Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

11 Abr 2015

INSEGURIDAD

Como casi todos los días y a cualquier hora, los vecinos de la zona comprendida entre la primera y cuarta cuadra de calle Bulnes, somos víctimas de arrebatos y asaltos. A los adolescentes que van hacia la avenida Mate de Luna por Bulnes los esperan en calle San Martín y los asaltan. Las mujeres son un blanco más fácil aún porque directamente las golpean o arrastran hasta quitarles la cartera. Todo esto ocurre porque no hay patrullaje, no hay control, no hay respuesta de la comisaría de Villa Luján al reclamo de inseguridad reinante en la zona. No hace falta ser muy inteligente ni experto para concluir que si existe una zona insegura, pues se instrumentan los medios para brindar a los que debo cuidar, eso es seguridad. ¿Cuál es el límite para tomar medidas efectivas? ¿Una vida? Este gobierno ya tiene varias vidas sobre su conciencia, gracias a la inacción, a la falta de prevención y patrullaje. Son ineptos, esa es nuestra realidad seguramente habrá que lamentar una vida para que nos escuchen, o lo que es peor, hacer justicia por mano propia y entonces habrá más muertos.

Judith Gilda Lilián Ismaín
[email protected]


SUBSIDIO DE SALUD

Como afiliado del Subsidio de Salud, le solicito a la señora interventora, la desburocratización de los trámites que se realizan para conseguir las prestaciones que la clase pasiva necesita para mejorar su calidad de vida. No es posible que para solicitar medicamentos, con el beneficio de excepción en el pago (la obra social cubre el costo del 70% sobre el total), los beneficiarios debemos cumplir con la burocracia del organismo hasta su obtención, no siempre con los resultados esperados. Muchas son las personas que abandonan los trámites por cansancio, a saber: costos de los boletos de ómnibus, pérdida de tiempo, promesas incumplidas, etcétera. Por favor, señora interventora, haga de su organismo un ente más democrático donde las personas afiliadas tengan un trámite rápido y eficiente.

Enrique Orellana
[email protected]


INSEGURIDAD (II)

Con la cantidad de policías no se logra contener los atropellos  que a diario se sufre en negocios, casas y en la calle misma. La verdad es que da pavor, estamos siendo blancos y presas fáciles de cualquier mal viviente. Nos sentimos vulnerados, cada año se perpetúa como una forma de vivir natural. Es evidente que nuestra Justicia parece que no logra articular los medios jurídicos y lograr objetivos que son importantes, como  castigos y la aplicación severa de la ley. Todo lo que se aplica parece no ser solución, en un país que pide auxilio, como un barco naufraga.

Carlos Rubén Ávila

[email protected]


SUBSIDIO DE SALUD

Como afiliado del Subsidio de Salud, le solicito a la señora interventora la desburocratización de los trámites que se realizan para conseguir las prestaciones que la clase pasiva necesita para mejorar su calidad de vida. No es posible que para solicitar medicamentos, con el beneficio de excepción en el pago (la obra social cubre el costo del 70% sobre el total), los beneficiarios debemos cumplir con la burocracia del organismo hasta su obtención, no siempre con los resultados esperados. Muchas son las personas que abandonan los trámites por cansancio, a saber: costos de los boletos de ómnibus, pérdida de tiempo, promesas incumplidas, etcétera. Por favor, señora interventora, haga de su organismo un ente más democrático donde las personas afiliadas tengan un trámite rápido y eficiente.

Enrique Orellana

[email protected]



EL GAUCHO RIVERO

Quiero hacer tres observaciones a la carta del lector Drube del 10/5. Elípticamente pregunta: “¿La Vuelta de Obligado no cuenta?” De tal forma, da a entender la leyenda que el tal Gaucho habría muerto en ese combate. ¿De qué fuente documental se vale para afirmarlo? Habla luego de la “entrega” (sic) que el presidente Alfonsín habría hecho de las tres islas del Canal de Beagle. Se olvida que hubo un plebiscito y 10.391.019 argentinos votaron por el sí y 2.105.663 por el no. Dato este que he sacado de Wikipedia. Y cuando extemporáneamente introduce el tema de la Conquista del Desierto, el citado lector, en su carta,  copia textualmente y largamente lo que se puede encontrar en ese sitio de la web. Pero el lector no lo  aclara, y esa conducta está tipificada en la ley de propiedad intelectual como plagio.

