“Al Papa le preocupa la gobernabilidad del país”

Uno de los encargados del protocolo vaticano adelantó que en la agenda, el Sumo Pontífice incluirá su interés por el proceso democrático

17 Septiembre 2014
BUENOS AIRES.- El sacerdote Guillermo Karcher, uno de los encargados del protocolo en el Vaticano, admitió ayer que al papa Francisco le preocupa la gobernabilidad de la Argentina, por lo cual defiende el proceso democrático para que la presidenta, Cristina Fernández, culmine su mandato con normalidad.

Karcher hizo estas declaraciones, en el marco del encuentro que el sábado mantendrán la jefa de Estado y el Sumo Pontífice durante un almuerzo en Santa Marta.

“A él le preocupa la gobernabilidad, le preocupa la sana democracia, él es argentino. Me parece auspicioso acompañar este proceso democrático porque nos hace bien a todos”, destacó el sacerdote en diálogo con radio América.

El ceremoniero pontificio contestó de esta manera cuando le preguntaron si al Papa le preocupaba la transición del final de mandato de Cristina, en 2015.

Cuando lo consultaron si el ex arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio plantea que hay que cuidar a la Presidenta, Karcher respondió: “También lo quiere decir, seguramente”. Luego manifestó que el almuerzo que compartirán el papa Francisco con la Presidenta se realizará en un comedor de la residencia de Santa Marta.

“No hay tiempos, va a durar todo lo que sea necesario. Es un encuentro entre dos jefes de Estado, así también hay que contemplar, y además entre dos argentinos”, resaltó.

En un tramo de la entrevista lo indagaron sobre la posibilidad de que en la reunión se hable sobre la cuestión de los fondos buitre, por lo que Karcher aclaró: “Todo es parte de una conversación muy amplia”.

“Hay que ver que el Papa en este momento tiene una posición panorámica y una visión muy amplia de cualquier argumento que se trate, así que no hay nada excluido”, aseveró.

Este será el cuarto encuentro que la mandataria tendrá con el papa Francisco, ya que dos veces estuvo con él en el Vaticano, y una vez cuando el Sumo Pontífice visitó la ciudad brasileña de Río de Janeiro. La reunión y almuerzo del sábado fue una invitación que el Papa le hizo a la jefa de Estado.

La Presidenta partirá mañana desde el aeroparque metropolitano rumbo a Roma, para cumplir con el almuerzo pactado el sábado a las 13 en Santa Marta.

Después, la primera mandataria irá hacia Nueva York, donde participará de la Asamblea anual de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para iniciar el lunes una seria de entrevistas que incluyen a George Soros, dirigentes sindicales de organizaciones internacionales, empresarios y representantes económicos y financieros. (DyN)

Comentarios