Crisis en las relaciones familiares tradicionales

La obra que dirige Máximo Gómez se despide con una función especial. Dos de sus actrices fueron becadas para estudiar en Perú

26 Oct 2014
1

ACTRICES PREMIADAS. Melina Hernández Cortes y Emilia Guerra ganaron el Artea a la revelación en 2013. foto gentileza de MAXIMO GOMEZ

Sus elogiados desempeños en “Las González”, la obra que se podrá ver esta noche por última vez en el teatro Alberdi, les valió ser becadas para perfeccionarse en teatro fuera de la Argentina. La experiencia acumulada por Melina Hernández Cortez y Emilia Guerra en el Perú, se vuelca nuevamente en el escenario con la compañía de la reconocida Rosita Ávila, dirigidas por Máximo Gómez.

La obra de Hugo Saccoccia fue estrenada el año pasado y se transformó en la gran ganadora de los premios Artea 2013, con cinco preseas: Gómez a mejor director; Hernández Cortez y Guerra, como revelación femenina (compartido); a mejor puesta; a mejor maquillaje y a mejor iluminación. Además integra el catálogo del Instituto Nacional de Teatro para salir de gira.

La propuesta de Saccoccia, magistrado y dramaturgo que vivió en Zapala y falleció en julio de 2011, se centra en la crisis de las relaciones familiares entre tres hermanas, que comparten casa e historias en medio del cuestionamiento de los esquemas tradicionales. El texto es una reivindicación de la libertad de elección y una defensa de la mujer.

Los desempeños actorales de las jóvenes artistas les valió ser beneficiadas con la beca Misión Académica de Grado en Artes (MAGA), que duró más de cuatro meses. Ambas se sumaron al alumnado de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) e integraron el grupo Yuyachkani, que significa en quechua, “estoy pensando, estoy recordando” y en el que se desarrollan propuestas de fuerte contenido social y político desde hace más de 40 años.

Vivencias
“Lima es una ciudad fascinante, con una agenda cultural sorprendente. Es una verdadera metrópolis, y Perú es un país con un fuerte sentido de pertenencia; la intensidad de su cultura está presente en cada aspecto de la vida, lo que me llevó a una profunda reflexión sobre mis raíces, a conocer un fragmento de Latinoamérica como una forma de mirarme en otros y reconocerme”, explicó Guerra.

La actriz consideró que su vivencia “amplió completamente mi perspectiva de la formación académica y de la profesión artística, y me permite vislumbrar nuevas posibilidades y escenarios profesionales”. “Asimismo resignificó el valor de poder concluir el trayecto de la Licenciatura en Teatro, para proyectar nuevas instancias de formación y devolución a la comunidad académica y, más ampliamente, a la sociedad”, agregó.

Hernández Cortes aseguró que sus colegas peruanos impulsaron siempre su plena integración. “Ellos nos decían: queremos que se vayan diciendo soy PUCP. Fue un logro y un gran privilegio, ya que jamas tuve la oportunidad de estudiar fuera del país. Esta experiencia me brindó la posibilidad de realizar estudios de interculturalidad con la gran diversidad existente entre los habitantes de las diferentes regiones peruanas como la selva, la sierra y la costa, aparte de las muchas personas de diferentes partes del mundo eligen vivir allí”, explicó.

La actriz, quien estudió el proceso creativo de las mujeres centrado en temas femeninos, resaltó que todas las puestas teatrales de ese país están empapadas de su historia y de las diferentes culturas y lenguas que conviven. “Tuve diferentes entrenamientos con distintos profesores, como Teresa Ralli, que sigue la corriente de Eugenio Barba”, resaltó.

ÚLTIMA FUNCIÓN

• Hoy a las 21, en el teatro Alberdi (Crisóstomo Álvarez y Jujuy).

Ver crítica:

http://www.lagaceta.com.ar/nota/552164/teatro/mujer-decide-ser-libre-escandaliza-sus-hermanas.html

Comentarios