Cristina: "Es imposible integrarse al mundo si no se está integrado regionalmente"

La mandataria encabezó la apertura de la 47º Cumbre del Mercosur, donde defendió enérgicamente el funcionamiento del bloque regional.

17 Dic 2014
1

REUTERS

PARANÁ.- La presidenta Cristina Fernández reclamó hoy "igualdad de condiciones" para las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea y criticó la existencia de "proteccionismo encubierto" por parte de algunas naciones del Viejo Continente, al tiempo que advirtió que el mercado "es un maravilloso eufemismo".

Al hablar En el marco del acto central de la Cumbre del Mercosur que se realizó en la ciudad entrerriana de Paraná, la mandataria defendió la consolidación del bloque regional ante las críticas internas en cada uno de los países que lo integran, algo que consideró como "una trampa" para volver al "pasado, en donde la división y la desconfianza" era "lo cotidiano".

En este sentido, y junto a los presidentes Dilma Rousseff (Brasil), Nicolás Maduro (Venezuela), José Mujica (Uruguay), Horacio Cartes (Paraguay) y Evo Morales (Bolivia), Cristina Fernández reclamó "igualdad de condiciones" para negociar con la Unión Europea y criticó la existencia de "proteccionismo encubierto" por parte de algunas naciones del Viejo Continente.

La Jefa de Estado, además, abogó porque en las discusiones de Mercosur prime "el pragmatismo, realismo y sinceridad", cuestionó a aquellas naciones que "critican prolijamente el proteccionismo pero luego lo aplican prolijamente" y señaló: "Hay que hablar de qué es lo que se da y qué se nos pide a cambio".

"Estamos de acuerdo con todas las negociaciones pero en igualdad de condiciones, que significa contemplar las asimetrías" y las "barreras pararancelarias" que, dijo, se utilizan como "proteccionismo encubierto".
   
Así, consideró que una integración entre los bloques comerciales latinoamericanos y europeos debe ser "altamente beneficiosa para nuestros pueblos", una relación "'win to win', un ganar-ganar" porque -consideró- "no podemos aceptar ser nosotros tributarios y que perdamos".

La presidenta, además, realizó una crítica hacia el comportamiento de "los mercados" internacionales al señalar que no son el conjunto de "usuarios, consumidores y productores" sino un "conjunto de países, o de personas, que algún momento se reúnen para tomar decisiones sobre los valores de los commodities, como el petróleo, que finalmente terminan impactando en la política".

"El manejo del precio del petróleo ejemplifica como pocas cosas que el mercado es un maravilloso eufemismo que han hallado para esconder lo que en realidad sigue moviendo al mundo y que son las razones geopolíticas y los intereses de los países", sentenció.

En este sentido, al citar uno de los lemas del peronismo, la independencia económica, lo reformuló al reclamar una "razonable autonomía económica que tiene que tener un país para tomar sus decisiones".
   
Por otro lado, al defender la conformación del bloque regional y destacar el rol que tuvieron para su fortalecimiento los ex presidentes Luiz Inácio "Lula" da Silva y Néstor Kirchner, aseguró que "el entenderse con los vecinos, el comerciar con los vecinos no puede ser un obstáculo para integrarse al mundo".

Así, la mandataria afirmó que Latinoamérica "todavía es un lugar con mucha deuda social", señaló que la desigualdad ha avanzado en el mundo", y consideró que la "igualdad económica, cultural y política es un tema" a trabajar "internamente en los países".

Previo al discurso de Cristina Fernández, el canciller Héctor Timerman brindó un informe sobre la actividad que realizó el país como presidente pro tempore del Mercosur, título que quedó temporalmente en manos de Brasil.
Comentarios