La Fiesta de la Papa desvelaba y divertía a la Perla del Sur

Los productores paperos gestaron el evento folclórico y musical popular más convocante de Concepción. Se realizaba en septiembre. El Auto Club y el Concepción FC también participaron en forma alterna. En 1984 y 1985 contaron con una cartelera múltiple en géneros musicales y artistas

EL BALLET. Los jóvenes tenían una participación especial en los festivales de la papa. No sólo bailaban para sus escuelas; también cantaban y recitaban. archivo EL BALLET. Los jóvenes tenían una participación especial en los festivales de la papa. No sólo bailaban para sus escuelas; también cantaban y recitaban. archivo

Dicen que para reafirmar y mantener la identidad de los pueblos es necesario recordar sus fiestas más significativas. Y Concepción disfrutó de varias. Una forma de revivirlas es narrarlas tantas veces como sea necesario. Según los memoriosos, sus ancestros les contaban que los amaneceres -de aquellas épocas de pueblo de “La Perla del Sur”- ejecutaban, por entonces, los himnos naturales del coro de pájaros o de gallos batiendo sus alas, augurando los buenos días.

La Fiesta Provincial de la Papa fue quizás, según el legado de la historia oral, uno de los eventos más trascendentes y de arraigo popular que caracterizaron al Concepción de ayer. La fiesta era organizada por la Asociación de Paperos, con sede en esa ciudad sureña.

A ciencia cierta no encontramos a alguien en particular que precisara el origen de este evento. No obstante, hay quienes aducen que comenzó a fines de la década del 50. El múltiple campeón de rally Roberto Sánchez, actual legislador provincial por el radicalismo, recordó: “yo era muy chico cuando ya se desarrollaba la Fiesta Provincial de la Papa, que duraba tres días. Se hacía en los predios del Concepción Fútbol Club o en el espacio que hoy ocupa la plaza Pablo Haymes, donde también funcionaron la vieja cancha de los ‘cuervos’ sureños y el obrador municipal”.

Pioneros
“Mi padre, Lenin y mi tío Daniel “Tito” Sánchez -añadió el ex piloto de automovilismo- y primer ganador de la edición Premio LA GACETA al deportista del año- eran quienes motorizaban esta fiesta, que en la actualidad ya no se realiza. Tito Sánchez, que también fue vicepresidente de Concepción FC y titular de la Asociación de Productores de Papa, falleció el año pasado. Otro familiar mío, Manuel Sánchez, que también estuvo en la directiva de los productores, era otro de los organizadores. El festival convocaba a mucha gente y recuerdo que el conjunto que más gente atraía era ‘Los Hermanos Abalos’ (Napoleón “Machingo”, Adolfo, Roberto, Víctor ”Vitillo” y Marcelo Raúl “Machaco” Ábalos”.

Ediciones memorables
La fiesta provincial de la Papa, de acuerdo a testimonios de vecinos caracterizados de esta ciudad del sur tucumano, se llevaba a cabo en septiembre u octubre y al principio la articulaba y concretaba la entidad que nuclea a los paperos del sur tucumano. Después se sumó el Auto Club Concepción. Pero también hubo dos años, 1984 y 1985, que fue organizada por el club Concepción FC, en su estadio. Y esas fueron dos ediciones que quedaron grabadas en la memoria colectiva de la city concepcionense, por la cantidad y calidad de los solistas y conjuntos que participaron.

Atrás y allá lejos en el tiempo se quedó el trotar de caballos. A veces tirando el sulky, a veces llevando el carro o montados por algún jinete. Y ese era otro sonido incorporado a los hábitos diarios. Así como el carro regador –después devenido en camión-, que esparcía una tenue llovizna, para mitigar la polvareda que provocaba la tierra de las calles al paso de algún vehículo mecánico o a tracción animal. Otro que agregaba nubes al cielo era el silbato del tren de cargas. Mientras las campanadas de la Iglesia llamaban a los fieles a la primera misa del día, cientos de blancos guardapolvos poblaban las calles bulliciosamente, al límite de alborotar hasta sus propias infancias.

