Obreros reclaman casas sociales y la intervención del sindicato

El titular de la delegación local de la Uocra, Adrián Santillán, asegura que hay radicales detrás de la protesta que realiza un sector disidente

12 Oct 2014
La inestable situación laboral de los trabajadores comenzó a incomodar a la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra). En los últimos días, surgieron reclamos de obreros que hacen foco en dos cuestiones: la abundancia de empleados en negro y el incumplimiento del punto del convenio que prevé que el 5% de las casas que construya el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) debe destinarse a trabajadores del sector.

Reclaman que renuncie el titular del gremio, Adrián Santillán. “De hace 20 años tenemos un cupo 5% de todo lo que haga el Ipvdu, y no se está cumpliendo. Presentamos una denuncia en la Justicia; queremos que se investigue dónde van esas viviendas. Estoy seguro de que el gobernador, José Alperovich, no sabe; le pedimos que investigue”, dijo Antonio Cortés. Y cargó contra Santillán: “queremos que se vaya; la intervención está cerca. Si el compañero Gerardo Martínez (titular nacional de la Uocra) quiere mandar un delegado normalizador que lo haga; pero que pongan directivos que trabajen por los trabajadores”.

Santillán afirmó que la protesta responde a intereses políticos. “Todo es falso; es un teatro generado por dos abogados, uno radical, al que le dicen ‘El Chino’, y una mujer, que pretenden apoderarse de la seccional. La gente que protesta no trabaja en la construcción: ni en nuestra seccional, ni en Secretaría de Trabajo, ni en el Ministerio de Trabajo hay registro de que trabajen en negro; es político”, señaló. LA GACETA le preguntó si cuando hablaba de “El Chino” se refería al ex legislador de la Unión Cívica Radical Juan Roberto Robles. “Desconozco, no puedo dar fe”, respondió; e insistió con que se trata de una protesta política: “hay muchos menores de edad a los que les pagaron $ 100 (para protestar)”.

Comentarios