Melitón Saldaño

[email protected]


EL FISCAL NISMAN (I)

El apoyo y coincidencias del lector Francisco Centurión (carta del 8/4) a manifestaciones de la señora Dora Lazarte, no dejan lugar a dudas de su postura de incondicional defensor de la actual Presidenta y de todo lo actuado hasta el presente por la gestión kirchnerista, postura sobre la cual soy absolutamente respetuoso, pero debo discrepar con algunos conceptos emitidos sobre mi persona, y la forma de calificar los hechos, en respuesta que oportunamente hice a la lectora Lazarte. Al respecto debo aclarar lo siguiente: 1) No creo escribir mucho, por cuanto la descripción del momento que atraviesan los argentinos por la muerte del doctor Nisman, no puede sintetizarse con dos o tres palabras, así como también creo “decir poco y  hacer mezcolanzas”, recordándole sobre esta última calificación el reconocido adagio popular que expresa: “no hay peor ciego que el que no quiere ver, y por ende, comprender y entender”. 2) Manifiesta que “no le interesa la vida privada del ex fiscal, pero sin embargo, casi el 80% del contenido de su carta, esté dirigido a cuestionar el comportamiento privado del doctor Nisman, y su “vidurria con  los dineros públicos”, siendo particularmente llamativo, que en párrafo alguno se haya efectuado interrogantes como: “lo del fiscal, ¿fue suicidio o asesinato? ¿Se cumplieron los pasos correctos con las pericias e investigaciones? ¿Por qué la diferencia de criterios en la investigación  de peritos de partes? ¿Hubo complicidad de los custodios asignados a la seguridad del ex Fiscal? Ausencias conceptuales que claramente demuestran que el único interés en el tema es tratar de que no se vincule a la Presidenta con la muerte del Nisman, situación que estimo oportunamente deberá dirimir la Justicia, respecto a que si a la titular del Ejecutivo Nacional le cupo o no algún grado de responsabilidad en el hecho. 3) En cuanto al concepto de que pretendo “arbitraria y tozudamente sea la Presidenta la responsable”, creo, estimado amigo Centurión, que está en un craso error, calificación que me permite formularme la siguiente pregunta y a quienes tienen igual pensamiento: ¿Por qué si las denuncias contra la Presidenta son infundadas y es totalmente ajena a los cargos que le formulara el doctor Nisman, no permite que las investigaciones sigan un curso normal? ¿No cree Ud. que sería mucho mejor que colaborara y no que obstruyera la acción de la Justicia, por ejemplo, efectuando recusaciones de jueces y fiscales? Estimo que demostrada su inocencia por fallo judicial si correspondiera, le permitirán posicionarse políticamente mejor ante la opinión pública en general. 4) Y sobre su último consejo, debo aclararle, mi estimado amigo, que no voy por mal camino, sino que “trato de no transitar por caminos mal trazados que parecen asfaltados, pero que en realidad son de tierra”.

Héctor René Gordillo

[email protected]



EL FISCAL NISMAN (II)

Envío un reconocimiento al lector Francisco Centurión (carta de 8/4) por haber enriquecido por sus aportes todos los conceptos que volqué en mis cartas. Le comento que antes de leer su respuesta. me sentía como una profeta oriental devaluada: una voz en el desierto. Afortunadamente el devenir histórico nos trae estas gratas sorpresas. Muchas gracias por su apoyo.

Dora Lazarte

[email protected]



EL FISCAL NISMAN (III)

Señor Francisco Centurión, leí su carta y la se la señora Dora Lazarte, y desde mi humilde visión de los acontecimientos producidos por la muerte del fiscal Nisman, digo que ninguno de los ciudadanos “comunes” sabemos con certeza lo que pasó, pero sí sé que si a mí me acusaran de algún delito que no cometí, pediría que investigaran para limpiar mi nombre, caso contrario, tienen derecho a dudar, opinar , juzgar etcétera. Yo también opino, pero en charlas de café,   no puedo afirmar ni culpabilidad ni inocencia, solo la Justicia podrá hacerlo.

