Cartas de lectores

13 Abr 2015
1

la gaceta / foto de analía jaramillo (archivo)

COMICIOS LEGÍTIMOS

Sería deseable que en las próximas elecciones se implemente un sistema que asegure a los ciudadanos transparencia y legitimidad. Sabemos que el reparto de bolsones y otras prácticas intimidatorias y propulsoras del oficialismo son siempre activadas, incluyendo la desaparición de boletas en el cuarto oscuro y/o su distribución previa a los votantes. Los candidatos oficialistas parecen no darse cuenta de la indignidad en la que se incurre, tanto para el ciudadano como para sí mismos, por no resultar electos en el uso pleno de la libertad de cada votante. Con el objetivo de que se llegue a la madurez y la responsabilidad, comparto la estrategia de la Unión Europea para las elecciones parlamentarias. Me parece que son un ejemplo que puede inspirarnos a mejorar, cambiando la modalidad de votar. En cada sede se entrega al votante un papel grande con los nombres de todos los candidatos de todos los partidos. El ciudadano elige los nombres y coloca la boleta en una caja/urna. Cada boleta está firmada en su presencia por los tres miembros de la mesa. Se eliminan los sobres pues el papel se dobla. No hay ninguna posibilidad de fraude ni trampa y se hace recuento obligatorio. Obviamente, las urnas están bien custodiadas. Qué bien nos sentiríamos de saber que el proceso electoral es legítimo y realmente transparente; y que se ha respetado la dignidad de cada ciudadano. Una libertad verdadera.

Susana Puga
[email protected]webmail.unt.edu.ar


Candidatos para la “Ciudad Jardín”

Debido a la gran cantidad de candidatos a intendentes para esta hermosa ciudad devastada que es Yerba Buena, quisiera conocer los planes de acción de ellos en materia de limpieza. Ella comprende el manejo de los residuos habituales, los no habituales y los verdes. Evidentemente es necesario el manejo de estos desperdicios, dado que en cada esquina los basurales crecen día a día. Esta situación responde (me imagino) a que los vecinos no encuentran qué hacer con los residuos. Sobre la limpieza de lugares públicos, se necesitan respuestas comenzando por los cestos e basura (sobran los dedos de las manos para contar los actuales). El plan de saneamiento debe contemplar también que, hoy, se corta el césped sin haber limpiado previamente el predio. El resultado es pasto corto y basura destrozada y uniformemente desparramada. Esto es más que evidente en la platabanda de la avenida Juan Domingo Perón. ¿Alguien eficiente y honesto se podrá conseguir?

Sandra Celis
[email protected]


Estacionamiento urbano I

Presencié un hecho lamentable y bochornoso. Asistí a la sesión del Consejo Deliberante, donde se trataba la incitativa del Ejecutivo Municipal respecto del estacionamiento pagado en las calles de San Miguel de Tucumán. Desde 1972, estas calles fueron concedidas al Centro de Lisiados Unidos de Tucumán. Posteriormente, fueron quitándoles calles del centro, las más rentables, y enviándolos a calles periféricas. Con la aprobación de esa nueva ordenanza, y a cuatro meses de terminar la gestión, se los envía a zonas aun más lejanas, que equivale en la práctica a dejar sin trabajo a 200 familias, cuyos jefes de hogar son personas con discapacidad. ¿Cuál era el apuro, señor intendente? Ya que fue una “iniciativa” del Ejecutivo Municipal, ¿cuál era el apuro, señores concejales, de “levantar la mano”? ¿Con qué necesidad obra esta Gobierno esta muestra de exclusión de las personas con discapacidad, si por tanto tiempo hablo de “inclusión” e “integración”? Si bien todo esto ya se encuentra en manos de la Justicia, no podía dejar de enviar esta carta para que sepamos quién es quién. Dejan desamparadas a 200 familias. La sociedad los juzgará en las urnas.

