Ganami ingresa en el podio de dos concursos del CAM

El comité académico presentó los rankings

14 Noviembre 2014
Los órdenes de mérito definitivos que emitió el comité académico del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) confirmaron que Fernando Ganami, prosecretario del órgano, está en condiciones de convertirse en secretario y en director de la Escuela Judicial (la designación en un cargo elimina la posibilidad de ser designado en el otro). Ello porque el ex asesor de Claudia Sbdar, presidenta del órgano, terminó en primer lugar en el proceso de la secretaría y en segundo en el de la dirección y, según las reglas en vigor, los consejeros pueden escoger a cualquiera de los tres candidatos mejor posicionados. Juan Pablo Sánchez, el otro empleado del CAM que concursó, ocupa un sexto puesto y, en principio, no tiene posibilidades de acceder al ascenso que pretendía.

El orden de mérito del concurso de director exhibe el siguiente aspecto: Carmen Fontán (85 puntos sobre 90 posibles); Ganami (83); Rosa Luz Casen (73,25); Pedro Cagna (73); Adolfo Iriarte (70); Carlos Rubén Molina (56,25) y Patricia Alejandra Pérez Torres (53,50). La tabla del proceso de secretario quedó configurada de este modo: Ganami (85 puntos sobre 90 posibles);María Isabel Rico Velaz (75,75); Cagna (71); Luis Esteban Caro Zóttola (69); Paulina Danesi (61,25); Sánchez (61); Cynthia Lorena Rocha (60,75); Pérez Torres (60,50); Susana Elena Cordisco (60); Carlos Sebastián Pais (59,50); Claudia Cristina Bujazha (59,50); Roberto Eduardo Flores (57,25); Georgina Graciela Medina (55,50); Flavia Molina (54) y Alejandro José Valeros (40,25).

Los respectivos rankings, que aún pueden variar en virtud de eventuales impugnaciones, reflejan la suma de las calificaciones que los postulantes obtuvieron entre la oposición y la evaluación de los antecedentes. En el proceso de la secretaría académica, la valoración de los antecedes permitió escalar posiciones a Rico Velaz y a Cagna, que respectivamente desalojaron a Caro Zóttola y a Flavia Molina del segundo y tercer puestos que ocupaban en forma provisoria en función de los resultados de la prueba escrita. 

Otro cantar en 2010
El comité académico notificó estos resultados el lunes, luego de interactuar con los postulantes durante el jueves y el viernes de la semana pasada (los procesos de selección acumulan siete meses y 22 días de trámite). Una vez que queden firmes los órdenes de mérito, la comisión elevará las ternas correspondientes a los consejeros, que procederán a elegir al secretario y al director después de entrevistar a los finalistas. Sbdar se excusó de participar en el asunto y sobre los demás consejeros que intervinieron en la designación sin concurso del prosecretario pesa el pedido de apartamiento presentado por la concursante Fontán. Resolverán esa petición los consejeros Eudoro Albo, Martín Tello, Isabel Nacul, Ramón Graneros y Roberto Sánchez. En 2010, el CAM decidió atenerse al orden de mérito y entregar el cargo al vencedor del concurso: así, y tras la renuncia del ganador Pablo Mercado, Sofía Nacul se convirtió en secretaria del órgano que preselecciona a los jueces. En adelante, el CAM nombró a su personal en forma discrecional, pese a que el reglamento dispone que la designación debe proceder por concurso.

Tal situación quedó expuesta en virtud de la postulación de Ganami, cuya titularización como prosecretario estuvo motivada por la necesidad inmediata de organizar la Escuela Judicial, según el Acuerdo 71/2013, del 24 de octubre de 2013, que firmaron los consejeros Adriana Najar,Antonio Bustamante, Federico Romano Norri y Sbdar, y los ex consejeros Augusto Ávila,Marta Jerez, Enzo Espasa y Carolina Vargas Aignasse (Ávila, Jerez y Espasa integran en el presente el comité académico). Cinco meses más tarde, el CAM desafectó a Ganami de la Escuela debido a que el prosecretario se había inscripto en los concursos. En el ínterin, Sbdar, y Alejandra Gils Carbó, procuradora general de la Nación, y Stella Maris Martínez, defensora general de la Nación, nombraron respectivamente a Ganami y a Diego Duquelsky Gómez como funcionarios de enlace entre las escuelas de sus respectivas instituciones mediante un convenio (aprobado por el Acuerdo 27/2014). Ello no fue óbice para que Duquelsky Gómez interviniese en el concurso de secretario de la Escuela del CAM con la calidad de jurado. Tanto Ganami como el evaluador dijeron que el convenio no había sido ejecutado y que, por ende, no habían tenido un trato que justificase una excusación. “Si me fue bien en los concursos es por mis propios méritos”, expresó el prosecretario durante una consulta del mes pasado.

Fe de erratas
La edición de papel consigna erróneamente que la postulante Rosa Luz Casen había obtenido dos puntos más que el aspirante Fernando Ganami en la prueba de oposición y que la nota de los antecedentes había modificado la tabla provisoria en el concurso de director de la Escuela Judicial. Ganami logró 48 puntos en esa prueba escrita y Casen, 40. Por ello, pedimos las disculpas correspondientes.

Comentarios