En cuestión de escote, el tamaño ya no importa - LA GACETA Tucumán

En cuestión de escote, el tamaño ya no importa

En el mundo los pechos pequeños ya no se ocultan; al contrario, se muestran en grandes escotes. En Tucumán las cosas son diferentes.

25 Feb 2015
Escotes de vértigo que se extendieron hasta el abdomen dominaron las alfombras rojas de los premios SAG, Golden Globe y Oscar. Fueron mujeres de diferentes generaciones las que se sacaron los corpiños y demostraron que llevar unos pechos grandes ya no es sinónimo de sensualidad, ni condición para mostrar. Esta tendencia no es nueva. Desde hace años en todo el mundo le están diciendo adiós a las siliconas.

Pamela Anderson (ícono de la televisión de los 90 por sus curvas voluptuosas), Salma Hayek y Victoria Beckham fueron algunas de las arrepentidas que decidieron cambiar sus implantes por unos más chicos, de aspecto más natural. En otro grupo están las abanderadas de los pechos planos o “pocket” (así los llaman en inglés): Emma Stone, Jennifer Aniston, Naomi Watts, Lupita Nyong’o, y las modelos top inglesas Cara Delevingne y Kate Moss, por nombrar algunas. Keira Knightley fue más lejos: para la revista Interview la actriz posó sin ropa en la parte superior de su cuerpo para reivindicar los pechos pequeños. Durante la entrevista hasta se quejó porque en las publicaciones siempre le han retocado los pechos.

Tucumán parece estar todavía lejos de esta moda. El cirujano plástico Eduardo Palazzo opina que en la provincia cada vez son más las consultas para aumentar el busto. “También opero en Buenos Aires. Sucede que ahora allá están pidiendo implantes más pequeños, mientras que en Tucumán los quieren más grandes. He tenido arrepentidas que vuelven después de las cirugías para pedirme prótesis más grandes”, comentó el especialista. También destacó que el año pasado, en un congreso en Francia, los cirujanos europeos comentaban que allí habían disminuido este tipo de operaciones. “No nos vayamos tan lejos: en Chile piden implantes de volumen promedio de 275 y 325 cc. Acá, el volumen promedio del implante es de 350 a 450 cc. Esto depende de la idiosincracia de cada país. Argentina está tercera, después de Colombia y Brasil, en el listado de países con más cirugías mamarias”, indicó.

Carlos Palacios, otro cirujano plástico tucumano, coincidió con su colega: “por mi experiencia en el medio local puedo decir que no han aumentado las consultas por reducción mamaria. De hecho siguen siendo tendencia las consultas para ponerse implantes”.

En el mundo de la moda hay intereses divididos, comentó Denise Baró, modelo internacional con raíces tucumanas, hoy radicada en China. “Si sos comercial, las marcas prefieren que tengas pecho. Si te movés en el mundo fashion, prefieren que no. Es cierto que las tetas grandes ya no son chic, como en el pasado”, opinó. También Julieta Campi, modelo tucumana radicada en Londres, relató que en Inglaterra las chicas son tan naturales que hasta está mal visto agrandarse los pechos.

Tendencia o no, lo cierto es que, después de las últimas alfombras rojas muchas mujeres tienen la excusa perfecta para ponerse el escote que siempre soñaron.

Rocío Luz Arredondo
“Pocas mujeres se enorgullecen de los pechos pequeños”

Rocío Luz Arredondo, estudiante de la carrera de Indumentaria, opina que los pechos pequeños podrían ser una tendencia internacional, pero que en Tucumán aún no se ha manifestado. “Los grandes implantes siguen de moda más que nada por una estética y una forma de pensar que predomina. He visto pocas mujeres que se enorgullezcan de sus pechos pequeños. Pero sin embargo creo que es sólo cuestión de tiempo para que la forma de pensar de la mayoría vaya a cambiar. Probablemente no dentro de mucho se termine imponiendo esta nueva tendencia”, comentó la estudiante tucumana.

María Emilia Nadef
Dos modas: modelos Xl y lolas pequeñas

Para la modelo y estudiante tucumana María Emilia Nadef, hay dos tendencias bien opuestas: las modelos XL que llegaron a ser tapa de revistas como Sports Illustrated y los pechos pequeños. “Creo que lo que sí pasó de moda es ponerse lolas exuberantes, porque de por sí también eso implica complicaciones de salud. Está bueno buscar un cuerpo armónico. Si se ponen implantes sería bueno que sea para eso y no algo solamente estético”, opinó la estudiante de Psicología. Por otra parte, resaltó que las latinas somos mujeres de curvas, que eso nos caracteriza y que nos va a seguir caracterizando.
Comentarios