Carlos Humberto Fiori
Pasaje Tambor de Tacuarí 1.246
San Miguel de Tucumán


Estacionamiento urbano II

Aunque están próximas a irse, hay autoridades municipales dispuestas a seguir perjudicando a quienes con las tasas, tributos y demás gabelas municipales les pagamos sus sueldos: la ciudadanía de San Miguel de Tucumán. Ahora, con el plan para cambiar el sistema de control de estacionamiento que, tal cual está ahora dispuesto, cumple una función de dar trabajo honesto a gente sin posibilidades de conseguir algo mejor por sus condiciones físicas. Quieren reemplazarlos por un sistema enrevesado y costoso, manejado por empresas que actuarán como ya lo hicieron cuando eran las dueñas de la calle: sin respeto, sin cumplir función social alguna (pese a que estos gobiernos “k” se llenan la boca con esa mentira). Recuerdo a Nelson Rébora como director de Transporte, quien a mi pedido hizo pintar franjas peatonales en la zona de Tribunales, pero me llamó al día siguiente para contarme que lo habían desautorizado y que le habían ordenado despintarlas porque les quitaba un lugar para auto en cada cruce. Eso o cosas peores nos esperan si prospera el plan actual. Ciudadanos, digamos “no” a esta idea malévola y, cuando llegue la ocasión, castiguemos a los autores de este negocio. Espero que pueda ser pronto.

Jorge María Miranda
Corrientes 170
San Miguel de Tucumán


Inseguridad e imprudencia

A quienes hemos caminado muchos años por nuestro país -y por que no por el mundo-, nos cuesta aceptar que la inseguridad se ha instalado en nuestras sociedades. La solicitud reiterada a nuestros gobiernos para que nos garanticen la posibilidad de circular en libertad y con seguridad debe ser acompañada por conductas prudentes que debemos ejercer a diario. Veamos: no podemos convencer a un ladrón de que debe trabajar para ganar su salario, ya que en un par segundos y de un manotazo puede arrebatarle el celular o la cartera a una dama desprevenida, o a ancianos, estudiantes, paseantes, etcétera. Nadie queda afuera de los intereses de un ladrón, que luego vende lo robado ganando importes superlativos. Si repite sus robos a lo largo del día, habrá acumulado dinero que tal vez ni el mejor de los trabajadores podría conseguir honestamente. La pretensión de caminar con un policía a la par está lejos de ser alcanzada, entonces lo único que podemos hacer es aumentar nuestros propios sistemas de seguridad. Vemos a diario cómo se circula hablando o mensajeando con los celulares, o con ellos el bolsillo trasero del jeans, como si estuviera ofreciéndoselo para el robo. Hace unos días le hacía notar a una elegante dama que si tenía que hablar, lo hiciera entrando a un negocio, por ejemplo. Pero ella, de muy mala manera. Me contestó que haría lo que le pareciera. Siguió caminando y a sólo cinco metros, un ágil adolescente le arrebató el celular, salió corriendo por la plaza y no pudo ser alcanzado. Dirán que es una simpleza, pero es una manera de dificultar los robos que vemos a diario. También el uso de las “pimientas de defensa” puede ayudar a evitar estos atracos, cada vez más frecuentes, cada vez más violentos. Reitero que no solamente ocurren en nuestro país, sino en el mundo entero, desde que es mas fácil aprender un vicio que aprender a trabajar.

Federico Vázquez
[email protected]


Desamparada por el PAMI

Escribo con mucha bronca, impotencia, indignación, pero sin faltar a la verdad. Tengo a mi cuidado a mi madre de 86 años de edad, que desde hace ya casi dos años está postrada por un ACV y con demencia senil. Afiliada al PAMI. Día a día lucho para que mejore o al menos no empeore su mal. Pero la burocracia no tiene piedad de nuestros viejitos. La doctora de Cabecera “no puede recetarle remedios para curar las escaras, porque la tiene que ver un dermatólogo, ni tampoco medicar un suplemento vitamínico porque lo debe hacer un nutricionista, con todos los trámites, idas y vueltas que esto implica. Desde hace un mes que mi madre está con un problema respiratorio, llamo al servicio de urgencia, la 1° vez la llevaron al sanatorio 9 de Julio, donde permaneció “toda la noche” en la guardia solamente con oxígeno, al día siguiente la enviaron a la casa con la prescripción de medicamentos. Hoy llamé nuevamente a la urgencia y me dijeron que no la llevaban al sanatorio porque últimamente no reciben afiliados al PAMI si no son cuadros graves. ¿Qué más debe esperar mi madre para ser atendida como una persona que trabajó toda la vida?

