Esperan algo mejor

Padilla y Morán completaron la prueba, pero García Hamilton abandonó

23 Feb 2015
2

LOS PABLO EN EL PODIO. Morán y González -en el extremo derecho- festejan en el podio su segunda ubicación en una jornada puntana soleada y fresca. FOTOS DE rallyargentino.com

SAN LUIS.- Dos de tres. Ese fue el saldo que dejó la primera fecha del Campeonato Argentino de Rally para los tucumanos. Gerónimo Padilla, en Maxi Rally, y Pablo Morán, en la Clase 9, completaron la dura prueba que combinó el asfalta y los caminos de tierra en San Luis. Paradójicamente, Tomás García Hamilton, que tenía la mayor ventaja y a quien parecía que no se le iba a escapar la victoria en la Clase 3, sufrió un contratiempo mecánico y abandonó. Miguel Baldoni, en tanto, aprovechó todo: sacó el máximo rédito de los conocimientos de su tierra y aprovechó la penalización que le dieron a su escolta Marcos Ligato. El puntano se llevó la general con un tiempo acumulado de 1h28’20”8/1000.

A poco más de tres minutos del ganador, en el séptimo puesto, quedó Padilla. “Tuve muchas complicaciones durante el primer rulo porque no estaba a gusto con la puesta a punto”, reconoció “Gero” que corría por primera vez con el Peugeot 208 del equipo Baratec. A la primera asistencia, los mecánicos la aprovecharon al máximo, según Padilla. “Modificamos muchas cosas para la segunda vuelta. Probamos distintas alturas, alineaciones y amortiguadores. Todo”, detalló el yerbabuenense. Las sensaciones del piloto quedaron reflejadas en los tiempos también. “Con esas modificaciones pudimos pelear algunos tramos. De hecho, en el cuarto quedé sexto y en el quinto segundo”, destacó Padilla. “Es importante lo que se hizo esta fecha. La base ya está y de acuerdo a eso ya nos podemos mover mejor con el equipo”, afirmó “Gero” que hasta la segunda fecha (sería en Bariloche) volverá a probar el auto.

Por su parte, Morán cumplió lo que se había propuesto para la segunda etapa de la carrera puntana. El concepcionense, que tenía una desventaja de más de un minuto con respecto al ganador, Pablo Pelaez, deseaba ser el mejor en el cierre. Lo logró y dejó una buena imagen que confirma la acertada decisión de la categoría de apoyar económicamente a Morán y su navegante, Pablo González.

Precisamente, no estaba en sus planes competir este fin de semana. Por lo que el Ford KA no llegó al 100 % a San Luis y, sin embargo, lo depositó en el segundo escalón de su categoría y en el 16° de la general. “Anduvimos despacio en el tramo dos porque vimos muchos autos quedados. Era el tramo al que más miedo le tenía. Después no cuidamos, pero sí nos quedamos con un restito para no golpear el auto”, describió su rendimiento. “Volvemos con el auto entero y podemos mejorarlo para la próxima. Espero que con este segundo puesto sea más fácil conseguir apoyo”, se esperanzó Morán que prepara su auto en el taller familiar.

Morán levantó el pie del acelerador en el crítico segundo especial porque vio a García Hamilton al costado del camino. Fue una alerta que el concepcionense captó. Más tarde se enteraría que su colega sufrió un desperfecto en el Subaru Impreza. “Es la tercera vez que se me rompe una rótula nueva”, reveló García Hamilton.

“Tomy” completó el primer especial del día, lo ganó, pero, casi al final del segundo, la máquina sufrió el desperfecto. “Por ahí uno pone cosas nuevas pensando que aguantan más y fallan”, se lamentó. “Me voy conforme porque siempre que estamos, somos competitivos, pero la suerte no nos acompaña”, concluyó “Tomy”.

Comentarios