Nilda Olivera

Los Ceibos 444

Yerba Buena-Tucumán


Asombro

Mi capacidad de asombro llegó al límite. No puedo creer que mientras nueve puentes colapsaron en diferentes lugares de nuestra querida provincia, con la angustia de ver a nuestros hermanos, quedar sin nada, nuestro diario LA GACETA, nos informa día a día el descaro, audacia, impudicia e inmoralidad de los funcionarios y legisladores que desde hace más de una década, se llenaron las alforjas a costilla de un pueblo manoseado, vapuleado, desprestigiado, menospreciado y sobre todo empobrecido. El secretario de Obras Públicas, Oscar Mirkin, dijo hace unos días, sin ningún remordimiento: “no, no se hicieron todas las obras, porque hacerlas significaría que hoy estaríamos de vacaciones en Hawai y no trabajando”. Lamentable, hoy tenemos una provincia destruida. Luego leo: “el intendente de Yerba Buena acusó a la UNT por las inundaciones”; como no tienen excusa, culpan (dignos funcionarios “k”). Luego veo las declaraciones de un desubicado, que le queda grande el cargo, y por ética debería renunciar, que ante los exabruptos de la señora Betty de Alperovich dijo: “Betty es así y eso nos gusta de ella”. No se puede entender tamaño despropósito. Más abajo y con letras pequeñas nos informan que Manzur puso candado a la Legislatura y, contento y feliz, se fue a España a visitar fábricas de aceitunas, total, la provincia marcha viento en popa. ¿Es el dueño de la mole que costó millones? Y los 49 legisladores no tienen voz ni voto. Seguidamente, me detengo en las declaraciones de la Presidenta: “el impuesto a las ganancias es sacarle un poco de dinero a los que más ganan”  ¡Viva!, les van a sacar a los funcionarios, legisladores, jueces, gobernadores y vice, presidenta y vice , ya era hora. ¡Oh!, ¿no es así? Es para los “obreros”, aquellos que “más trabajan” para lograr un mejor ingreso y sobrevivir. ¡Qué desilusión! Y para terminar con mi asombro, el “kiquiriquí” pide la suspensión de la elección provincial, hasta que se expidan sobre la re-reelección, no se convence que debe bajar del podio. Por favor, se olvidaron de la educación, hay cientos de docentes y alumnos que no pueden enseñar ni aprender, las escuelas están abarrotadas de familias de las inundaciones, lo cual acarrea graves problemas al invadir los espacios docentes. Señora ministra, en su discurso de iniciación del año, dijo que los docentes podemos salvar situaciones, ¿y usted qué hará ahora, ya que los días transcurren y no hay soluciones? El pueblo despertó, no tiene miedo, hasta aquí llegaron. Es hora de rendir cuentas de esta década de vicios, corruptela y abuso.

María Eugenia Ezquer

[email protected]


DERECHO A LA IDENTIDAD

En un caso mediático sobre la verdadera paternidad de un niño se ha puesto nuevamente sobre la mesa el Derecho a la Identidad, que en muchos casos termina banalizándose. Llama la atención cómo algunos periodistas enuncian este derecho del niño en debates televisivos, pero cuando es un adulto el que expresa querer ejercerlo se lo cuestiona: ¿qué es lo que busca? ¿por qué no agradece lo que tiene? O se utiliza el tema para programas de talk show que lo único que logran es que la gente se ría, no tome en serio esta problemática que debería resolverse con la ayuda del Estado en un marco de confidencialidad y respeto. Pareciera que por el hecho de ser adultos el derecho a la identidad careciera de valor, como si a esta altura de nuestras vidas no tuviera sentido alguno. Este caso mediático forma parte del más del 20% de casos donde el primogénito no es hijo del marido y son hechos que pasan inadvertidos en la sociedad. Tal vez, con el transcurso de los años esos niños se enteren de su verdad y decidan buscar. ¿Va a pasarles como a nosotros, que tenemos una falsa adopción (anotados como hijos propios de ambos padres)? ¿Se les va a cerrar todas las puertas porque ya no son niños? Lo sucedido además demuestra que anotar a un niño como hijo propio es muy fácil y se ha hecho en todos los tiempos históricos. El nuevo Código Civil permite que una madre soltera, al anotar a su hijo, declare quién es el padre en ausencia de este. Esto es una ayuda para esas madres, pero ¿si miente? ¡Es un delito!, declaman algunos como si los delitos no se cometieran. Lo malo es que los adultos no han pensado en el daño físico y psicológico que la sustitución de identidad provoca. El presidente de la Corte Suprema, el doctor Ricardo Lorenzetti, al dar comienzo al proceso de implementación del nuevo Código Civil destacó que es un compendio de soluciones concretas para personas concretas y pensado en función de los ciudadanos del siglo XXI. Tomando sus palabras es necesario que se implementen las políticas públicas necesarias para que quien lo desea pueda ejercer su derecho a la identidad, para que las búsquedas sean posibles, aunque uno ya no sea un niño. Y concentrarse en campañas de prevención porque al día de hoy siguen existiendo parejas que adquieren hijos, no los adoptan porque solo aceptan bebés. Esto no puede seguir ocurriendo en el siglo XXI y no se puede seguir mendigando por el Derecho a la Identidad.

