Juan Manzur y Osvaldo Jaldo ríen, pero algunos piden por Domingo Amaya

“Con el intendente podemos pelearnos, pero somos justicialistas”

CON PONCHO, EN TRANCAS. Juan Manzur (izquierda) sonríe junto a Osvaldo Jaldo, en la Fiesta del Caballo.  CON PONCHO, EN TRANCAS. Juan Manzur (izquierda) sonríe junto a Osvaldo Jaldo, en la Fiesta del Caballo.
15 Octubre 2014
Las noches del sábado y del domingo los encontraron sonriendo, juntos, en la Fiesta del Caballo de Trancas. El ministro de Salud de la Nación y vicegobernador en licencia, Juan Manzur, fue el invitado especial. El ministro del Interior, Osvaldo Jaldo, el anfitrión. Aunque los alperovichistas aspiran a integrar la fórmula oficial en 2015, un sector de la Casa de Gobierno envía mensajes a diario que dicen que nada está dicho.

El senador nacional y armador alperovichista Sergio Mansilla expresó ayer en rueda de prensa que Manzur y Jaldo “tienen derecho” a expresar sus aspiraciones a suceder al gobernador, José Alperovich. Aclaró sin embargo que no se debe descartar al intendente de la Capital, Domingo Amaya. “No sería extraño que se alíe con nosotros. Sí sería extraño que Amaya haga un acuerdo con (el diputado radical José Manuel) Cano, como se dice por ahí. Hoy parece normal verlos a Cano y a (la senadora radical) Silvia Elías de Pérez junto a (los massistas) José Teri y Gerónimo Vargas Aignasse. Eso no es natural. Natural es una alianza que sirva, que provenga de un mismo espacio. Amaya y nosotros nos podemos pelear, pero somos justicialistas”, afirmó.

La charla se produjo en la Casa de Gobierno, minutos antes de que el senador nacional participara de una reunión con dirigentes de la Sección Oeste, junto a Jaldo. Allí, Mansilla habló sobre el desafío que tendrá el oficialismo de competir sin el nombre de Alperovich en las boletas de candidatos a gobernador. También anticipó que podría postularse como candidato a intendente de Aguilares, su tierra natal, aunque aclaró que será el jefe del PE quien “defina las piezas”.

En el ida y vuelta, Mansilla fue consultado sobre la posible candidatura de Manzur y Jaldo. “Son dos de los más importantes referentes que tenemos en puja por esos dos lugares. Manzur tiene los méritos suficientes para aspirar a lo que crea y el gobernador decida, igual que el ministro Jaldo. Pero los que estamos cerca de donde se toman las decisiones, sabemos que será en los primeros meses del año que viene. Tienen derecho a hacerlo, conversando con intendentes, comisionados rurales, dirigentes territoriales, legisladores, y cuando el gobernador defina, se sabrá”, remarcó el senador nacional. Luego, cuando se le consultó por un aparente distanciamiento de Amaya, el ex intendente de Aguilares les restó importancia a los cruces mediáticos de los últimos meses. “Él venía acompañando el proyecto político, siendo intendente de casi el 40% de los habitantes de la provincia. Hubo algunas situaciones, a mi entender personales, que distanciaron un poco la relación (con la Casa de Gobierno). Pero la política es así”, matizó Mansilla.

Desde el mes pasado, Manzur y Jaldo recorren la provincia repitiendo un discurso en el que señalan que el gobernador “les dio la orden de salir a caminar”, aunque no les confirmó si serán los postulantes del Frente para la Victoria (FpV). La semana que pasó, el ministro de Salud de la Nación llevó ante los integrantes de “la vieja guardia peronista” al ministro del Interior, en un asado en el que se festejó el cumpleaños del legislador oficialista Rolando “Tano” Alfaro. Este fin de semana, Jaldo invitó a Manzur a la Fiesta del Caballo, en Trancas. El vicegobernador en uso de licencia estuvo con los alperovichistas Gregorio García Biagosch y Alejandro Martínez, y con Andrés “Puchero” Galván, del Partido de los Trabajadores. También se fotografió con el intendente de Simoca, el radical Luis González. Allí se mostraron sonrientes. Pero el nombre de Amaya aún resuena.

Comentarios