En Atlético varios aspiran a reemplazar a Garnier

Quiroga se quedó sin compañero en el mediocampo. Valdez, Julio, Grahl y Longo cuentan con chances.

22 Abr 2015
1

ESPERA UN COMPADRE. Quiroga, el segundo de izquierda a derecha, corre a la par de Matos durante la sesión de ayer en el complejo de Ojo de Agua, donde el grupo volverá a entrenarse hoy, desde las 10. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

Como desocupados con un suplemento de avisos clasificados rayoneado bajo el brazo, los volantes centrales de Atlético retiraron con sus propias manos el cartel de “Se busca 5” de la puerta de la oficina de Juan Manuel Azconzábal y desde ayer comenzaron a aplicarse para suplantar al lesionado Pablo Garnier. Mientras tanto, Franco Quiroga espera ansioso a su nuevo compañero.

Las entrevistas comenzaron en el complejo Ojo de Agua con una serie de ejercicios tácticos que supervisó el mismo entrenador. David Valdez y Miguel Julio fueron los primeros en ser llamados.

El tucumano cuenta con ventaja para jugar el partido ante Juventud Unida, el sábado, a las 14, ya que integró el banco de suplentes en cuatro de los últimos cinco partidos contra una vez del colombiano.

Todo después de que Julio acompañó a Garnier en el partido contra Guillermo Brown en Puerto Madryn pero no convenciera al cuerpo técnico del todo.

Sin embargo, para Valdez todo se reducirá a lo que pase en los entrenamientos de esta semana. “Desde el lunes empezamos a trabajar en lo que será Juventud. El que esté mejor en las prácticas será el que juegue”, vaticinó.

“Yo sigo motivado. Hasta ahora el técnico se inclinó por otras opciones en mi puesto pero estoy tranquilo”, aseguró del otro costado el volante “cafetero”, que promete dar lo que daba Garnier. “Pienso que puedo hacerlo con el mismo método que venimos jugando. Achicar, salir a jugar, recuperar y entregar rápido”, agregó.

Pero la cola para ese puesto da vuelta a la esquina en el complejo sobre la Ruta 38. Tras las pruebas a Julio y Valdez, llegan otros dos candidatos: Sebastián Longo y Francisco Grahl. Ambos hicieron el mismo trabajo que el primer dueto y tampoco desentonaron.

El mendocino hizo su carrera como carrilero pero los años le dieron versatilidad y con Héctor Rivoira jugó de doble cinco.

El porteño, en cambio, no volvió a jugar luego de un desgarro sufrido en la fecha 2 y sería el de menos opciones pero su currículum está en el escritorio del “Vasco”. Quizás ignore a los papeles y se deje llevar por las entrevistas. Esas que tuvieron lugar ayer y que seguirán hoy.

Dada la lesión del 5 titular (tiene para dos semanas), el puesto estará vacante por las fechas 12, 13 y 14, por lo que el premio puede ser triple.

Comentarios