Bonfatti reconoció que hubo "errores" en las PASO en Santa Fe

El mandatario prometió "subsanar" los inconvenientes para las elecciones generales, tras la polémica por las denuncias de irregularidades en las primarias.

01 May 2015
1

DYN

SANTA FE.- El gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, afirmó hoy que "no puede quedar en dudas" la transparencia de las recientes primarias provinciales porque dijo que "está en juego la honorabilidad de un gobierno y la institucionalidad democrática" y prometió "subsanar" los errores para las generales del 14 de junio.
   
Al inaugurar hoy el 133° período de sesiones ordinarias de la Legislatura santafesina, el último de su gestión, Bonfatti realizó un extenso discurso y reconoció que "se han cometido errores" en las elecciones primarias de la provincia donde se impuso el PRO sobre el socialismo pero hubo varias denuncias de irregularidades.
   
"Hay algo que no puede quedar en dudas y que es la transparencia electoral, eso lo hemos hecho y eso haremos. Está en juego el resultado de una elección, pero también la honorabilidad de un gobierno y la institucionalidad democrática", aseveró Bonfatti.
   
Si bien anoche se anunció de manera oficial que finalizó el escrutinio definitivo de las elecciones primarias, Bonfatti no pudo exhibir los números finales del comicio que se conocerán "en los próximo días", explicaron desde el Tribunal Nacional Electoral.
   
"Durante el escrutinio de las elecciones primarias, del pasado de 19 de abril, se han cometido errores que hemos asumidos y que nos comprometemos enfáticamente a subsanar para las elecciones generales del próximo 14 de junio", afirmó el gobernador.
   
Bonfatti sostuvo que "no pueden quedar dudas que esos errores han sido instrumentales sin la menor injerencia en la soberana voluntad popular. Tal como quedó demostrado en el escrutinio definitivo finalizado en la noche de ayer, los apoderados de todos los partidos políticos tuvieron la posibilidad de comprobar que no se produjo ninguna irregularidad que tergiversara las elección ciudadana".
   
Previamente, el mandatario remarcó que el socialismo "se propuso generar un cambio en la forma de concebir la política y el Estado" en la provincia.
   
A su vez, salió al cruce de las críticas del candidato del PRO, Miguel Del Sel, quien el miércoles había dicho que "las personas están para mucho más que ser empleados públicos" señalando que "no todos compartimos esta convicción tan profunda de poner al trabajador público en el centro de nuestros esfuerzos".
   
También sostuvo que la provincia sufre una "estigmatización" por los casos de narcotráfico, asegurando que "Santa Fe no es ese territorio tomado por las mafias que reproducen como imagen única muchos medios nacionales". En este sentido, pidió a la Justicia ya las fuerzas federales que "redoblen su compromiso con el combate" contra el crimen organizado.
   
Bonfatti destacó que "un gobierno progresista encuentra un solo camino posible: el que señala el horizonte de la Igualdad a través de derechos. 

El Estado santafesino se encontraba debilitado por el impacto de ese vaciamiento, pero también por un proceso más extendido en el tiempo caracterizado por la ausencia de planificación global, la fragmentación y superposición de esfuerzos que inmovilizaban su capacidad de respuestas hasta anularlo".
   
Además, el mandatario provincial expresó que "se trata de revalorizar políticas y Estado pero en un sentido definido, profundamente progresista y al mismo tiempo republicano e institucionalizado".
   
El gobernador llegó a la Legislatura a las 11, donde fue recibido por el vicegobernador Jorge Henn, en la explanada del histórico edifico. Allí, lo aguardaban jóvenes militantes del socialismo. Al igual que el año pasado, también se presentó un grupo de familiares de víctimas de la violencia en la ciudad, si bien en esta oportunidad no se registraron incidentes.
   
La ceremonia contó con la participación de los integrantes del Poder Ejecutivo, el senador provincial y candidato a gobernador por el Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), Miguel Lifschitz, el arzobispo de Santa Fe y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, los diputados nacionales  Mario Barletta (UCR), Hermes Binner (PS), Oscar Oscar Martínez (FR), Pablo Javkin (CC),  legisladores provinciales y  representantes del Poder Judicial, entre otros.
Comentarios