En ese paisaje quimérico del cual hoy apenas quedan tibios vestigios en la “Perla del Sur“, el odontólogo Amado Deguer evocó su experiencia dirigencial, durante los años de furor de la Fiesta Provincial de la Papa, que transmitía LV12, cuando sus estudios y salón auditorio se ubicaban en Rivadavia 120 de San Miguel de Tucumán. “Durante esos dos años -1984 y 1985- trajimos los artistas más caracterizados de los géneros musicales más populares de entonces. Por supuesto, que con el folclore como principal polo de atracción”, describió Deguer, quien hasta antes del advenimiento de la democracia se había desempeñado como presidente de la entidad “cuerva” y desde el 10 de diciembre de 1983 había asumido como intendente de la perla sureña.

10.000 espectadores
“Logramos reunir 10.000 personas -añadió Deguer-. Todo un récord para nuestro estadio. Recuerdo que solicitábamos sillas a varias instituciones para poder recibir a la gente que venía al festival. Por supuesto contábamos con todo el apoyo de los paperos. Además la parte artística la manejaban los hermanos Francisco y José Silva”.

El periodista y conductor concepcionense Raúl Antonelli, que participó en la locución y conducción de las dos ediciones más exitosas, contó que “la cartelera artística era sensacional. Vinieron Mercedes Sosa, Los Chalchaleros, Los Manseros Santiagueños, Jairo, Manolo Galván, Los Tucu Tucu, Mariano Mores, Enrique Dumas y El Soldado Chamamé, entre otros. La animación en el 84 estuvo a cargo de Pinky, secundada por Osvaldo Masini, Luis Contreras y yo. Al año siguiente fueron contratados El “cacique”Di Palma y el cómico Mario Sapag. También trajeron al modelo internacional argentino Ricardo Iglesias”.

“Jairo recién había regresado al país y una actuación de él costaba 5.000 dólares. Y pese al elevado cachet que cobraba pudimos contratarlo”, puntualizó Deguer.

ENTRE RITMOS POPULARES Y RECUERDOS

REINAS.- En 1984 Sonia Posse fue electa reina provincial del “Festival de la papa”. En la edición siguiente, en 1985, Alejandra, la hija de Antonio Cánepa -integrante de la directiva del Concepción FC- sucedió a la saliente soberana. Estela Fernández, que fue soberana en una de las ediciones, se consagró en Tres Arroyos, Buenos Aires, como reina nacional de la papa.

LOS TUCU TUCU.- “Entre los artistas locales recuerdo a los Tucu Tucu. Por entonces, arrasaban con “Tristezas del porqué”, de Horacio Guarany. Ricardo Benjamín Romero, Héctor Hugo “El Gringo” Bulacio, Carlos Angel “El Chango” Paliza y César Manuel “Coco” Martos (foto de la izquierda) integraban el conjunto. En 1973 Carlos Alberto Sánchez reemplazó a Martos y en 1977, Roberto Angel Pérez ocupó el lugar de Paliza”, evocó el profesor Gregorio “Goyo” Corbalán.

EXCEDIDO DE COPAS.- El baladista español Manolo Galván, actuó en 1985 con varias copas de más. El cantante ibérico, en determinados momentos, fue abucheado por el público, que al final soportó estoicamente al alcolizado artista, que por entonces era una de las máximas atracciones de la canción popular.

SORPRESA.- Una de las orquestas más aplaudidas fue la de Mariano Mores, que sorprendió a la juventud de esa época. El tango estaba más difundido, por estos pagos, entre la gente de mayor edad. Los jóvenes preferían el rock y el pop.

CURIOSIDAD.- Mariano Mores nació con el nombre de Mariano Alberto Martínez en San Telmo, Buenos Aires, el 18 de febrero de 1918. Estrenó sus primeras composiciones en el Trío Mores, que integraba junto a las hermanas Margot y Myrna Mores. Pero al casarse con Myrna -cuyo verdadero nombre era Guillermina Morales- adoptó el apellido Mores como nombre artístico.

Publicidad
Comentarios