Sobre Manuela Pedraza

La heroína en algunos nuevos documentos.

21 Jul 2014
2

SANTIAGO DE LINIERS. Bocetos de Charles Fouqueray, para retratar al prócer que tomó medidas de reconocimiento a favor de la valiente tucumana. la gaceta / archivo

Poco se sabe en materia de datos biográficos precisos de la tucumana Manuela Pedraza. Lo conocido es su rol de heroína de la reconquista de Buenos Aires en 1806, donde combatió al lado de su marido y vestida de hombre, ultimando a un soldado enemigo, al que arrebató el fusil. La historiadora Cristina Minutolo añade algunas nuevas referencias documentales, en el número 13 de los “Anales” del Instituto Nacional Belgraniano.

El 25 de mayo de 1807, el Cabildo porteño accedía al pedido del virrey Santiago de Liniers, quien recomendaba a Manuela Hurtado y Pedraza, ex soldado de los Blandengues. Le acordaba una gratificación de 50 pesos por única vez; y a partir de junio, mientras durase la guerra con los ingleses, el sueldo de “soldado del Cuerpo de Artillería de la Unión”.

Su firma, como Manuela Hurtado y Pedraza, “natural de Tucumán y avecindada en Buenos Aires”, está en un documento donde pide a la corporación un porcentaje “del caudal de presas a que se consideraba acreedora”. En nota al margen, Liniers ordena darle 10 pesos a cuenta.

El rey de España, otorgó grado de subteniente a la tucumana. Minutolo transcribe el despacho, fechado 24 de febrero de 1807 en el Palacio del Pardo. Comienza diciendo: “El Rey, por cuanto atendiendo al valor y distinguida acción de doña Manuela La Tucumanesa, combatiendo al lado de su marido en la Reconquista de Buenos Aires, he venido en concederle el grado y sueldo de Subteniente de Infantería”. Mandaba que desde los capitanes generales hasta los soldados, “le guarden y hagan guardar las honras, gracias, preeminencias y excepciones que por razón de dicho grado le tocan”.

En Esta Nota

Buenos Aires
Comentarios