Chile sufrió el peor atentado desde el regreso de la democracia

La explosión produjo heridas a ocho personas. Bachelet dijo que se trata de un “acto abominable”. Buscan a dos jóvenes que huyeron en un auto Estalló una bomba en un restaurante de una de las estaciones de subte en la capital

09 Sep 2014
2

DESTROZOS. Así quedó la estación Escuela Militar donde está ubicado el restaurante. El artefacto explosivo se encontraba dentro de un basurero. diario4v.com

SANTIAGO.- Los chilenos quedaron en estado de conmoción ayer, tras el estallido de una bomba en una zona comercial junto al metro de la capital, en lo que se considera el peor atentado con explosivos desde el regreso de la democracia al país hace más de dos décadas. Ocho personas quedaron heridas. La explosión ocurrió en un restaurante de comida rápida sobre la estación del tren subterráneo Escuela Militar, poco después de las 14 (hora local) en la semana que se conmemora el aniversario del golpe del dictador Augusto Pinochet que depuso en 1973 al socialista Salvador Allende.

Los pasillos del restaurante se llenaron de humo, varios locales comerciales cercanos sufrieron daños y los servicios de emergencia atendieron a los heridos en las calles de la comuna de clase acomodada Las Condes

Una de las personas heridas por el estallido sufrió una fractura expuesta de cadera y otra la amputación de algunos dedos. Otra de ellas, un ingeniero venezolano de 35 años, resultó con una fractura en la pierna izquierda. Ninguno de los heridos -cuatro hombres y tres mujeres- corre peligro de muerte. El artefacto explosivo detonó dentro de un basurero.

La zona fue rodeada por fuerzas especiales de la policía y el servicio del subterráneo fue suspendido brevemente en la estación después del estallido. El área comercial donde ocurrió es muy concurrida por ser un punto de transbordo del transporte público y estar cerca de muchas oficinas. Las cámaras de seguridad mostraron que los autores fueron dos jóvenes que escaparon en un auto que pudo ser identificado.

“Chile es un país tranquilo pero no cabe duda que hay personas que han agredido hoy a personas inocentes”, dijo el ministro de Interior, Rodrigo Peñailillo. “El Gobierno no va a descansar para que estas personas lo antes posible estén tras las rejas”, agregó.

La presidenta socialista Michelle Bachelet visitó a algunos de los afectados y dijo que se trató de “un atentado muy grave y un acto abominable”, pero descartó la existencias de terroristas en Chile, pese a que el portavoz del Gobierno, Alvaro Elizalde, calificó el hecho como terrorista y dijo que el gobierno invocará la ley especial contra ese delito. La oposición de derecha criticó la política de seguridad oficial y pidió que se aplique todo el rigo de la ley. (Reuters-especial)

Comentarios