas critican el eventual armado y hablan de “debilidad”

“Sufrimos una oposición de poca monta; busca unir el agua y el aceite para acercar alguna expectativa electoral”, fustigó Golobisky

13 May 2015
Dirigentes del alperovichismo cuestionaron ayer la posibilidad de que el diputado José Cano y el intendente Domingo Amaya conformen una fórmula opositora para llegar a la gobernación.

“No los une el amor, sino el espanto”. El legislador, Ramiro González Navarro adaptó la frase de Jorge Luis Borges para caracterizar la eventual alianza. “Se dejan de lado las coincidencias ideológicas por una mera conveniencia electoral. La ciudadanía está madura para advertirlo. No me imagino un gobierno de coalición y hemos tenido la triste experiencia en ese sentido con la Alianza que tuvo el triste final que los argentinos recordamos como una realidad lacerante”, comparó.

El presidente subrogante de la Cámara, Regino Amado, afirmó que “no se entiende nada” de los movimientos de la oposición local. “Cómo le explicas a la gente peronista (que sigue a Amaya) que ahora debería votar a un radical (Cano). No creo que los radicales tampoco voten a Germán Alfaro, que es justicialista”, advirtió. Cargó luego contra Cano al afirmar que “no tiene la más mínima experiencia de administrar nada, ni un quiosco” y que “utilizó todas las candidaturas para estar dos años: legislador, senador y diputado”. Consignó que que éste apoye a Mauricio Macri, Sergio Massa y Ernesto Sanz confunde a la dirigencia y al electorado tucumano.

Armando Cortalezzi, interventor de la Caja Popular, opinó que el posible armado “no influirá mucho” en los comicios. “La gente elegirá entre un proyecto consolidado o dos personas que se juntan con muy poca experiencia”, comparó.

El concejal Ignacio Golobisky fue más duro aún. “Un Gobierno presente y fuerte merecía una oposición con mucho más nivel. Sufrimos una oposición de bajas calorías, de poca monta, que en pos de lograr acercar alguna expectativa electoral, busca unir el agua con el aceite”, afirmó. Aseguró que esta estrategia es una “muestra de debilidad”. “Igual ganaremos al agua y al aceite juntos. La gente valorará la coherencia de este proyecto”, vaticinó.

Comentarios