Sin hablar de alianzas, Massa y Cano cruzaron elogios - LA GACETA Tucumán

Sin hablar de alianzas, Massa y Cano cruzaron elogios

Mitin entre el peronista disidente y el radical

22 Oct 2014
1

Los protagonistas evitaron hablar de acuerdo electoral. Sus entornos, sin embargo, desbordaron de entusiasmo por el acercamiento con vistas a 2015. Finalmente, ayer se tomó la anunciada foto de los diputados Sergio Massa (Frente Renovador) y José Cano(Unión Cívica Radical), quienes aspiran en convertirse en los próximos Presidente y gobernador de Tucumán, respectivamente. Ambos hablaron de “gestos”, de una “agenda conjunta de trabajo”, de “diálogo sin banderías”, todo en el contexto de lo que calificaron como una “nueva forma de hacer política en el país”. 

El encuentro ocurrió a media mañana en el complejo alimenticio San Salvador -dedicado a la fabricación de harina y de pastas-, del empresario local Emilio Luque. Vestidos idénticos (traje negro y camisa blanca sin corbata), Massa y Cano recorrieron las instalaciones. Luego, sonrieron para los flashes y las cámaras de TV y respondieron con evasivas las preguntas sobre si ya había un trato de campaña cerrado. 

“Hay un equipo de trabajo compartido mirando temas. Hay una etapa que se termina. Que es aquella donde suene extraño que dos dirigentes se sienten a hablar de los problemas del país y del futuro”, esquivó el ex intendente de Tigre. “Que un candidato a presidente de un espacio acompañe a un candidato gobernador de otro es un hecho novedoso en la política y tiene que ver con un nuevo esquema de país”, lo secundó Cano.

Intercambiaron elogios y sólo sonrieron cuando se comparó el mitin con el que Massa mantuvo hace semanas con el senador radical Gerardo Morales en Jujuy. 

Minutos después, se despidieron. Massa continuó con su agenda en compañía del ex senador peronista José Carbonell y de Gerónimo Vargas Aignasse, uno de los legisladores locales del FR. En un minibus, se trasladaron junto a colaboradores y dirigentes hasta el barrio El Mirador, de Lastenia.

Pasacalles con las leyendas “Massa Presidente” y “Cano Gobernador” se cruzaron frente a la casa de los peronistas disidentes Sebastián y Pablo Vega. Allí estaba preparado un acto con vecinos de la zona. “Cuando se lanzó la candidatura de Massa y comencé a trabajar con él, me di cuenta de que era el que siempre había soñado como presidente de los argentinos. Hoy sentamos las bases para un entendimiento republicano con el compañero Cano”, bramó Carbonell con la Marcha Peronista de fondo. Massa también discurseó. La salida fue caótica, porque dirigentes y lugareños no querían irse sin una foto con el diputado. 

La próxima parada fue el hotel Sheraton, donde el tigrense se alojó y donde cumpliría con una seguidilla de reuniones políticas y empresariales. Una turba de seguidores de Vargas Aignasse recibió a la comitiva. A coro, gritaban “Massa Presidente” y “Gero Intendente”. “Mentiría si dijera que no me gustaría serlo, pero es muy prematuro. Nunca le pediría a Massa que opere para ponerme de candidato. Lo más sano es hacer una interna”, comentó el parlamentario sonriente. Afirmó también que si Cano es el candidato de Massa, lo apoyaría.

Todos, menos los protagonistas, hablaron ayer de un acuerdo electoral para 2015.

Un café a la madrugada.- En un principio, estaba previsto que Sergio Massa participara la noche del lunes de un asado en la casa del legislador Gerónimo Vargas Aignasse. Como el vuelo del precandidato se retrasó, Vargas Aignasse y otros dirigentes sólo pudieron compartir como bienvenida un café en el hotel Sheraton, donde Massa se alojó.

Con el campo.- Antes de recorrer la fábrica de Luque, Massa y Cano se reunieron con la mesa de enlace, conformada por entidades que representan a los productores agropecuarios. “El 75% de la producción cerealera no se sembrará en Tucumán. Es grave. Hay una situación de quebranto. El Gobierno no está entendiendo la realidad. Las políticas que nos planteó Massa nos dan un poco más de esperanza”, comentó Rafael Sánchez (productor autoconvocado). “Es gravísima la situación del NOA. El productor viene de tres años malos, no hay financiación. Este Gobierno sordo le hace mal al crecimiento de la región”, lamentó el diputado ruralista Juan Casañas (UCR). Al ser consultado sobre cómo veía el radicalismo el acuerdo con el massismo, Casañas afirmó: “el UNEN dará prioridad a los armados provinciales. Massa es el que más mide en intención de voto a presidente en Tucumán. Venimos de una argentina desunida y este es un buen mensaje”.

¿Y el radicalismo?.- “Pertenecemos a un espacio nacional, pero tenemos independencia a la hora de tomar decisiones. En el UNEN se van a respetar los armados con cada uno de los distritos. Vamos hacia un esquema de gobierno en el que el Presidente no tendrá mayoría en el Congreso y se requerirá de mucho consenso”, respondió José Cano sobre cómo caería este acuerdo a la conducción nacional de la UCR.

CON EMPRESARIOS.- Massa compartió el almuerzo con un acotado grupo de empresarios. En un salón privado del octavo piso del hotel, comió con referentes de la construcción; de la industria azucarera y citrícola y del transporte. Participaron, entre otros, Daniel Lucci, Sebastián Robles Terán, Pedro Omodeo, Alberto Guardia, Miguel Mitre, Lucas Fornaciari y Roberto Sánchez Loria, entre otros.

Un barquito de madera.- Luego de dialogar con cada uno de los medios de prensa que lo esperaban en el Hotel Sheraton, Massa partió rápidamente hacia la sede del Arzobispado para reunirse con monseñor Alfredo Zecca. El ex intendente de Tigre no llegó con las manos vacías. El diputado nacional le obsequió una réplica de un barco de madera. “Esto (el regalo) no quiere decir que te tenés que tomar el buque. Representa a Tigre”, bromeó Massa. Zecca le devolvió la ocurrencia con una carcajada. Temas relacionados a la inseguridad que vive el país y la provincia fueron abordados durante el encuentro, según consignó el propio Massa luego de visitar al prelado.

Un mitin exclusivo para peronistas.- Cuando culminó el encuentro con el Arzobispo, Massa retornó al Hotel Sheraton para participar de un acto en que el sólo había lugar para peronistas. Unos 800 dirigentes de la capital y del interior escucharon al tigrense, quien estaba acompañado de los mellizos José y Enrique Orellana, los legisladores Gerónimo Vargas Aignasse y José Teri, y los dirigentes José Carbonell, Víctor Arias, Esteban Dumit (concejal de la capital) y Mario Koltan. También estuvo Mariela Domenicelli (foto superior).

Agasajo en Yerba Buena.- El derrotero de Massa culminó anoche en una casona de Yerba Buena, donde fue agasajado por el concejal massista Mauricio Marcoccia y quien se perfila como candidato a intendente de esa ciudad por este espacio.

Comentarios