Talaron el bosque y el agua baja sin freno

La ruta 38, a la altura del barrio Santa Rosa, en Aguilares, quedará transitable a partir de hoy al mediodía. Mientras tanto, la Dirección Provincial de Agua diseña una alcantarilla en ese lugar, para que pueda escurrir el agua. En Alberdi, el intendente promete reanudar la obra del “canal de cintura” que recogerá el agua de los cerros apenas mejoren las condiciones del tiempo

13 Feb 2015
2

EL RÍO CHICO INUNDÓ LA RUTA 38. El jueves la ruta tuvo que ser destruida a la altura del barrio Santa Rosa de Aguilares para drenar las aguas. la gaceta / foto de osvaldo ripoll (archivo)

Los memoriosos de las históricas inundaciones que acosan al sur de la Provincia recuerdan que desde hace seis décadas que estaba en carpeta un proyecto para la construcción del Canal de Cintura Oeste. Una iniciativa similar arrancó en octubre del año pasado, y las autoridades apuestan a que esa obra evitará futuras inundaciones en Alberdi. Pero, en las últimas lluvias, no fueron tanto Alberdi, sino el departamento de Río Chico y las localidades cercanas al arroyo Barrientos las más afectadas, y tanto la Nación como la Provincia acordaron ya obras a futuro para esas zonas. ¿Son esas las obras y acciones que se requieren para evitar otro verano con 2.700 familias bajo el barro?

Con respecto a Alberdi, el agrimensor Héctor Gallo, vecino de ese municipio, explicó: “En total hay seis caminos vecinales que bajan hacia la ciudad de Alberdi y también hacia la ruta 308. El agua baja por esos caminos, porque hubo grandes desmontes; ya no hay bosque. Un gran proyecto que tiene como 60 años es el del Canal de Cintura, que recoge el agua de los cerros y la tira en el arroyo Matazambi, que es el límite norte del departamento Alberdi”, destacó. Y añadió: “También hay otro canal en desuso que nace en la zona de la ruta 308, en San Pantaleón y va hacia el sur de Alberdi y desemboca en el río Marapa. Es un canal exclusivo de desagüe, que está abandonado y lleno de basura; hay que limpiarlo y canalizarlo más”.

Gallo explicó que Alberdi se inunda porque los caminos vecinales del oeste vienen cargados de agua, que llega hasta la ruta 308, que parte en dos la ciudad. El agua bordea la ruta hacia el costado de la banquina y empieza a “buscar” los barrios Belgrano, 12 de octubre, 9 de Julio, Escaba, que son los más afectados”, dijo.

Mientas tanto, el gobierno provincial con apoyo de la Nación planea realizar al menos dos obras hídricas para evitar que se siga inundando el Sur de la Provincia. La más inmediata estará sobre la ruta 38, a la altura del kilómetro 723 (frente al barrio Santa Rosa, de Aguilares). Allí Vialidad Nacional construirá una alcantarilla de hormigón armado para drenar el agua, con un diseño que debe hacer la Dirección Provincial del Agua. La segunda, en ejecución hace cuatro meses: es el denominado “canal de cintura” que recogerá toda el agua de los cerros que baja hacia Alberdi, y se encargará de conducirla hacia el arroyo Matazambi, al Norte del departamento.

Mientras tanto, ayer se reanudaron los trabajos de Vialidad Nacional en la ruta 38, que había sido destruida por la Municipalidad a la altura del barrio Santa Rosa, en un intento desesperado para lograr que drene el agua y baje la inundación. Hoy, al mediodía, se reanudará la transitabilidad de la ruta pero de manera provisoria, según le dijo a LA GACETA el director de Vialidad Nacional, Jorge Correa. El profesional añadió que los vecinos no permitían que ingresen las máquinas de Vialidad por temor a que se vuelvan a producir inundaciones.

Pero ayer se firmó un acta acuerdo entre los vecinos del barrio Santa Rosa de Aguilares y las autoridades de Vialidad Nacional, Defensoría del Pueblo, Dirección del Agua, Secretaría de Obras Provincial, Municipalidad de Aguilares y Defensa Civil. Mediante el acuerdo Vialidad Nacional se compromete a colocar en lo inmediato una alcantarilla con caños de chapa de acero para evitar que se siga inundando la zona (esto, además de dar transitabilidad a la ruta). La obra definitiva, que también estará a cargo de Vialidad Nacional, consistirá en una alcantarilla de hormigón armado “de luces múltiples” (con varias secciones) que se hará de acuerdo a estudios hidrológicos e hidráulicos que realizará la Dirección Provincial del Agua. El agua, según estos estudios, desembocará en el río Chico o en arroyo Barrientos.

A su vez, la Municipalidad de Aguilares aportará los recursos, logísticos y humanos para atender los desvíos de tránsito que se produzcan y será la responsable de la atención y contención de los pobladores ante posibles inconvenientes e imprevistos, dice el acta. Defensa Civil, por su lado, deberá “informar con antelación suficiente sobre situaciones de origen climático o de otra índole que pueda afectar el desarrollo de las obras”.

Pedido de informes

Por su lado, el defensor del Pueblo, Hugo Cabral, había pedido el año pasado a distintas reparticiones un informe sobre las causas que provocaron las inundaciones en Alberdi. La Municipalidad de Alberdi reconoció entonces como una de las causas “el mal estado de los canales de riego, los desmontes indiscriminados realizados en forma ilegal o con autorización de la Dirección de Flora y Fauna en la zona pedemontana, sin realizar mayores precisiones”. Tras las respuestas respectivas de las Direcciones Provincial de Agua y de Recursos Hídricos, la defensoría concluía: “Se puede inferir que la inundación reiterada de la ciudad de Alberdi obedece a varios factores: 1) El cambio climático: según lo manifestado por el doctor Minetti, el mismo afecta a Tucumán sometiendo a la región a una sequía prolongada con episodios de lluvias muy graves, en los que en un tiempo relativamente corto cae muchísima agua, lo que produce el colapso de cualquier red de desagües; 2)Insuficiente infraestructura adecuada para soportar estos fenómenos climáticos extremos. Se requiere luna comisión de técnicos involucrados en la problemática, para definir los proyectos a realizar, factibilidad y obtención de recursos para su financiamiento, lo que implica también hacer participar a la Nación. Y obviamente, la decisión política de llevar a cabo las sugerencias de esa comisión; 3) la falta de una adecuada planificación territorial que implique la prohibición de que se produzcan asentamientos urbanos en zonas inundables. Estas zonas están determinadas; sólo resta la voluntad política del municipio de impedir los asentamientos en esos lugares; 4) un mayor control de los organismos específicos en lo que refiere a los desmontes, limpiezas y forestaciones de la zona pedemontana y bosques de sirga.

Canal de cintura

Con respecto al Canal de Cintura Oeste, el intendente de Alberdi, Luis Campos, dijo que la obra comenzó el 14 de octubre del año pasado y tiene una duración de ocho meses. Pero que las obras se detuvieron por las lluvias. “Los gaviones ya están listos y se colocarán cuando deje de llover porque corremos el riesgo de que el agua se lleve el material”, señaló.

Comentarios