Una batalla familiar que entraña sorpresas - LA GACETA Tucumán

Una batalla familiar que entraña sorpresas

05 Jul 2014
1

TIEMPO REAL. La historia se desarrolla en 80 minutos: lo que dura la obra.

La escena inicial muestra el conflicto de una pareja que se disputa una casa y los bienes de una herencia. Discuten delante de una adolescente, que es testigo de la actitud agresiva y calculadora de la mujer. La pelea saca a relucir viejos rencores y parece desnudar de entrada el perfil de los personajes, en la obra “Nos hubiéramos amado tanto”, de Cristina Hynes O’Connor, quien también la dirige.

El texto fue premiado en 2005 en el Concurso Regional de Dramaturgia Bernardo Canal Feijóo y se estrenó al año siguiente. En esta oportunidad, se mantienen los roles protagónicos a cargo de Melanie Cores y Marcos Acevedo, y el elenco se completa con la joven Melanie Nacul, que hace su presentación profesional en la escena tucumana.

“Nos hubiéramos amado tanto” plantea un conflicto familiar en el que el espectador suele encontrar el espacio para sentirse identificado. El amor, la amistad, el rencor, la risa y el dolor, los sentimientos más nobles y los más bajos se alternan sin tregua entre sus personajes. Pero además la trama esconde grandes sorpresas para el público, porque “no todo es como parece”, advirtió la autora.

“La obra muestra un conflicto familiar bastante denso. Y tiene la particularidad de ser una obra en tiempo real, es decir que todos los conflictos que viven sus personajes suceden en esos 80 minutos que transcurren ante los espectadores”, señaló Hynes.

El título hace referencia a un célebre filme del italiano Ettore Scola (“Nos habíamos amado tanto”), pero la directora aclaró que es sólo un homenaje y que la película no tiene nada que ver con su argumento. “Se relaciona solamente en el tema, en la valoración de los afectos nacidos en los años más jóvenes”, señaló.

ESTRENA HOY

• A las 22 en El Árbol de Galeano (Virgen de la Merced 435).


Comentarios