María Cristina Olivera
[email protected]


El reclamo docente en la UNT

Señora rectora Alicia Bardón: los docentes “sí piensan en los derechos de los alumnos”. Por eso es la lucha de ellos: para que los alumnos no estén en peor situación y tengan laboratorios, aulas, bibliotecas, anfiteatros dignos; y vida universitaria placentera, segura, eficiente y plena de conocimientos. Muchos serán ayudantes estudiantiles y docentes, beneficiados gracias a las actuales luchas. ¿Usted cree que los beneficios de los que goza hoy, y de los que gozará cuando se jubile, no fueron posibles gracias a las luchas de anteriores generaciones? Observo que son las autoridades y los funcionarios nacionales y de la UNT a quienes no parece importarles los derechos de los alumnos (ni de los docentes). Si a usted le importaran los derechos de toda la comunidad universitaria, hubiera iniciado una investigación (auditoría incluida) a la anterior gestión, ya que usted dijo que “recibió la UNT con las cuentas en rojo”. Dejó pasar un paro de casi 90 días teniendo soluciones inmediatas. Luego logró “calmar” los ánimos, cual placebo, con una cifra en negro, la cual nadie pidió, pero sirvió como paliativo para seguir “tirando”; pero, según usted, dejará de pagar esa suma apenas se abran las paritarias (que seguramente serán vergonzosas, como siempre). Sus declaraciones son provocativas. Nuestro papa Francisco nos aconsejó diciendo “hagan lío”, refiriéndose a que debemos protestar contra injusticias, corrupción, decadencia y mala praxis de quienes nos gobiernan. En cuanto a los docentes que no se suman a la lucha de sus colegas, no “piensan en los alumnos”, sino todo lo contrario: se vuelven cómplices de las malas administraciones. Piensan en el “hoy” en lugar de pensar en un futuro promisorio. Como la lucha y los pedidos son justos, deben seguir sumándose más docentes, no docentes, estudiantes y padres de estudiantes y de futuros alumnos, únicos perjudicados si no “hacemos lío pacíficamente” contra este sistema perverso, inescrupuloso y mentiroso.

Diego Alberto Catania
[email protected]


El caso Nisman

Sobre la respuesta a mi carta por parte del lector Héctor René Gordillo (11/04), quiero expresar concretamente que: 1) Cuando un funcionario lleva una vida exacerbadamente ostentosa, me refiero al fiscal Nisman, y se presume que la misma es costeada con fondos del Estado, esa conducta deja de ser privada y pasa a la órbita pública. 2) Recusar a un juez o a un fiscal, cuando se presume parcialidad, es actuar conforme a derecho. Nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda, pero tampoco está privado de lo que ella no prohibe. Entonces su cuestionamiento de que la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ante la denuncia del extinto fiscal, “obstruye” el accionar de la Justicia es dasacertado o malintencionado. Además, parece que no se enteró que la Justicia desechó en dos instancias esa denuncia, por carecer de mínimos elementos que prueben alguna responsabilidad por parte de la denunciada. 3) El posicionamiento político de la jefa de Estado no depende de esta inconsistente y falaz denuncia. ¿Se enteró, Gordillo, de que ella tiene una imagen positiva de más del 46%, datos suministrados por el opositor medio Clarín a través de sus voceros, Nelson Castro, Marcelo Longobardi, Alfredo Leuco y otros? Algunos hasta se arriesgan a vaticinar un triunfo del Frente para la Victoria en primera vuelta, en las próximas elecciones. 4) La fiscal Viviana Fein, que lleva adelante la causa que investiga la dudosa muerte de Nisman, ahora está investigando las posibles cuentas en el exterior que podría haber a nombre del fiscal, de su madre, de su guardaespaldas y de su amigo, el “informático“ Diego Lagomarsino. Para ello pidió al banco Merryll Lynch de Nueva York, y a otras instituciones crediticias del exterior, que levanten el secreto bancario. Seguramente tendremos más novedades de este caso. Y no se preocupe: la verdad siempre llega. La historia lo ha demostrado. Le dejo un cordial saludo.

