Más de 3.000 personas repudiaron la decisión judicial de liberar a condenados en la Megacausa

La marcha reunió a organizaciones sociales, asociaciones de derechos humanos, partidos afines y opositores al gobierno.

LA GACETA / FOTOS DE ANTONIO FERRONI LA GACETA / FOTOS DE ANTONIO FERRONI
11 Diciembre 2014
El reclamo para que los condenados por crímenes de lesa humanidad liberados o con prisión domiciliaria, por una decisión de la Cámara de Casación, vuelvan a la cárcel se hizo escuchar anoche, en una marcha que ocupó cuatro cuadras y reunió a más de 3.000 personas.

Organizaciones sociales, militantes de partidos políticos opositores y también de los que adhieren a las políticas del gobieno nacional, asociaciones de derechos humanos, y delegaciones de otras provincias se sumaron a la marcha, que partió a las 19.30 desde la plaza Yrigoyen y se dirigió a la plaza Independencia.

A través de un documento acordado en forma conjunta se pidió que la Justicia revea la decisión alertaron acerca de que varios de los condenados fueron enviados a sus casas, con una prisión domiciliaria ficticia, porque no hay quién los controle.

"Consideramos que actuando con displicencia, Casación resolvió que los 37 acusados vuelvan a sus casas a gozar de privilegios que por ejemplo, la mayoría de los encausados y condenados por delitos comunes, no tiene. Por la decisión de la Sala III, los genocidas están otra vez en las calles, entre nosotros", reza el documento.

"Estos miembros del aparato judicial no se detuvieron ni un segundo a pensar en la seguridad de los cientos de testigos que declararon en contra de los imputados, tampoco en su integridad psicológica, al saber que sus captores, sus torturadores están nuevamente libres", agregó la lectura, frente a la Casa de Gobierno de Tucumán.

Comentarios