Un defensor de los derechos humanos quedó al frente de la OEA

El ex canciller uruguayo Luis Almagro fue elegido hoy nuevo secretario general de la Organización de Estados Americanos.

18 Mar 2015
1

POR ACLAMACIÓN. Luis Almagro fue elegido por 33 votos a favor y una abstención. FOTO TOMADA DE NOTICIASALDIA.COM

WASHINGTON.- El ex canciller uruguayo Luis Almagro fue elegido hoy nuevo secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) por los estados miembros por 33 votos a favor y una abstención en una asamblea general extraordinaria celebrada en Washington. 

Almagro, único candidato al puesto, sustituirá a José Miguel Insulza, que concluye su mandato oficialmente el 25 de mayo. El político chileno fue elegido secretario general de la OEA en mayo de 2005 y reelegido en marzo de 2012. 

Aunque varias delegaciones querían elegir a Almagro por aclamación, finalmente hubo una votación secreta por petición de la delegación de Jamaica. Para salir elegido, Almagro, que tras dejar la cancillería en marzo ocupa un escaño como senador en Uruguay, necesitaba al menos 18 votos de los 34 estados miembros de la OEA. 

En la asamblea general extraordinaria de la OEA, que tuvo lugar en el Salón de las Américas en la sede del organismo en Washington, participaron 19 cancilleres y Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

Almagro, discípulo del ex presidente uruguayo José Mujica, se quedó como único candidato al puesto tras la retirada García Sayán en octubre, alegando falta de apoyo del gobierno peruano, y la de Stein en enero por problemas de salud. 

El secretario general electo ya dijo en febrero, cuando defendió su candidatura, que no se presentará a la reelección. 

Almagro, casado y con siete hijos, llega a la OEA en un momento  de baja credibilidad para la organización hemisférica, que está inmersa en una crisis de identidad ante el creciente número de organizaciones regionales. 

Su gestión al frente de la diplomacia uruguaya se caracterizó por el activismo en defensa de los derechos humanos y civiles a nivel regional y global. Como canciller recibió a seis presos de Guantánamo y dio la bienvenida a decenas de familias sirias víctimas del conflicto en ese país. 

Almagro, que habla inglés y francés, fue embajador de Uruguay en China y ocupó diversos puestos diplomáticos en la cancillería y fue encargado de negocios en la embajada de Uruguay en Irán. (DPA)
Comentarios