Dos historias de científicos geniales hacen ruido en el Festival de Toronto

ALABADO. Benedict Cumberbacht,  en la piel de Alan Turing.  ALABADO. Benedict Cumberbacht, en la piel de Alan Turing.
11 Septiembre 2014
El Festival de Cine de Toronto (TIFF) termina el domingo y el mundo está pendiente de su veredicto porque tiene bien ganada su fama de semillero de nominaciones y películas ganadoras del Oscar.

“Slumdog millionaire” (“Quién quiere ser millonario”, de Danny Boyle), “The King’s speech”, (“El discurso del Rey”, Tom Hooper) y “12 years of slave” (“12 años de esclavitud”, Steve McQueen) ganaron en Toronto y luego obtuvieron la estatuilla dorada de la Academia de Hollywood. Sin embargo, a diferencia del año pasado, cuando solo se hablaba del drama esclavista, esta vez no hay ninguna apuesta segura, informó DPA.

Los títulos que más se acercan a lo que en inglés se denominada “Oscar buzz” -es decir, una película que hace ruido para el Oscar- son el drama “The imitation game” (sin nombre en castellano todavía), del director noruego Morten Tyldum (autor de “Headhunters”), y “The theory of everything” (ídem), del inglés James Marsh.

En la primera, el británico Benedict Cumberbatch fue alabado por su interpretación del matemático de Cambridge, Alan Turing, así como su coestrella, Keira Knightley. En tanto, “The theory...” es considerada por muchos críticos una gran candidata a los Oscar y a los Bafta. Se centra en la historia de amor entre el físico británico Stephen Hawking y su esposa, Jane. De lo que nadie duda es que su protagonista, el joven inglés Eddie Redmayne (”Los miserables”), es un firme candidato a ser nominado como mejor actor. Entre las mujeres suena fuerte el nombre de Reese Whiterspoon por su actuación en “Wild”, lo nuevo del director de “Dallas Buyers Club”, el canadiense Jean-Marc Vallée.

Aunque en su caso las opiniones estén un poco más divididas, Jennifer Aniston podría entrar en la carrera por “Cake”, de Daniel Barnz. Otros nombres en danza son los de la pelirroja Jessica Chastain por “Miss Julie”, dirigida Liv Ullman, y el de Julianne Moore por “Still Alice”, de Richard Glatzer y Wash Westmoreland.

De todas formas, habrá que aguardar a ver quién gana el domingo el premio del público del TIFF, que siempre ha sido una buena antesala de los Oscar.

Comentarios