“No queremos repartir más regalías con la UNT”, dijo la gobernadora de Catamarca

Por una ley, a la casa de Terán le correspondía el 40% de las utilidades generadas

27 Feb 2015
1

Desde la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) aún no opinaron sobre los dichos de la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, quien afirmó públicamente que ya no estaba dispuesta compartir las regalías de la explotación minera con la casa de Juan B. Terán.

“No tengo nada contra YMAD. La empresa que forma la interestadual con la que explotamos Bajo La Alumbrera y Farallón Negro es muy buena, pero el problema con esa empresa es que repartimos regalías y utilidades con la Universidad Nacional de Tucumán. Nosotros queremos no repartir más con la Universidad de Tucumán. Nosotros queremos asociarnos y que los beneficios queden para nuestra provincia”, expresó Corpacci al defender la creación de la empresa minera Caymen.

“Antes, ninguna empresa minera podía asociarse con la provincia (de Catamarca) porque no se había creado un modelo para la asociación. Este gobierno creó Caymen; por eso, los yacimientos que vengan van a ser socios de Catamarca”, dijo la mandataria provincial en declaraciones a medios catamarqueños.

De esta manera, Corpacci salió a cuestionar a quienes criticaron su política minera al crear Caymen. “Antes no había nada y ahora van a ver que cuando empecemos a firmar los convenios con las empresas van a venir a decir que les pedimos poco. Pero antes no había nada. No había una empresa minera capaz de jugar el rol de socios de los yacimientos”, fustigó Corpacci en alusión a las críticas opositoras.

De la misma manera defendió la decisión del Gobierno de Catamarca de estatizar Minas Capillitas. “Si no defendemos lo que conseguimos va a venir un trasnochado de nuevo a querer entregar Minas Capillitas a manos privadas, porque siempre hay otras cosas que son los beneficios personales”, aseguró.

Las utilidades para la UNT

El ex representante de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) en el Directorio de la firma Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD) Florencio Aceñolaza había criticado, el año pasado, la decisión adoptada en 2008 por las autoridades de la casa de Terán, de renunciar al 50% de las utilidades que correspondían por ley a la UNT. En su informe de cierre de gestión, que presentó a la rectora Alicia Bardón el ex decano de la Facultad de Ciencias Naturales estimó que, a raíz de tal resignación, la UNT dejó de percibir más de $ 500 millones, desde aquel año.

La Ley N° 14.771 (creación de YMAD) estipula que las utilidades de la firma se deben distribuir del siguiente modo: el 60% para Catamarca y el 40 % para la UNT, hasta que estuviera concluida la “ciudad universitaria” -aquella obra inconclusa-, ubicada en San Javier, que se empezó a construir durante el rectorado de Horacio Descole. De acuerdo a la ley, una vez finalizadas estas obras, la UNT pasaría a recibir el 50% de lo que recibía, es decir, el 20% del total.

Comentarios