“Las puertas están abiertas para todos”

Alperovich le hizo un guiño político a Amaya El gobernador celebró ayer el retorno de los “Mellizos” Orellana al oficialismo. “Nosotros nunca hemos corrido a nadie”, afirmó

DE RECORRIDA. Alperovich entregó vehículos para el traslado de niños. prensa y difusión DE RECORRIDA. Alperovich entregó vehículos para el traslado de niños. prensa y difusión
27 Abril 2015
El alperovichismo celebró ayer formalmente el retorno de los “Mellizos” José y Enrique Orellana. Fue el gobernador, José Alperovich, el encargado de darles la bienvenida a los famaillenses, que permanecieron cinco meses militando en el massismo y alejados del Poder Ejecutivo provincial.

“¡Bienvenidos al proyecto! Celebro que vuelvan a estar con nosotros. Siempre digo que somos amplios, que tenemos un proyecto que está claro, que no tiene como objetivo ganar una gobernación sino seguir ayudando a los tucumanos”, expresó Alperovich con una amplia sonrisa. Calificó luego a los hermanos José (legislador) y Enrique (intendente de Famaillá) como “grandes dirigentes” que han “trabajado mucho” y que demostraron su capacidad de gestión en el municipio del sur provincial.

A continuación, al ser consultado por LA GACETA sobre si las puertas del alperovichismo están abiertas también para otros dirigentes añadió: “siempre lo están. Nunca hemos corrido a nadie y los lugares siempre están disponibles. Lo que siempre digo es que tenemos que charlar y dialogar con todo el mundo. Tenemos que ser generosos”. Si bien negó que se esté en conversaciones con el intendente, Domingo Amaya, reiteró: “las puertas están abiertas para todos”.

Alperovich entregó ayer vehículos adaptados para trasladar a chicos discapacitados que asisten a diferentes instituciones públicas. Estuvo acompañado por el vicegobernador y precandidato a sucederlo, Juan Manzur, que también se refirió a la vuelta de los Orellana. “Son dirigentes de fuste, siempre han revalidado todos los títulos que han tenido en las urnas. Creo que es importante que se sumen, porque vienen a enriquecer el espacio político que conduce José (Alperovich) en Tucumán”, halagó. Al preguntársele sobre si era posible la vuelta de Amaya tras las críticas que éste emitió fue más cauto: “no lo sé”.

Según trascendió, los Orellana podrían visitar a Alperovich en los próximos días para sellar la vuelta. Tras varias semanas de rumores sobre un acercamiento, Enrique Orellana confirmó a LA GACETA que llegaron a un acuerdo con la Casa de Gobierno. De acuerdo precisó, él y su familiar serán candidatos dentro de la estructura alperovichista en las próximas elecciones nacionales y provinciales. Enrique iría por una banca legislativa por la sección Oeste (mediante un acople) y José, por una en la Cámara de Diputados de la Nación (en la lista oficial). En tanto, el orellanismo buscará retener la intendencia de la “Capital de la Empanada” mediante la candidatura de la esposa de uno de ellos.

El jefe municipal justificó que tomaron la decisión por motivos políticos y económicos. Por un lado, por la falta de definiciones del diputado José Cano y de Amaya, para un acuerdo (Sergio Massa apoyaría a Cano para la gobernación). Y por el otro, por la crisis financiera de Famaillá, consecuencia del retaceo de fondos por parte del PE.

El legislador massista José Teri, cercano a los “Mellizos”, también había adelantado que se sentía identificado con el proyecto de Manzur. De esta manera, el parlamentario díscolo Gerónimo Vargas Aignasse sería el único seguidor del trigrense que no volvería al alperovichismo.

Comentarios