Francisco Centurión
Pasaje Ave María s/n
San Pedro del Colalao


Cartelería en avenida Aconquija

En noviembre de 2013 envié una Carta de Lectores en la cual formulaba una advertencia acerca del artificio de la Municipalidad de Yerba Buena para recaudar más fondos, consistente la colocación pequeños carteles sobre la hermosa platabanda de la avenida Aconquija. Los cartelitos en cuestión todavía siguen allí. Como diría nuestra Presidenta, “vamos por más…” Ahora inventaron la colocación de pasamanos para los cruces peatonales que habilitaron sobre la platabanda. Se trata de una muy buena idea realizar esos cruces, evitando que el peatón tenga que hacer el esfuerzo de subir el escalón propio de la platabanda. Lo que, en cambio, considero inútil son los pasamanos. De ser necesarios, deberían hacerse pasamanos a lo largo de todas las destruidas veredas que son imposibles de transitar. Pero esto no queda ahí: el nuevo artificio consiste esta vez en colocar “cartelitos” en esos pasa manos. Por ahora, exhibirán recomendaciones del estilo de “maneje con cuidado” o “no maneje hablando por celular”, etcétera. Pronto, en lugar de esos mensajes tendremos muchos carteles comerciales. Por supuesto que serán puestos en alquiler por la Municipalidad, que continúa sin respetar aquello por lo que se ha luchado oportunamente. Además, esa cartelería termina resultando un peligro, dado que al cruzar las bocacalles terminan dificultando la visión del trafico para los automovilistas. Señor intendente: no nos deje ese desastre antiestético. Cuidemos nuestra platabanda. Los vecinos la queremos con césped.

Guillermo Perotti
[email protected]


Reelección y Carta Magna

Leí en LA GACETA del domingo el artículo sobre los legisladores que formularon planteos judiciales porque quieren una tercera reelección, en contraposición con lo que dice el artículo 45° de nuestra Constitución Provincial: “Los legisladores durarán 4 años y podrán ser reelegidos por un nuevo periodo consecutivo. No podrán ser elegidos nuevamente sino con un intervalo de un periodo”. Esto indica que ninguno de los reclamantes puede seguir en una banca después de octubre. Ni Roberto Palina, quien en 2011 fue elegido por segunda vez consecutiva (el 14 de marzo de 2014 solicitó licencia, no se reincorporó y en su lugar asumió su esposa, Nancy Bulacio). Ni Marta Zurita, quién ocupó una banca en dos periodos (2003-2007 y 2007-2011) y desde el 3/10/2012 reemplaza a Marcelo Dinitis (actual secretario de Prensa del Poder Ejecutivo). Ni tampoco el legislador José Gutiérrez, quién cuenta con dos periodos consecutivos desde 2007 y argumenta que el tope de reelecciones es discriminatorio para los legisladores provinciales porque la Constitución Nacional, en los artículos 50° (Diputados) y 56 (Senadores), pauta la reelección indefinida para las bancas en el Congreso de la Nación. Cada Provincia en la República Argentina es autónomas y cuentan con Constituciones provinciales por su autonomía. Considero que todo legislador debe respetar la Carta Magna. Al asumir juraron por esa Constitución.

Humberto Carmelo Spuches
Buenos Aires 375
San Miguel de Tucumán

Comentarios