Bautismo Mundial para Meeke

El británico, con un Citroën, logró su primera victoria en la categoría, luego de un trabajo demoledor

27 Abr 2015
VILLA CARLOS PAZ.- “Esto es para Colin”. Entre lágrimas, Kris Meeke dedicó a su mentor lo que acababa de lograr: convertirse en ganador de la edición XXXV del Rally de la República Argentina. Colin es McRae, el mítico piloto escocés fallecido en 2007, que supo darle apoyo y que llegó a presentarlo como su sucesor.

A los 35 años, Meeke hizo historia. Por primera vez anotó su nombre como vencedor de una carrera de la máxima categoría del rally. Y se convirtió en el 74° ganador de una prueba mundial y en el 4° británico, después de Roger Clark, Richard Burns... y de McRae.

Entre Meeke y el noruego Mads Ostberg, segundo, le dieron a Citroën un 1-2 que además significó el final de una racha positiva de cinco competencias para el equipo VW, que tuvo esta vez una carrera olvidable. Además, la casa francesa volvió a la victoria después de 20 presentaciones. Su último éxito se había dado en agosto de 2013, cuando el español Dani Sordo terminó primero en Alemania.

Buena ventaja

Meeke, nacido en Irlanda del Norte, cerró la cuarta fecha de la temporada con un registro total de 3hs.41’ 44”9/10. Aventajó por 18”1/10 Ostberg. El podio lo completó el joven galés Elfyn Evans (Ford Fiesta), en su mejor actuación en la categoría. En el top ten de la carrera terminó el cordobés Federico Villagra con su Ford Fiesta Maxi Rally.

El francés Sébastien Ogier (VW Polo), que el viernes abandonó parcialmente y se reenganchó, aunque sin chances de triunfo, al menos pudo sumar tres puntos para el campeonato tras adjudicarse el Power Stage de El Cóndor. De ese modo, se mantuvo como único puntero.

La cita argentina, por primera vez, transitó caminos de San Luis con la disputa del primer especial en Merlo el jueves: allí se impuso Ogier. Luego presentó alternativas para nada agradables como el accidente del sábado del neozelandés Hayden Paddon que dejó a seis espectadores heridos. Ayer, dos de ellos seguían bajo atención especial en hospitales de la capital provincial.

Meeke lideró desde el segundo día; cerró ayer la faena con un séptimo puesto en El Cóndor-Copina, y un quinto lugar en un accidentado Power Stage, en el que Andreas Mikkelsen (VW Polo), ganador del primer tramo del día, y el belga Thierry Neuville (Hyundai i20) sufrieron las exigencias del camino. Por su parte, Evans mantuvo la regularidad que lo caracterizó durante toda la competencia, capitalizó ayer el abandono del finlandés Jari-Matti Latvala por problemas en el motor de su VW Polo y por primera vez se subió a un podio en el WRC.

Al igual que en 2013, el qatarí Abdulaziz Al Kuwari volvió a ganar en WRC2. Fue escoltado por el paraguayo Diego Domínguez y el finlandés Jari Ketomaa. (Especial-DyN)

Los Maxi Rally del Campeonato Argentino se sumaron a los coches del Rally Mundial en el tránsito por el tradicionales caminos de las Altas Cumbres. En el desafío (por el cual sumaban cinco unidades por presentación), el trabajo de Gerónimo Padilla con el Peugeot 208 fue muy bueno: terminó 2° en los dos parciales, a 6” y 5” del más rápido, el cordobés Nicolás Madero. En la clasificación general del Mundial, “Gero” fue 21° y fue el 4° argentino, detrás del cordobés Federico Villagra, del puntano Miguel Baldoni y del catamarqueño Walter D’Agostini.

“Pude andar mejor en los dos especiales, pero D’Agostini me tapó y viajé detrás de la tierra que su auto levantaba. La verdad, estaba para ganar ambos tramos. Lo que sucedió ayer no hace más que confirmar lo que dije el sábado: que tengo un gran auto y que de aquí en más puede darse otra historia para mí en el Argentino. Me siento muy tranquilo con eso”, aseguró Padilla.

Comentarios