Graciela Palma Arizaga 

[email protected]



ESTADIO ÚNICO

Según LA GACETA, la asamblea ordinaria de la Liga Tucumana de Fútbol no solo se aprobó por unanimidad realizar un pedido oficial ante la Legislatura para que dicte una ley para que el Poder Ejecutivo a construir un estadio único en la provincia, sino que se decidió invitar a las otras asociaciones o federaciones a que se sumen al planteo. El interés de esta iniciativa sería “hacer algo que les sirva a todos los tucumanos”. ¿A todos los tucumanos? ¿No sería mejor, con esa enorme erogación de recursos, ayudar económicamente, vía subsidio, a todos los clubes de barrios de la provincia? En un reportaje, el directivo de Tucumán de Gimnasia, Alfredo Cozzitorti, contó que “todo se hace a pulmón. Si el Estado no interviene dándole un empujón, los clubes terminaran desapareciendo”. Agrega: “el poder adquisitivo de la gente no es el mismo que otros años y se priorizan otras cosas en lugar de la cuota social. Es imposible mantener una institución con dos empleados. Te matan los gastos fijos”. Conclusiones: en vez de proyectos “faraónicos” dirigidos al negocio de los eventos, se debería priorizar, en palabras del citado dirigente, la vida social, hoy tan necesaria, que generan los clubes de barrios, apoyándolos económicamente, para que sirvan, realmente, a “todos los tucumanos”.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected] 


EL MIEDO A VOLAR

La cantidad de vuelos y de empresas se incrementa año a año; es importante pulir escalas de valores sustanciales que den mayor seguridad (representan complejas medidas que siempre son necesarias; todo lo bueno se puede mejorar). Es casi imposible determinar a través de exámenes psiquiátricos (sin duda, necesarios) cuál es el grado de salud mental de los pilotos que conducen aviones. Aunque sus exámenes se efectúen cada seis meses, nada pueda asegurar las conductas que puedan tener; hay patologías que en una entrevista médico psiquiátrica son imposibles de detectar. De pronto, una crisis de pánico, de locura o un shock desnuda todo lo que no pudieron lograr las periódicas evaluaciones psiquiátricas. Sabemos que a nivel mundial existen empresas de aviación de muy diferentes portes, donde cada paso se cumple con total rigurosidad. Hay otras empresas de menor envergadura, tal vez allí algunas dudas. Sabemos que a medida que pasa el tiempo, el tráfico aéreo se irá incrementando y serán millones las demandas que se sumarán a las ya existentes, como también sabemos que el modo más seguro de viajar es volar. Los porcentuales hablan de que viajar en avión es el medio más seguro. Ello no quiere decir que ante la catástrofe como la sucedida en estos días, el temor a volar se vuelva patológico. Ante esta circunstancia, lo mejor es hacer un paréntesis (no volar) y dentro de lo posible pensar qué fue lo que originó el hecho y tratar de comprender que son sucesos aislados, excepcionales. Hay que tratar de no ponerse plazo hasta discernir con sana coherencia sobre la realidad que nos toca vivir, tratando en lo posible de dejar atrás el miedo, pero no por ello, eludir las causas y consecuencias. La seguridad y la fatalidad están supeditadas a lo accidental, es decir lo imprevisible, que en la aeronavegación representa una muy mínima expresión. No todos procesamos de la misma manera hechos como estos. Ante tamaña catástrofe, hago votos de serenidad, cautela, responsabilidad, profesionalidad, conciencia humana y valor, para afrontar lo que en condiciones normales, no debió pasar nunca. 

Héctor L. Bravo

Ejército del Norte 429-5° piso, dpto. A

San Miguel de Tucumán


Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: [email protected],  consignando domicilio real y N° de teléfono y de documento de identidad. LA GACETA se reserva el derecho de publicación.


Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios