Vázquez asume la presidencia de Uruguay

El médico oncólogo ya había sido primer mandatario entre 2005 y 2010; Mujica deja el cargo con una popularidad superior al 65 % El líder del Frente Amplio anticipó que su gobierno se caracterizará por la austeridad republicana. La formación izquierdista tiene mayoría en el Parlamento.

01 Mar 2015
1

DIALOGO. Tabaré Vázquez dialoga con los periodistas, luego de una visita que le realizó al presidente saliente, su compañero de partido, José Mujica. reuters

MONTEVIDEO.- El médico oncólogo Tabaré Vázquez asumirá hoy por segunda vez la presidencia de Uruguay, dando continuidad en el poder al Frente Amplio (FA), una coalición de partidos y agrupaciones mayoritariamente de izquierda a la que pertenece el saliente mandatario José Mujica.

Vázquez, de 75 años, fue el primer alcalde del FA en Montevideo (1990-1994) y el primer político de esa agrupación, fundada en 1971, en llegar a la presidencia del país sudamericano (2005-2010). Desde el domingo sucederá en el máximo cargo ejecutivo a Mujica, otro de los líderes del Frente Amplio, quien fue guerrillero “tupamaro” en la década de 1960 y comienzos de 1970.

Los actos de investidura se efectuarán en el Palacio Legislativo, sede del Congreso uruguayo, y luego en la céntrica Plaza Independencia de Montevideo, frente a la sede de la Presidencia.

A los actos asistirán 150 delegaciones de países, entre las que se cuentan a los presidentes Dilma Rousseff (Brasil), Michelle Bachelet (Chile), Raúl Castro (Cuba), Horacio Cartes (Paraguay), Rafael Correa (Ecuador) y Ollanta Humala (Perú). El Gobierno de la Argentina, estará representado por el vicepresidente Amado Boudou. El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, que tenía previsto viajar a Uruguay, no lo hará debido a “un fuerte resfriado” que le obligó a cancelar la visita. También canceló a última hora su visita Nicolás Maduro, el mandatario de Venezuela.

España estará representada por el Rey Juan Carlos, quien ya se entrevistó ayer tanto con Vázquez como con Mujica aprovechando su estancia en Montevideo y le entregó una carta de salutación de su hijo, el Rey Felipe. También asistirá el líder del PSOE, los socialistas españoles, Pedro Sánchez.

Para su nuevo mandato de cinco años, Vázquez prometió continuar con las políticas con énfasis social y de ortodoxia económica aplicadas por la coalición gobernante, que integran socialistas, comunistas, socialdemócratas, ex guerrilleros e independientes, entre otras corrientes. Esta segunda presidencia de Vázquez fue consecuencia de la victoria en el balotaje realizado el 30 de noviembre en el que obtuvo el respaldo de 1,2 millones de votantes, el 52,8 % de los sufragios, frente al derechista Luis Lacalle Pou.

Tras esos comicios se inició una transición sin mayores contratiempos, por tratarse del mismo partido y confirmarse en sus cargos a varios miembros del gabinete de ministros.

El gobierno de Vázquez contará con mayoría en el Parlamento bicameral, integrado por 99 diputados y 30 senadores, más el titular de la Asamblea General que es, a su vez, vicepresidente de la República. Raúl Sendic, hijo del fundador del grupo guerrillero “Tupamaros”, del que provienen muchos de los principales dirigentes del Frente Amplio, ocupará ese puesto.

“Mi gobierno se caracterizará por su austeridad republicana, la transparencia y un profundo compromiso de mejorar aún más las condiciones de vida de todos los uruguayos. Nos comprometemos a reafirmar lo que se ha logrado y avanzar en lo que falta” señaló Vázquez, tras ganar el balotaje en noviembre pasado.

Tras décadas de dominio de los dos partidos tradicionales de Uruguay, el Partido Nacional y el Partido Colorado, el líder izquierdista cambió la historia cuando en 2005 fue el primer presidente de facción izquierdista en más de 150 años de historia uruguaya. El carismático y saliente Mujica se despidió el viernes de sus partidarios, marcado por su popularidad. Mujica se ubica entre los presidentes mejor evaluados del mundo con un 65% de aprobación. Su gobierno será recordado por reformas sociales como la despenalización del aborto o la legalización del matrimonio homosexual. Además sorprendió a la comunidad internacional al defender a capa y espada la regulación del mercado de la marihuana, aprobada en el Parlamento hace más de un año y que permite el autocultivo, los clubes de cannabis y la venta de la sustancia en farmacias. “Logré que Uruguay exista, por ejemplo, lo puse en el mapa”, dijo en una de sus últimas entrevistas. Mujica asumirá una banca en el Senado. (DPA-especial)

Comentarios