Cristina teje alianzas contra los fondos buitres

En su reclamo contra Estados Unidos, la Presidenta insistió con el bloqueo que ese país realiza a la comercialización de limones. “Vienen a darnos clase de libre comercio, pero ha tenido varias denuncias por proteccionismo económico”, resaltó. En Nueva York, la mandataria se reunió con el titular de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y con el financista George Soros

EDIFICIO DE LUJO. Cristina Fernández recibió a George Soros en el Hotel Mandarín Oriental, ubicado frente al Central Park de Nueva York. telaM EDIFICIO DE LUJO. Cristina Fernández recibió a George Soros en el Hotel Mandarín Oriental, ubicado frente al Central Park de Nueva York. telaM
22 Septiembre 2014
NUEVA YORK/BUENOS AIRES.- La presidenta, Cristina Fernández, criticó ayer al gobierno de los Estados Unidos por proteccionismo económico, a la vez que destacó la mayoría aplastante que recibió su país en Naciones Unidas sobre la reestructuración de la deuda soberana. “En estos últimos 10 años, las exportaciones de Estados Unidos a la Argentina han crecido el 260%, casi el doble de lo que crecieron sus exportaciones a otros países”, dijo la jefa de Estado, y señaló que en contrapartida la Argentina aún tiene problemas con la exportación de limones al país norteamericano.

“Vienen a darnos clase de libre comercio, (Estados Unidos) ha tenido varias denuncias por proteccionismo económico”, sostuvo la mandataria. En una reunión con representantes de centrales sindicales de la región en Nueva York, la presidenta aseguró que el modelo argentino no ha sido un mal negocio para Washington.

En su primera jornada en Nueva York, Cristina se reunió con el secretario general de las ONU, Ban Ki-moon, con representantes de centrales gremiales internacionales y con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno. La jefa del Estado exhortó a la urgente creación de un marco regulatorio mundial para las deudas soberanas, iniciativa que fue impulsada por la Argentina y semanas atrás recibió un amplio respaldo en la ONU.

La Presidenta se explayó sobre la disputa argentina con los denominados “fondos buitre”, en un adelanto de lo que se espera que sea su discurso de mañana ante la Asamblea General de la ONU.

La titular del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) alertó que si no hay una regulación del tema, existe el peligro de que los embates de esos fondos especulativos afecten la unidad de las naciones.

Esto sucedió en medio de la pelea entre la Argentina y los holdouts, que litigaron en la Justicia norteamericana para cobrar el 100% de los bonos que entraron en default a fines de 2001.

Se trata de alrededor de un 1% de los bonistas que no aceptaron quitas, a diferencia del 92,4% de los acreedores que ingresó en los canjes de deuda de 2005 y 2010.

La justicia norteamericana ordenó a la Argentina abonar U$S 1.330 millones en un solo pago y efectivo a esos fondos.

Hasta que no cumpla esa sentencia, la Justicia trabó meses atrás un pago de la deuda reestructurada, lo que para las principales agencias calificadoras de riesgo significó el ingreso del país en una “cesación de pagos selectiva”. El Gobierno nacional rechazó esa calificación, argumentando que pagó su deuda reestructurada al realizar el depósito y que fue la Justicia la que trabó el pagó.

Al explicar esta situación frente a los sindicalistas en Nueva York, la jefa de Estado subrayó el riesgo que implicaría cumplir la sentencia del juez de Nueva York, Thomas Griesa.

“No es ‘no llores por mí Argentina’, es no llores por mí the world, el mundo”, dijo la presidenta, que destacó el respaldo de una mayoría aplastante que recibió en Naciones Unidas la iniciativa para la reestructuración de deuda soberana. “Argentina es un espejo en el cual se vieron reflejados muchos países del mundo”, sostuvo.

“Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, citó la mandataria un refrán al hablar del apoyo que logró Argentina en la ONU.

Cristina también se reunió ayer con el financista George Soros, en el Hotel Mandarín, donde se hospeda la mandataria, y pese a que había expectativa con que se podía tratar el tema de los holdouts en el encuentro, desde Presidencia no se brindaron detalles sobre el diálogo.

En la reunión que cerró la agenda de actividades de la Presidenta, participaron también el canciller Héctor Timerman, el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini y el vocero Alfredo Scoccimarro.

Como lo hizo en cada uno de sus mensajes sobre el tema, la mandataria resaltó en diálogo con los sindicalistas que el objetivo de los fondos buitre es “escarmentar” a la Argentina que tiene un modelo de desarrollo que no se basó en las indicaciones del Consenso de Washington y así tirar abajo la reestructuración de la deuda.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, aseguró ayer a la Presidenta que los estados miembros de esa organización deberían “discutir más” sobre el problema de la deuda argentina y destacó los “esfuerzos” que realizó el país para su reestructuración. A su vez, la jefa de Estado aprovechó la oportunidad para confirmar que se abonará el 30 de este mes U$S 187 millones, en cumplimiento de sus obligaciones y volvió a quejarse por el dinero que, según el fallo de Griesa, “quedó en el limbo”. (DPA-DyN)

Comentarios